» Convocatorias

  • convo-desa-581 Convocatoria “Seminario sobre Desarrollo Humano en la Región Transfronteriza Sonora Arizona SDHT ” 2015-2016 »

    El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, El Colegio de Sonora, El Colegio de la Frontera Norte, El Colegio de la Frontera Sur, Universidad [...]

» Novedades Editoriales

  • liberalismo-577 Los efectos del liberalismo en México. Siglo XIX. »

    Los efectos del liberalismo en México. Siglo XIX. (2015, COLSON) coordinado por Antonio Escobar Ohmstede, José Marcos Medina Bustos y Zulema Trejo.

  • crisiseco-577 Crisis económica y política antiinmigrante. Efectos en familias mixtas en Estados Unidos y México. »

    Crisis económica y política antiinmigrante. Efectos en familias mixtas en Estados Unidos y México. (2015, COLSON) coordinado por Gloria Ciria Valdéz Gardea y Alvaro Bracamonte [...]

  • sonora15-577 Sonora 2015 »

    Sonora 2015: Balance y perspectivas de la alternancia, coordinado por Alvaro Bracamonte Sierra, Gloria Ciria Valdéz Gardea y Álex Covarrubias (2015, COLSON)

FOTO DE LA SEMANA: “Roedor”

La imagen fue capturada por Antonio Morales.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

vialibre-587

Gobierno inspirador

Alvaro Bracamonte Sierra*

Supongo que las autoridades que entrarán en funciones el próximo domingo ya tienen un diagnóstico general del estado que guarda la administración pública estatal. Pocas dudas habría de que su contenido estará resaltando los múltiples rezagos que acumulan los organismos paraestatales, los descentralizados y las dependencias de la administración central. Seguramente en todos los casos los problemas presupuestales detectados son asfixiantes y los asuntos sin resolver crecen como la espuma. Una expresión de esa realidad es la protesta realizada por académicos y personal administrativo de El Colegio de Sonora la semana pasada: Salieron a las calles a manifestarse porque no se les había pagado la quincena. Ahora se sabe que la institución lleva casi tres meses sin recibir el subsidio correspondiente aun cuando el recurso está etiquetado. Los trascendidos indican que este tipo de irregularidades se repite en varias universidades y centros educativos de la entidad.

El diagnóstico referido muy probablemente registra que los operativos contra el dengue o los rondines de rutina que debiera hacer personal de la Secretaría de Salud por restaurantes y establecimientos para checar condiciones de salubridad, se realizan a medias o no se realizan debido a la falta de recursos: ni para la gasolina hay, dicen algunos. Si el número de casos de dengue aumenta al final del año o si se presenta un incremento de infecciones gastrointestinales sabremos que la causa tuvo que ver con el incumplimiento de las tareas de prevención establecidas en el programa anual de trabajo de las dependencias responsables. En todos los casos el incumplimiento está directamente ligado a la errática administración de los recursos públicos. La dimensión de esta problemática debería quedar aclarada con un sencillo arqueo de las finanzas públicas. Es probable que corrigiendo el desaseo administrativo se normalice el ejercicio presupuestal y se logre superar la incertidumbre que prevalece en buena parte de las dependencias estatales. Pero también puede ocurrir que los aprietos financieros tengan un origen estructural, es decir que la regularización del gasto no cristalice pronto a pesar de los correctivos que se alcancen a aplicar.

En este escenario, se requerirían severos ajustes que derivarían en mayores apuros en las dependencias que ya de por sí se hallan en problemas. Este escenario no solo es posible sino que las probabilidades de que sea frente al que estamos, son muy altas. Si a ello se suman los recortes anunciados en el Tercer Informe de Gobierno de EPN, entonces, como lo hemos insinuado en anteriores entregas en este mismo espacio, las restricciones presupuestales serán mayúsculas para el gobierno entrante. El horizonte que se vislumbra no es muy alentador que digamos: mayores necesidades rezagos acumulados y menor presupuesto.

En tales circunstancias, la nueva administración debe plantearse alternativas diferentes para hacer más con menos; deberá ser verdaderamente eficiente con los limitados recursos utilizables, pero sobre todo tiene la responsabilidad de trazarse una forma distinta de ejercer el poder. Deberá intentar ser un gobierno inspirador, es decir, capaz de granjearse la confianza de la ciudadanía para que ésta se involucre y contribuya con el gigantesco esfuerzo requerido para remontar el sinfín de problemas que se heredan, entre los cuales destacan: un deficiente servicio de transporte, carpeta asfáltica severamente dañada en calles y avenidas de muchas ciudades del estado, deficiencias en el sistema hospitalario con desabasto de medicinas y material quirúrgico, problemas con los servicios en distintas escuelas, etcétera. En resumen, frente a un horizonte de rezagos y austeridad la clave es que en la gestión entrante se logren propuestas y soluciones inspiradoras. No hay de otra.

EL 2018 A LA VISTA
El propio Presidente en el Tercer Informe dio la voz de arranque del proceso electoral 2018. Lo hizo desacreditando el supuesto populismo de AMLO, en un ataque que no deja de sorprender y que oficialmente coloca al tabasqueño como el enemigo a vencer en las próximas presidenciales. No olvidemos que en Sonora López Obrador obtuvo más de 250 mil votos en el 2006 y un poco menos en el 2012 y que, en el caso de Hermosillo, sus votos aumentaron de 40 mil a cerca de 70 mil en esos mismos años. Si las encuestas publicadas son correctas y AMLO efectivamente encabeza las preferencias electorales, entonces tendrá sentido el extraño y atípico ataque del mandatario federal. Pareciera una reedición de la diatriba foxista contra el perdurable político tabasqueño.

*Doctor en Economía. Profesor-Investigador de El Colegio de Sonora