» Novedades Editoriales

  • industria-599 La industria automotriz en México frente al nuevo siglo. Países, tecnologías, movilidades y actores emergentes »

    La industria automotriz en México frente al nuevo siglo. Países, tecnologías, movilidades y actores emergentes Coordinadores, Alex Covarrubias V. y Arnulfo Arteaga-García.

  • sonora-599 Sonora violenta. Género, mujeres y feminicidio »

    Sonora violenta. Género, mujeres y feminicidio Coordinadora, Mercedes Zúñiga Elizalde

  • redes-599 Redes regionales de conocimiento e innovación. El caso del sector primario en el estado de Sonora »

    Redes regionales de conocimiento e innovación. El caso del sector primario en el estado de Sonora Coordinadores, Alvaro Bracamonte Sierra, Jorge Inés León Balderrama

FOTO DE LA SEMANA: “Cola de caballo”

La imagen fue capturada por Lilián Salado Rodríguez.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

fuera-604

La importancia del Pinacate para los sonorenses

Eric García Cárdenas*

En el año 2013 el Pinacate fue declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO, lo cual incluye también la reserva natural del Gran Desierto de Altar. La UNESCO, como organismo de las Naciones Unidas, requiere del análisis de expertos de todo el mundo para poder dar una declaratoria de este tipo y toma en cuenta criterios que hagan del sitio un lugar de sobresaliente valor universal.

Para el caso del Pinacate se eligieron tres criterios. Primero, que cuenta con paisajes de formaciones dramáticas en el que contrastan formaciones volcánicas con el ecosistema desértico, principalmente, los diez conos volcánicos circulares que hay en la reserva y las enormes dunas que constantemente cambian sus formas debido al viento que llega al desierto de Altar. Como segundo criterio se eligió el gran interés científico que representan los restos de actividad volcánica en la reserva, que dan cuenta de la historia de la tierra, así como el hecho de poseer el más grande y activo sistema de dunas en toda América del Norte. Finalmente, la gran diversidad de flora y fauna que existe en el Pinacate, que es hogar de algunas especies endémicas entre ellas el berrendo sonorense y los peces de agua dulce llamados pupos.

Se considera valiosa la conservación del Pinacate debido a que es un hábitat que ha sido poco alterado por la acción humana y a que representa un punto importante de la conservación y la migración de especies no solo de México, sino de la región suroeste de Estados Unidos, pues al encontrarse en una zona fronteriza está conectado con parques nacionales del vecino del norte.

El Pinacate es, sin duda, uno de los lugares más espectaculares del mundo y joya del desierto de Sonora. Se ubica en la parte noroeste del estado, a solo media hora del centro turístico de Puerto Peñasco. La visita a este impresionante lugar se realiza a través de un camino no asfaltado de 73 kilómetros. Además de los cráteres originados por la actividad volcánica, en el Pinacate se aprecia la riqueza natural del desierto de Sonora, así como los restos de los antiguos pueblos que han habitado la región en los últimos 12 mil años. Los habitantes originarios Tohono O`odham consideran al Pinacate como el origen de sus divinidades y del universo.

El Pinacate, además, cuenta con unas 96 mil hectáreas cuyo suelo es parecido al de la Luna. Debido a ello, a finales de los años sesenta la NASA utilizó esta reserva natural para hacer ensayos del proyecto Apolo simulando el arribo a nuestro satélite natural.  Al ser una de las zonas más inaccesibles de México, permaneció durante muchos años desconectado del país. Fueron los norteamericanos quienes construyeron la carretera de Sonoyta a Puerto Peñasco, que atraviesa el Pinacate, pues durante la segunda guerra mundial preveían un posible ataque de los japoneses a través del mar de Cortés y requerían de un camino para poder movilizar sus tropas a través del desierto mexicano.

En la actualidad el Pinacate es uno de los puntos obligados a conocer en Sonora, es un atractivo turístico para aquellos que gustan apreciar de la belleza de la naturaleza con respeto y admiración. Sus impresionantes formaciones sorprenden a visitantes de todas partes del planeta; así mismo, el centro de visitantes “Schuck Toak” ha  realizado una gran labor educativa para difundir la importancia de contar con un sitio patrimonio de la humanidad en suelo sonorense.

En la actualidad es posible hacer la visita en automóvil o camioneta, pues el camino se mantiene en muy buen estado, sin embargo, no hay transporte público que llegue a la reserva de la biosfera ya que se encuentra en una región poco habitada del territorio nacional, lo cual es también parte de su encanto.

*Maestro en Ciencias Sociales por El Colegio de Sonora. info@turismotaruk.com