» Convocatorias

  • convo-desa-581 Convocatoria “Seminario sobre Desarrollo Humano en la Región Transfronteriza Sonora Arizona SDHT ” 2015-2016 »

    El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, El Colegio de Sonora, El Colegio de la Frontera Norte, El Colegio de la Frontera Sur, Universidad [...]

» Novedades Editoriales

  • industria-599 La industria automotriz en México frente al nuevo siglo. Países, tecnologías, movilidades y actores emergentes »

    La industria automotriz en México frente al nuevo siglo. Países, tecnologías, movilidades y actores emergentes Coordinadores, Alex Covarrubias V. y Arnulfo Arteaga-García.

  • sonora-599 Sonora violenta. Género, mujeres y feminicidio »

    Sonora violenta. Género, mujeres y feminicidio Coordinadora, Mercedes Zúñiga Elizalde

  • redes-599 Redes regionales de conocimiento e innovación. El caso del sector primario en el estado de Sonora »

    Redes regionales de conocimiento e innovación. El caso del sector primario en el estado de Sonora Coordinadores, Alvaro Bracamonte Sierra, Jorge Inés León Balderrama

FOTO DE LA SEMANA: “Nieve con piña”

La imagen fue capturada por Daniel Dórame.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

agua-602

Agua cara

Nicolás Pineda*

El aumento en el cobro del agua es un hecho. Este aumento puede ser positivo si, y solo si, se ponen los medios para que el organismo se maneje efectivamente como una empresa financieramente autónoma y que deje de ser caja chica de campañas electorales y de negocios personales de los funcionarios y políticos en turno.

Una reforma legal para el servicio público

Para que el manejo del agua en la ciudad mejore, podemos comenzar con el compromiso del alcalde y del director del organismo de que no van a hacer negocios y desviar fondos en la administración del agua de la ciudad y a manejarla como una empresa (que es lo que dice la ley) y no como una dependencia. Sin embargo, esto no es suficiente.

Por ello, lo que se requiere es una reforma legal que le dé a los organismos urbanos la posibilidad de planear para el mediano y largo plazo así como de contar con una administración profesional. Para que esto sea posible, se requiere cambiar la manera como se nombra al director del organismo y la duración de la administración. Actualmente, el nombramiento con mucha frecuencia recae en personas de las confianzas del alcalde, pero que no son profesionales y estos nombramientos están sujetos al ritmo de los tres años de la administración municipal. La consecuencia es que los directivos y las políticas cambian cada tres años, sin que haya nunca evaluación del desempeño.

La reforma legal, entonces, deberá incluir los siguientes puntos: 1. Que el director sea elegido por medio de una convocatoria y concurso público en el que puedan participar todos los que tengan méritos suficientes, incluso de fuera del estado (aunque no sean del partido ni hayan andado en campaña). La selección sería con base en los méritos profesionales para el cargo.  2. Que el periodo de nombramiento no coincida con el de los gobiernos municipales —podría ser por cinco años, con posibilidad de reelección sujeta a la evaluación del desempeño. 3. La junta de gobierno seleccionaría y nombraría al director, pero ésta tendría que estar integrada por expertos, empresarios, usuarios y funcionarios en una proporción similar (25% cada sector) y renovarse de manera escalonada; la presidencia de la junta deberá, entonces, ser rotativa.

El problema de una reforma legal de este tipo es que no favorece ni a los políticos ni a los partidos. Sin embargo, si queremos mejorar nuestros servicios, tenemos que emprender reformas de este tipo. Así es como funcionan muchos servicios en los países desarrollados. Los diputados, el alcalde y los funcionarios actuales del agua tienen la palabra.

Medidas para compensar el aumento

Entre los diferentes compromisos que está asumiendo el actual director de Agua de Hermosillo, el que más me sorprendió es el de que va a eliminar los garrafones de agua purificada en las oficinas del organismo y exhorta a que los empleados del organismo den el ejemplo bebiendo agua de la llave, o sea el agua que ellos mismos producen.

Hasta donde he podido averiguar, el agua de la llave en Hermosillo es inocua, es decir se puede beber y no causa daños a la salud. Por ello, para compensar el golpe del aumento a la tarifa le sugiero que deje de comprar agua purificada y consuma el agua de la llave. Con ello ahorrará lo mismo o más de lo que cuesta el agua municipal. Además, deje de comprar también botellitas de agua cuyos envases contaminan el ambiente. Y si también deja de tomar refrescos azucarados y carbonatados puede que hasta salga ganando no solo en su bolsillo sino también en la salud.

Por otra parte, para las familias en situación de pobreza lo más conveniente sería que el gobierno municipal les expida vales para pagar el servicio, pero no que el organismo otorgue descuentos que minan su economía.

*Profesor-investigador en El Colegio de Sonora. nicolas.pineda.p@gmail.com. Twitter: @npinedap