» Convocatorias

  • convo-desa-581 Convocatoria “Seminario sobre Desarrollo Humano en la Región Transfronteriza Sonora Arizona SDHT ” 2015-2016 »

    El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, El Colegio de Sonora, El Colegio de la Frontera Norte, El Colegio de la Frontera Sur, Universidad [...]

» Novedades Editoriales

  • industria-599 La industria automotriz en México frente al nuevo siglo. Países, tecnologías, movilidades y actores emergentes »

    La industria automotriz en México frente al nuevo siglo. Países, tecnologías, movilidades y actores emergentes Coordinadores, Alex Covarrubias V. y Arnulfo Arteaga-García.

  • sonora-599 Sonora violenta. Género, mujeres y feminicidio »

    Sonora violenta. Género, mujeres y feminicidio Coordinadora, Mercedes Zúñiga Elizalde

  • redes-599 Redes regionales de conocimiento e innovación. El caso del sector primario en el estado de Sonora »

    Redes regionales de conocimiento e innovación. El caso del sector primario en el estado de Sonora Coordinadores, Alvaro Bracamonte Sierra, Jorge Inés León Balderrama

FOTO DE LA SEMANA: “Nieve con piña”

La imagen fue capturada por Daniel Dórame.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

observatorios-602

Diez años de criminalizar a los migrantes

Ramiro Antonio López*

El 16 de diciembre marcó el décimo aniversario de la Operación Streamline (OSL), una iniciativa antiinmigrante que persigue penalmente a quienes son detenidos tratando de entrar a los Estados Unidos sin documentos. Esta iniciativa inició en el sector fronterizo de Del Río, Texas, en diciembre del 2005, con la intención de  controlar la migración indocumentada mediante la criminalización y encarcelamiento por el delito de entrada ilegal (ilegal entry), que es castigado  con 30-180 días de cárcel, y por el delito de reentrada ilegal (ilegal reentry), el cual constituye un delito castigable hasta con 20 años de cárcel.

Antes de la entrada en vigor de OSL, los migrantes detenidos sin documentos eran regresados de inmediato de forma voluntaria sin una orden de deportación; eran detenidos y procesados para su deportación formal  a través del sistema civil de inmigración; se les ponía en libertad con una orden de presentación ante una corte de migración; se  perseguía y procesaba bajo leyes penales  a aquellos que tenían registro criminal. Actualmente, bajo la OSL  todos son perseguidos por el solo hecho de entrar sin documentos, y son marcados como criminales para siempre. Aquellos desafortunados que son procesados a través de OSL son llevados  ante la corte encadenados de pies y manos en grupos de hasta 75 personas y presentados, juzgados y sentenciados en una misma audiencia en cuestión de minutos.

Más de 279 mil individuos han sido procesados a través de OSL desde diciembre de 2005 hasta marzo de 2014.  Muchos han vivido en ese país por varios años,  incluso han formado una familia con hijos nacidos en territorio americano. Las consecuencias de esta iniciativa tanto para los  deportados como para sus familias son muy amplias. En primer lugar se puede señalar la separación familiar que se causa con la deportación de uno de los miembros de la familia, los costos económicos para la familia, no solo el dinero que deja de ingresar por el trabajo del ahora deportado, sino el costo de estar en la cárcel o de sobrevivir en el lugar de deportación y los costos de tratar de retornar. También es importante señalar los peligros a los que se expone a los migrantes al deportarlos a lugares que no conocen, exponiéndolos a ser víctimas de la delincuencia, a pasar hambre y a arriesgar su libertad y hasta su vida en su lucha por regresar para reunirse con su familia. Así mismo se ha señalado la falta de un debido proceso al juzgar en masa a los migrantes sin contar con asesoría legal adecuada.

En Tucson, Arizona, el aniversario de esta iniciativa estuvo marcado por una semana de manifestaciones lideradas por la organización End Streamline Coalition. Esta semana de actividades culminó con una marcha por las calles del centro de la ciudad que terminó en los patios de la corte con una  obra de teatro donde un grupo de marionetas representó la audiencia que se desarrolla todos los días en la corte.  Varios miembros de las organizaciones participantes hablaron ante los medios de comunicación para expresar su rechazo a esta medida migratoria y demandaron un alto a la  separación familiar y a criminalización de los migrantes.

A diez años del inicio de OSL se puede ver que su objetivo de controlar la migración no se ha logrado. Un informe de mayo de 2015 del Departamento de Homeland Security señala que los efectos de OSL, así como los costos del programa, no son muy claros; además, la aplicación del mismo viola tratados internacionales para los refugiados. Aunque resulta evidente que los resultados de OSL son más negativos que positivos y a pesar de la gran oposición que existe, ante el escenario mundial  adverso para la migración y los ataques terroristas en Europa y más recientemente en California, es poco probable que la persecución hacia los migrantes disminuya, pues como han señalado algunos investigadores, cuando las cosas van mal, los migrantes son siempre el chivo expiatorio.

*Estudiante de doctorado de El Colegio de Sonora.