» Convocatorias

  • convo-desa-581 Convocatoria “Seminario sobre Desarrollo Humano en la Región Transfronteriza Sonora Arizona SDHT ” 2015-2016 »

    El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, El Colegio de Sonora, El Colegio de la Frontera Norte, El Colegio de la Frontera Sur, Universidad [...]

» Novedades Editoriales

  • liberalismo-577 Los efectos del liberalismo en México. Siglo XIX. »

    Los efectos del liberalismo en México. Siglo XIX. (2015, COLSON) coordinado por Antonio Escobar Ohmstede, José Marcos Medina Bustos y Zulema Trejo.

  • crisiseco-577 Crisis económica y política antiinmigrante. Efectos en familias mixtas en Estados Unidos y México. »

    Crisis económica y política antiinmigrante. Efectos en familias mixtas en Estados Unidos y México. (2015, COLSON) coordinado por Gloria Ciria Valdéz Gardea y Alvaro Bracamonte [...]

  • sonora15-577 Sonora 2015 »

    Sonora 2015: Balance y perspectivas de la alternancia, coordinado por Alvaro Bracamonte Sierra, Gloria Ciria Valdéz Gardea y Álex Covarrubias (2015, COLSON)

FOTO DE LA SEMANA: “Lago titicaca”

La imagen fue capturada por Cindy Martínez.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

ysinembar-589

El gobierno estatal se endeudó para comprar caro

Nicolás Pineda P.*

Hay muchas preguntas sobre el comportamiento financiero del gobierno de Guillermo Padrés; se dice que se desvió dinero público para beneficio personal de los funcionarios.
La revisión de las cuentas que hace cada año el Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización (ISAF) es el medio oficial e institucional para detectar este tipo de comportamientos. El 30 de agosto pasado, el ISAF entregó al Congreso estatal la revisión del año 2014. Es un documento de 1045 páginas. Lo reviso para ver si hay indicios del desorden financiero del gobierno que acaba de concluir.

Se sirvió con la cuchara grande

En el 2013, el gasto estatal fue de 43,769 millones de pesos. Para el año 2014, el presupuesto aprobado fue de 46,442 millones. Es decir, fue 6 por ciento superior al año anterior. Esa fue la previsión presupuestal.

Pero los ingresos efectivos que tuvo el gobierno del estado durante el año fueron de 60 mil 417 millones; o sea, un aumento del 30 por ciento de los ingresos sobre lo presupuestado. Estos ingresos adicionales pueden ser aplicados en donde mejor considere el Ejecutivo y sólo tiene que dar aviso al Legislativo.Pero ¿de dónde provino ese aumento tan substancioso de ingresos? Revisando los datos, observo que el presupuesto de 2014 autorizó un ligero endeudamiento por 2,479 millones. Sin embargo, el gobierno del estado contrató deuda por 11,079 millones. Es decir se endeudó 350 por ciento más de lo que estaba previsto. Esto explica el aumento de los ingresos.

Surgen varias preguntas clave: ¿El congreso y los diputados del PRI aprobaron este endeudamiento adicional? ¿Cómo se justificó esta deuda? ¿Se destinó a algún gasto de inversión productiva o se gastó en la operación corriente del gobierno?

Además, aparece que el pasivo circulante, es decir, la deuda a proveedores, es de casi 4,933 millones de pesos. En otras palabras este es dinero que se estaba “jineteando”.
En resumidas cuentas, no hubo ninguna reducción de ingresos que justificara que se deterioraran los servicios. Todo lo contrario, los ingresos aumentaron considerablemente ¿Qué pasó entonces con ese dinero?

Gasto desordenado y con sobreprecio
En este campo, el documento contiene 830 páginas de “observaciones” sobre gastos realizados de manera incorrecta o sin comprobación adecuada. Las observaciones no están numeradas; pero se aprecia que son más que en los años anteriores. El lenguaje es descriptivo; los juicios los tiene que hacer entonces quien revisa cada dato.

Solo como un botón de muestra, menciono el caso del programa de uniformes escolares que se presenta a partir de la página 988. Ahí se menciona que el convenio de la SEC con la SEDESOL no estuvo bien hecho y no es suficiente para garantizar la operación del programa; que no hubo un adecuado registro de los alumnos beneficiados; que se benefició a algunas escuelas que no estaban previstas y que el número de prendas licitadas no corresponde al del padrón de estudiantes. Pero el dato clave es que los precios unitarios registrados para cada prenda son muy superiores a los que la PROFECO tiene registrados como precios promedio. Por ejemplo, las blusas de 58 pesos, fueron compradas a 127 pesos. Negocio redondo para las empresas Confección Industrial y Sonora Apparel. Preguntas:

¿Quienes son los dueños de estas empresas? ¿No hay sanción por elevar los precios de esta manera? ¿Se puede solventar esta observación? ¿A quién le corresponde hacer la denuncia correspondiente?

El caso del programa de uniformes escolares, uno de los grandes logros de este gobierno, puede ser muestra de lo que pasó en la mayoría de los programas estatales. Conclusión: en la cuenta publica se demuestra el desorden financiero y el desvío de fondos. ¿Qué va a hacer el gobierno de Pavlovich al respecto?

*Profesor-investigador de El Colegio de Sonora. nicolas.pineda.p@gmail.com. Twitter: @npinedap