» Convocatorias

  • convo-desa-581 Convocatoria “Seminario sobre Desarrollo Humano en la Región Transfronteriza Sonora Arizona SDHT ” 2015-2016 »

    El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, El Colegio de Sonora, El Colegio de la Frontera Norte, El Colegio de la Frontera Sur, Universidad [...]

» Novedades Editoriales

  • liberalismo-577 Los efectos del liberalismo en México. Siglo XIX. »

    Los efectos del liberalismo en México. Siglo XIX. (2015, COLSON) coordinado por Antonio Escobar Ohmstede, José Marcos Medina Bustos y Zulema Trejo.

  • crisiseco-577 Crisis económica y política antiinmigrante. Efectos en familias mixtas en Estados Unidos y México. »

    Crisis económica y política antiinmigrante. Efectos en familias mixtas en Estados Unidos y México. (2015, COLSON) coordinado por Gloria Ciria Valdéz Gardea y Alvaro Bracamonte [...]

  • sonora15-577 Sonora 2015 »

    Sonora 2015: Balance y perspectivas de la alternancia, coordinado por Alvaro Bracamonte Sierra, Gloria Ciria Valdéz Gardea y Álex Covarrubias (2015, COLSON)

FOTO DE LA SEMANA: “Observatorio Tolteca”

La imagen fue capturada por Janeth Schwarzbeck en Tula, Hidalgo.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

fuera-585

Los deficientes servicios de agua potable en México

Alejandro Salazar Adams*

Los servicios de agua potable en Sonora son de mala calidad a pesar de que se localizan en una región muy árida. Desafortunadamente no son la excepción, ya que la mayoría de los organismos operadores de agua en México presentan grandes deficiencias: pierden grandes cantidades de agua, la calidad del agua es mala, el servicio es discontinuo y además sus costos exceden a sus ingresos, por lo que normalmente están endeudados.

Solo una minoría de organismos operadores de agua tiene un desempeño aceptable como es el caso de Monterrey, Tijuana, Saltillo o León. El origen de los problemas en los servicios de agua potable es  complejo, pero los organismos con buen desempeño generalmente tienen ciertas características que los distinguen de los que son operados de forma inadecuada.

Primeramente, en los buenos servicios de agua potable todas las tomas tienen medidor y el cobro se hace con base en la cantidad consumida. En cambio en los deficientes, muchas de las tomas no cuentan con dispositivo de medición, y en muchas de las que sí tienen medidor, el consumo no se mide.  Segundo, los buenos servicios de agua potable se caracterizan por cobrar efectivamente por el agua que proporcionan, con niveles de cobranza de entre 98 y 100 por ciento.

Los servicios deficientes en cambio tienen amplios niveles de adeudo y cartera vencida. La falta de medición y de cobranza afecta a los sistemas debido a que al no medir ni cobrar con base en la medición, permiten que los usuarios consuman mucha más agua de lo que harían si tuvieran que pagar por la cantidad de agua que consumen, elevando los costos de operación y afectando a las fuentes de agua que tienden a agotarse más rápidamente. También afecta a los sistemas de agua porque al no cobrar, éstos no cuentan con suficientes recursos para cubrir los costos de operación y mucho menos para invertir en la infraestructura de la red de agua, lo que genera pérdidas de agua van acompañadas de interrupciones del servicio y mala calidad del producto.

Finalmente,  en los buenos servicios de agua potable, el personal es nombrado con base en su capacidad, mientras que en los deficientes, los puestos se utilizan como un botín que se reparte entre amigos y aliados políticos, por lo que no cuentan con personal capacitado para operar el servicio. Además, las personas que llegan como resultado de sus alianzas políticas no tienen  interés en el mejoramiento del sistema, sino beneficiarse del puesto, por lo que tienden a utilizar los recursos del organismo de agua para promover sus carreras políticas, beneficiar a sus amigos con contratos y otorgar a sus simpatizantes y camaradas descuentos y exenciones de pago, lo que afecta a las finanzas del sistema y provoca que no haya recursos para operar de forma adecuada.

Por todo lo anterior, la mejora de los sistemas de agua potable requiere desvincular su gestión de los procesos políticos, es decir que cuenten con autonomía administrativa para que no interfieran en su manejo intereses ajenos.

Otro aspecto fundamental es la medición de los consumos para recaudar ingresos por el servicio, de tal forma que se cuente con recursos necesarios para su operación y mejora. En general, los buenos organismos de agua potable se manejan como empresas y no como oficinas de gobierno. Por ejemplo, Aguas de Saltillo es una empresa público-privada que proporciona un buen servicio con tarifas menores que las de Agua de Hermosillo, que opera con grandes pérdidas de agua y dinero.

La gestión del agua potable es un tema que se estudia en El Colegio de Sonora en la Maestría y Doctorado en Ciencias Sociales, en la línea de Análisis y Evaluación de Políticas Públicas. Actualmente se encuentra abierta la convocatoria de ingreso, que se puede consultar en la página de El Colegio (www.colson.edu.mx).  El tema también se estudia en la Maestría en Gestión Integral del Agua, la cual inició sus actividades el pasado 14 de agosto.

*Profesor-investigador de El Colegio de Sonora.