» Convocatorias

  • convo-desa-581 Convocatoria “Seminario sobre Desarrollo Humano en la Región Transfronteriza Sonora Arizona SDHT ” 2015-2016 »

    El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, El Colegio de Sonora, El Colegio de la Frontera Norte, El Colegio de la Frontera Sur, Universidad [...]

» Novedades Editoriales

  • liberalismo-577 Los efectos del liberalismo en México. Siglo XIX. »

    Los efectos del liberalismo en México. Siglo XIX. (2015, COLSON) coordinado por Antonio Escobar Ohmstede, José Marcos Medina Bustos y Zulema Trejo.

  • crisiseco-577 Crisis económica y política antiinmigrante. Efectos en familias mixtas en Estados Unidos y México. »

    Crisis económica y política antiinmigrante. Efectos en familias mixtas en Estados Unidos y México. (2015, COLSON) coordinado por Gloria Ciria Valdéz Gardea y Alvaro Bracamonte [...]

  • sonora15-577 Sonora 2015 »

    Sonora 2015: Balance y perspectivas de la alternancia, coordinado por Alvaro Bracamonte Sierra, Gloria Ciria Valdéz Gardea y Álex Covarrubias (2015, COLSON)

FOTO DE LA SEMANA: “Roedor”

La imagen fue capturada por Antonio Morales.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

ysin-587

Amarga despedida

Nicolás Pineda*

Final de película estamos teniendo en este sexenio. Manifestaciones, hundimientos de pavimento, bloqueo de calles, carestía generalizada en el gobierno, gobernador desaparecido. Y para colmo, el escándalo del tráfico de bebés con búsqueda internacional de los culpables y la señorita Laura diciendo que ella va a meter a la cárcel a los culpables. Qué pase el desgraciado… ¿Qué falta para los días que nos quedan?

Mientras tanto, para despedir el sexenio, me entretengo adaptándole la canción Amarga Navidad de José Alfredo Jiménez: “Acaba de una vez, de un solo moche. ¿Por que quieres matarnos poco a poco? Si va allegar el día que nos abandones. Prefiero, corazón, que sea sin moches”.

El que calla, otorga
¿Es cierto o falso que haya habido mucha corrupción y desorden en el gobierno estatal de Guillermo Padrés? El PRI hizo su campaña sobre este supuesto de la gran corrupción en el gobierno panista de Sonora y ganó las elecciones. Los medios han exhibido muchos abusos y desorden. Se ha consolidado incluso una condena pública a este gobierno. Sin embargo, las instituciones de justicia no han actuado y no parecen estar reaccionando. Pareciera que se trata de un hecho inusitado para el cual no existen correctivos ni instituciones vigilantes.

Lo que parece confirmar la visión de corrupción y desorden en el gobierno padresista es el propio silencio. Durante los últimos meses del gobierno, el gobernador y sus funcionarios han dejado de aparecer en público y no hacen declaraciones. Doblaron las manos y no nos están ofreciendo una visión alternativa de la situación. Al callar, están concediendo y confirmando que lo que se dice, es cierto. Como ciudadano observador de la vida política estatal, lamento mucho el silencio que guardan las autoridades estatales ya que con ello se consolida y confirma la visión de que este sexenio ha sido un mal gobierno.

Faltan preguntas y explicaciones
Otra cosa es tratar de explicarnos lo que ha sucedido y tratar de tomar medidas para que no se repita. La explicación de nuestra realidad es todavía un rompecabezas al que le faltan muchas piezas y no nos aporta una imagen congruente.

¿Dónde estuvo la falla? ¿Qué se puede hacer para que esta situación de desorden no se repita?
Por un lado, el equipo de gobierno hizo gala de incompetencia y falta de méritos para los puestos que desempeñaron. ¿No había antecedentes que nos anticiparan esta característica? ¿Fuimos engañados cuando votamos en el 2009 contra el PRI? ¿No nos va a pasar lo mismo ahora votando contra el PAN? Lo cierto es que siempre votamos a ciegas y nunca tenemos la información personal que requerimos sobre nuestros candidatos. Todos nos presentan una cara bonita y falsa.

Por otro lado, también es cierto que el poder echa a perder a los gobernantes. Se marean y pierden piso; se sienten invulnerables. Además, carecemos de instituciones fuertes y autónomas que les hagan contrapeso. Las que existen también fueron cooptadas y corrompidas. El Supremo Tribunal de Justicia, el Congreso, la Comisión de Derechos Humanos, el Tribunal Electoral, el de lo Contencioso y muchas otras instituciones han sido partidizadas y pervertidas. Si no somos todavía un Estado fallido, estamos cerca de serlo.

Cantemos entonces para despedir este sexenio: “Septiembre me gusto pa’ que te vayas. Que sea tu cruel adiós mi fiesta patria. No quiero comenzar sexenio nuevo, con un gobernador, que hace tanto mal. Y ya después que pasen muchas cosas, que estés arrepentido, que tengas mucho miedo, vas a saber que aquello que dejaste, fue lo que mas quisiste, pero ya no hay remedio”.

*Profesor-investigador de El Colegio de Sonora. nicolas.pineda.p@gmail.com