» Novedades Editoriales

  • industria-599 La industria automotriz en México frente al nuevo siglo. Países, tecnologías, movilidades y actores emergentes »

    La industria automotriz en México frente al nuevo siglo. Países, tecnologías, movilidades y actores emergentes Coordinadores, Alex Covarrubias V. y Arnulfo Arteaga-García.

  • sonora-599 Sonora violenta. Género, mujeres y feminicidio »

    Sonora violenta. Género, mujeres y feminicidio Coordinadora, Mercedes Zúñiga Elizalde

  • redes-599 Redes regionales de conocimiento e innovación. El caso del sector primario en el estado de Sonora »

    Redes regionales de conocimiento e innovación. El caso del sector primario en el estado de Sonora Coordinadores, Alvaro Bracamonte Sierra, Jorge Inés León Balderrama

FOTO DE LA SEMANA: “Cola de caballo”

La imagen fue capturada por Lilián Salado Rodríguez.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

heroina-604

Incremento de consumo de heroína en Sonora

El hecho de que se haya incrementado el consumo de la heroína y la metanfetamina puede relacionarse con el hecho de que Sonora es una importante ruta de trasiego y tráfico de esta droga hacia el norte del continente, aseguró Francisco Piña Osuna.

El estudiante de doctorado en Ciencias Sociales por El Colegio de Sonora explicó que dichas sustancias no son las más utilizadas en la entidad, pues según estadística proporcionada por Centros de Integración Juvenil, la marihuana es la  sustancia de uso hegemónico (91% de usuarios en rehabilitación), seguido de la cocaína (37%) y la metanfetamina (30%).

“El comportamiento de estas cifras ha estado históricamente comprobado por el hecho de ser una ruta de paso de estas sustancias hacia Estados Unidos”, dijo.

Piña Osuna describió que el hecho de que la heroína y la metanfetamina haya incrementado su consumo permite dilucidar un fenómeno: cada vez se quedan más sustancias y mayores cantidades de ellas en las fronteras mexicanas, paulinamente los estados fronterizos, en específico Sonora, van pasando de estados de tránsito a estados de consumo.

Mencionó también que la metanfetamina cada vez gana más terreno respecto de la cocaína, pues de acuerdo con las cifras que existen, hay la tendencia de que la metanfetamina se convierta en la segunda sustancia de mayor consumo en el estado.

Descartó que esta sustancias tengan un efecto automático sobre la conducta violenta de una persona, pero cada vez más están relacionadas. Por ejemplo, en el CERESO 1 de Hermosillo, de 200 casos de personas que cometieron un ilícito, 158 lo hicieron bajo el uso de drogas.

“Para que cada vez sean menos los que consumen y para reducir los efectos de ese consumo se requiere urgentemente de que las diversas instituciones mexicanas se fortalezcan. Mientras haya debilidad institucional (de justicia, de salubridad, política, de educación y cultural) esto no sucederá”, expresó.

Hay muchos ejemplos de políticas de prevención y se pueden ver en cada estado o municipio del país, comentó, sin embargo, solo tienen efecto a nivel micro, es decir, las políticas públicas de culturización y concientización sobre las drogas tienen efectos muy reducidos.

Añadió que hay una gran política y muchos programas para atender el tema de las drogas en el país, pero están totalmente cargadas hacia la criminalización. No hay un contrapeso a la criminalización de las drogas.