» Convocatorias

  • convo-desa-581 Convocatoria “Seminario sobre Desarrollo Humano en la Región Transfronteriza Sonora Arizona SDHT ” 2015-2016 »

    El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, El Colegio de Sonora, El Colegio de la Frontera Norte, El Colegio de la Frontera Sur, Universidad [...]

» Novedades Editoriales

  • innovacion-590 “Innovación social en el manejo de los recursos naturales. El sistema de cuotas de la captura de la curvina golfina del Alto Golfo de California” »
  • deudas-590 “Deudas en estados y municipios. Aproximaciones a una problemática subnacional” »
  • novedades-fomento-590 “Política de fomento pesquero. Heterogeneidad acuícola y pesquera en Sonora” »

FOTO DE LA SEMANA: “Por la tarde”

La imagen fue capturada por Jesús Morales.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

vialibre-592

Un necesario balance de la alternancia

Alvaro Bracamonte Sierra*

De que es indispensable una evaluación puntual de la alternancia política en Sonora, lo es indudablemente; pero hacerlo a las prisas y sin ponderar adecuadamente los datos disponibles resulta por lo menos temerario, dada la alta probabilidad de incurrir en juicios sesgados —muchas veces inducidos para insinuar que todo camina muy bien o, en el extremo, para sostener que todo está mal, muy mal—. Esta manera de proceder frecuentemente tiene que ver más con las urgencias y necesidades políticas de la temporada y menos con un análisis sereno y desapasionado de la realidad. Dejarse llevar por prejuicios implicaría actuar conforme a la metáfora de la profecía autocumplida que sugiere, a priori, que todo estuvo no nomás mal sino muy mal; tan terriblemente mal, que de inmediato, sin que medie juicio, sin que se cumpla con el debido proceso y haciendo tabla rasa de todo lo anterior, los responsables del desastre deberían estar encarcelados. Bien merecido se lo tendrían.

Esta proclividad ultra justiciera tiende a dejar de lado la objetividad que requiere la revisión de tan delicados asuntos. Ese espíritu “robespierano” olvida, igualmente, que todo es relativo y depende del cristal con que se mira. Un ejemplo de ello es el desempeño de la economía sonorense durante el gobierno panista. Si el análisis del crecimiento económico se circunscribe únicamente al año 2014 y a lo que va del 2015, la decadencia pudiera ser, en efecto, la conclusión incuestionable. Digo pudiera, porque pese a que se cuenta con datos que documentan una importante desaceleración, la información es aún preliminar, esto es, se sigue revisando y las cifras pueden resultar ajustadas a la alza o a la baja. Para ilustrar estos cambios veamos el PIB del 2013: ese año creció 5.5 por ciento, siendo que los datos preliminares (trimestrales) perfilaban una severa caída. Dado que las revisiones referidas son habituales, es mejor esperar los datos finales para no adelantar vísperas sobre el comportamiento de la economía.

Cierto que es posible incurrir en el sesgo contrario: escudarse en que los datos son preliminares y por tanto poco confiables, para justificar que el análisis sólo podría hacerse una vez que se tengan las estadísticas finales. Si esta fuera la vía, entonces los datos del PIB, que ya son los finales, llegan hasta el 2013. De esto se desprendería que la tasa de crecimiento entre 2010 y 2013 fue superior al 6 por ciento, que es un ritmo mayor al registrado por la economía nacional y por casi todos los estados fronterizos. Si este enfoque fuera el adecuado, la conclusión sería que a Sonora le fue muy bien en materia económica durante la alternancia panista. Desde luego el sesgo sería evidente debido a que no están presentes los años de vacas flacas: 2014 y 2015.

Precisamente por estos problemas de apreciación es que hace falta una evaluación sensata y prudente, lo que significa forzosamente tomar cierta distancia del olor a pólvora que aún se respira en el ambiente sonorense y, sobre todo, tener un poco de paciencia a fin de contar con datos duros sobre el desempeño de la economía local. Así como ciertos indicadores permiten asegurar que fue muy buena o muy mala la evolución de la economía durante el gobierno panista, también en otros temas igualmente relevantes es posible que estén siendo sobredimensionados los problemas o subestimados los avances conseguidos.

El sentido de las conclusiones está sujeto a la conveniencia del que revisa los números y los utiliza con propósitos de promoción política. En esa atmósfera, bien vale la pena un balance desprovisto de los intereses propios de la clase política.

Libro: Sonora 2015: Balance y perspectivas de la alternancia

Precisamente para hacer una valoración sensata y desapasionada de la alternancia sonorense, un grupo plural de académicos y escritores sonorenses se dio a la tarea de plantear interesantes reflexiones sobre los avatares experimentados en el primer gobierno no priista de la entidad. Dicho trabajos fueron reunidos en un libro denominado Sonora 2015: Balance y perspectivas de la alternancia, que se presentará el próximo jueves 15 a las 6:30 de la tarde en El Colegio de Sonora. Vale la pena asistir y conocer estas reflexiones.

*Doctor en Economía. Profesor-Investigador de El Colegio de Sonora