» Convocatorias

  • convo-desa-581 Convocatoria “Seminario sobre Desarrollo Humano en la Región Transfronteriza Sonora Arizona SDHT ” 2015-2016 »

    El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, El Colegio de Sonora, El Colegio de la Frontera Norte, El Colegio de la Frontera Sur, Universidad [...]

» Novedades Editoriales

  • industria-599 La industria automotriz en México frente al nuevo siglo. Países, tecnologías, movilidades y actores emergentes »

    La industria automotriz en México frente al nuevo siglo. Países, tecnologías, movilidades y actores emergentes Coordinadores, Alex Covarrubias V. y Arnulfo Arteaga-García.

  • sonora-599 Sonora violenta. Género, mujeres y feminicidio »

    Sonora violenta. Género, mujeres y feminicidio Coordinadora, Mercedes Zúñiga Elizalde

  • redes-599 Redes regionales de conocimiento e innovación. El caso del sector primario en el estado de Sonora »

    Redes regionales de conocimiento e innovación. El caso del sector primario en el estado de Sonora Coordinadores, Alvaro Bracamonte Sierra, Jorge Inés León Balderrama

FOTO DE LA SEMANA: “Gran cañón “

La imagen fue capturada por Ana Sánchez.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

vialibre-601

Boom automotriz y auto cinco millones

Alvaro Bracamonte Sierra*

El boom automotriz en México parece no tener límites al menos en el corto plazo. En unos cuantos años, sobre todo a partir del TLC, la producción nacional aumentó en dos millones de unidades; se espera que crezca otro tanto en los próximos cinco años. La inmensa mayoría de estos vehículos se exporta a Estados Unidos; marcas premier como Audi, BMW y Mercedes Benz tienen sus propias plantas de ensamble en alguna parte del país, principalmente en las regiones del bajío y el norte. Los retos logísticos que se advierten son mayúsculos epib implican modernizar la infraestructura carretera, ferroviaria, portuaria, etcétera. También suponen actualizar los planes de estudio de carreras afines a la industria automotriz y en especial diseñar los ajustes necesarios para que ese boom pueda beneficiar a los proveedores nacionales.

A raíz de la expansión automotriz la industria manufacturera se convirtió en la actividad más dinámica de la economía mexicana. El tímido crecimiento del PIB sería quizá menor si se eliminara la fabricación de carros y autopartes. Con mucho, las divisas provenientes de la exportación automotriz rebasan las del sector petrolero que cada vez se comprimen, o las del turismo y las que se registran por la venta de productos primarios. ¿Qué explica que México se haya convertido en fábrica mundial de autos? Los factores son diversos: uno de ellos es, desde luego, la cercanía con el principal mercado de consumo, Estados Unidos; influyen también los bajos salarios y la tradición manufacturera forjada luego de casi 50 años de industrialización exportadora. No obstante, a juicio de los especialistas, la causa más importante estriba en la necesidad de las armadoras de abatir los costos de transacción, que no son otra cosa que los que gastos en que se incurre durante el transporte de los vehículos al mercado de consumo.

Esos costos se reducen sensiblemente cuando la oferta está cerca de la demanda. El boom automotriz de México adquirió visibilidad hace aproximadamente una década. Especialmente la crisis de 2008 aceleró un proceso de relocalización concebido años antes. A Sonora ese boom no le ha sido particularmente interesante, pues la Ford Hermosillo no es parte de esa acelerada expansión; al menos no lo fue cuando se estableció en 1986; tampoco en su primera expansión registrada en los años 2003 y 2004 cuando el corporativo modificó su plataforma de producción tradicional por la CD3. Probablemente la ampliación del 2008 si está vinculada al multicitado boom automotriz nacional. Recordemos que esta fase significó un incremento sustancial de la producción y la reducción de los modelos ensamblados (desapareció el Milan Mercury). Justamente en estos días, la Ford Motor Company de Hermosillo celebró la fabricación del auto cinco millones, cantidad que realmente representa una proeza considerando que se trata de una sola planta, cuando en otras entidades, como por ejemplo en Aguascalientes, la Nissan dispone de tres plantas para producir cuatro o cinco marcas distintas.

Independientemente de esta circunstancia, lo cierto es que desde que la trasnacional se instaló en Sonora, hace casi tres décadas, empezó a cambiar sustancialmente el perfil económico de la entidad. Antes de 1986 la industria apenas contribuía con poco más del 20 por ciento del PIB esta-tal; en el 2014 el sector secundario superaba el 45 por ciento. Esta radical reestructuración no habría sido posible sin la presencia creciente de la industria automotriz. La economía de Sonora es una antes de la Ford y otra, después de ella. Hacia el futuro puede advertirse que la consolidación industrial de Sonora pasa necesariamente por el afianzamiento de la producción automotriz. Es una de las actividades estratégicas que las autoridades federales y regionales consideran indispensable apoyar. No obstante, dicha maduración implica necesariamente la instalación de nuevas armadoras en la entidad. Al respecto es preciso que las autoridades estatales desplieguen sus mejores capacidades de promoción para atraer otras marcas que vengan a fortalecer la industrialización sonorense.

*Doctor en Economía. Profesor-Investigador de El Colegio de Sonora