» Convocatorias

  • convo-desa-581 Convocatoria “Seminario sobre Desarrollo Humano en la Región Transfronteriza Sonora Arizona SDHT ” 2015-2016 »

    El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, El Colegio de Sonora, El Colegio de la Frontera Norte, El Colegio de la Frontera Sur, Universidad [...]

» Novedades Editoriales

  • innovacion-590 “Innovación social en el manejo de los recursos naturales. El sistema de cuotas de la captura de la curvina golfina del Alto Golfo de California” »
  • deudas-590 “Deudas en estados y municipios. Aproximaciones a una problemática subnacional” »
  • novedades-fomento-590 “Política de fomento pesquero. Heterogeneidad acuícola y pesquera en Sonora” »

FOTO DE LA SEMANA: “Paseo en el desierto”

La imagen fue capturada por Nicolás Pineda.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

fueraderuta-596

Eliminan apostillas para facilitar el acceso escolar de menores migrantes

Liza Fabiola Ruiz Peralta*

Ante la reciente disposición oficial del Acuerdo Secretarial 286 de la Secretaría de Educación Pública sobre la eliminación del proceso de apostillamiento para la inscripción de alumnos provenientes de Estados Unidos, se hace un llamado a la comunidad escolar  —principalmente a la comunidad migrante de retorno— para que conozca los nuevos estatutos que facilitarán los procesos de inscripción a los niños, niñas y jóvenes migrantes que desean integrarse al sistema educativo público en México.

Desde 1995, México se unió a la Convención de La Haya, mediante la cual se estableció legalizar los documentos públicos procedentes de otros países mediante un trámite legal conocido como “la apostilla” (SRE). Este proceso consistió, desde sus inicios, en validar los documentos extranjeros a través de una firma o sello por parte de una autoridad legal de aquel país. Para la certificación de los documentos era necesario que contaran con dicha apostilla. Era necesario realizar este trámite en las Oficinas del Secretario de Estado de la nación correspondiente. Desde nuestro interés particular y debido al fenómeno actual de la migración de retorno de niños y jóvenes con experiencia educativa en Estados Unidos, que buscan incorporarse al sistema de educación mexicana, consideramos importante resaltar la problemática que el trámite del apostillamiento implicaba para las familias de estos menores.

El principal obstáculo que representaba este trámite al que se enfrentaban los menores y familias de retorno, es que el apostillamiento no se realizaba en los consulados mexicanos. Con ello, el proceso de inscripción escolar se volvía complicado, tardado y en ocasiones imposible para la población migrante cuyos documentos que validan sus trayectorias escolares son documentos extranjeros.

Hace unos días se  publicó la noticia sobre la eliminación del proceso de apostillamiento en México para estudiantes de educación básica y media superior, lo que en teoría reducirá significativamente la tramitología que muchas de las familias migrantes de retorno enfrentaban en ciclos escolares pasados. En investigaciones realizadas por Valdéz Gardea y Ruiz Peralta (2012) en El Colegio de Sonora, se han analizado de cerca los procesos de inscripción de menores migrantes a las escuelas de educación básica en Hermosillo, Sonora. Hubo varios casos de familias que no lograron inscribir oficialmente a sus hijos debido a que les era imposible recuperar documentación o regresar al país vecino a validar actas o boletas de calificaciones.

El proceso para que un menor migrante de retorno pueda inscribirse en las escuelas de educación básica y media superior requiere de una comprobación de su trayectoria escolar en Estados Unidos, lo cual es posible mediante el documento de transferencia del estudiante migrante binacional México-EUA y el apostillamiento de certificados. Lo anterior, dados los procesos administrativos vigentes desde 1995, dificultaba el acceso en tiempo y forma de los estudiantes migrantes. Actualmente, esta situación se reducirá en gran medida, pues la nueva disposición que establece la SEP dicta que a partir del ciclo escolar 2015-2016 los estudiantes provenientes del país vecino no necesitarán del proceso de apostillamiento ni la legalización y verificación que ello implica; sólo será suficiente presentar la traducción de los documentos escolares, tales como certificados, acta de nacimiento y otros títulos y diplomas académicos, para que el menor migrante ingrese a la escuela de una manera más fácil y sencilla. Estudiosos de la migración en el ámbito regional (Valdéz Gardea 2015) expresan que aunque se trata de un avance significativo en políticas públicas, aún es necesario mantener el enfoque de análisis hacia la población de estudiantes migrantes, pues no es únicamente con el ingreso a las aulas que podemos asegurar la integración, socialización y competencias académicas que los niños, niñas y jóvenes migrantes necesitan para su desempeño académico y desarrollo social.

Asistente académico de El Colegio de Sonora. fruiz@colson.edu.mx