» Convocatorias

  • seminarionog-598 Seminario sobre Desarrollo Humano en la Región Transfronteriza Sonora-Arizona »

    Para enriquecer aún más la discusión sobre los objetivos del Seminario sobre Desarrollo Humano en la Región Transfronteriza Sonora-Arizona 2015-2016, el SDHT continuará su cuarta [...]

» Novedades Editoriales

  • industria-599 La industria automotriz en México frente al nuevo siglo. Países, tecnologías, movilidades y actores emergentes »

    La industria automotriz en México frente al nuevo siglo. Países, tecnologías, movilidades y actores emergentes Coordinadores, Alex Covarrubias V. y Arnulfo Arteaga-García.

  • sonora-599 Sonora violenta. Género, mujeres y feminicidio »

    Sonora violenta. Género, mujeres y feminicidio Coordinadora, Mercedes Zúñiga Elizalde

  • redes-599 Redes regionales de conocimiento e innovación. El caso del sector primario en el estado de Sonora »

    Redes regionales de conocimiento e innovación. El caso del sector primario en el estado de Sonora Coordinadores, Alvaro Bracamonte Sierra, Jorge Inés León Balderrama

FOTO DE LA SEMANA: “Chicas y selfies”

La imagen fue capturada por Nicolás Pineda.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

vialibre-605

Davos y la coyuntura económica

Álvaro Bracamonte Sierra*

Mientras México se entretenía con el melodrama “Chapo-Kate-Penn”, en Davos, Suiza, se preparaba la cumbre de negocios más importante del mundo. En esta ocasión el famoso encuentro tendría lugar en medio de un clima preocupante: una creciente turbulencia financiera y, como telón de fondo, la inminente transición productiva que irremediablemente alterará el futuro de manera significativa y a la cual se ha denominado la Cuarta Revolución Industrial.

Precisamente ese fue el tema al que se convocó a los panelistas participantes en la 46 asamblea del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés). Sin embargo, la discusión se vio ensombrecida por la inestabilidad económica global. Sobre la cuarta revolución volveremos en la siguiente colaboración; por ahora, lo más relevante es lo sucedido en el debate sobre los problemas monetarios registrados en aquella pequeña localidad helvética.

Revisemos los datos: a) la economía china se está desacelerando de un modo sorprendente; concluyó el 2015 con un crecimiento de “sólo” 6.9% y según estimaciones del FMI al término del 2016 la producción del gigante asiático alcanzará 6.3%. En el largo plazo, como lo señala el economista J. Stiglitz, el ritmo de expansión se reducirá un poco más; esto quiere decir que las tasas superiores a dos dígitos serán cosa del pasado; b) el precio del petróleo se ha desplomado abruptamente: en enero, el Brent se comercializó a menos de 30 dólares, esto es casi 50% por debajo de la cotización de apenas hace unos meses, y c) el fin de la política monetaria acomodaticia de la reserva federal estadounidense ha introducido una variante de incertidumbre que a muchos países afecta severamente.

A consecuencia de esa evolución, los mercados cambiarios se vieron marcadamente alterados. La moneda nacional rebasó la barrera sicológica de 19 pesos por dólar, obligando al Banco de México a inyectar más billetes verdes al mercado. Algo similar registraron otras economías, fundamentalmente las de países emergentes que hasta ahora son los más golpeados por la incertidumbre reinante. El intercambio de ideas en Davos ha sido muy rico a juzgar por las crónicas de los periodistas apostados en la cumbre.

Como era de esperarse, los economistas que acudieron a la cita, varios de ellos ganadores del Nobel de Economía, no lograron ponerse de acuerdo en cómo caracterizar la coyuntura macroeconómica. Unos consideran que los apuros constituyen el aviso ominoso de una nueva recesión que tendría una dimensión similar a la de 2008 y que las causas de este crack no han sido resueltas del todo; afirman que el desafortunado arranque del 2016 comprueba la ineficacia de los remedios aplicados.

Otro sector piensa diferente: apuesta a que la inestabilidad es pasajera y que pronto quedará restablecida la cordura financien. En este bando se ubica el economista en jefe del Fondo Monetario Internacional quien prevé que el 2016 será mejor que el año pasado. La opinión quizá más sensata es la de Stiglitz, quien plantea un escenario intermedio. Es decir, no comparte el optimismo del FMI, pues adelanta que el dinamismo económico se verá afectado por las dificultades que arrastra la economía mundial, pero también sugiere lo improbable de que se repita el derrumbe de 2008 debido a que ahora, a diferencia de este año, hay mecanismos más adecuados para administrar ataques financieros especulativos. Sobre todo afirma que las economías emergentes tendrán que hacer un mayor esfuerzo para superar sus problemas y diversificar la producción; dado que fueron las beneficiarias del auge en los precios de las materias primas, ahora son las más perjudicadas del declive. De acuerdo con el laureado economista, estos países no tuvieron consciencia de que la burbuja terminaría y desaprovecharon la oportunidad para reestructurar y diversificar su plataforma productiva.

En síntesis, de lo analizado en el Foro Económico Mundial se deduce que los espasmos financieros podrían amainar pronto; sin embargo, serán los países en desarrollo, México entre ellos, los más afectados a mediano plazo. Tiene sentido esta observación debido a que nos encaminamos a un complicadísimo 2017. Volveremos sobre esto en la siguiente colaboración, también para abordar la naturaleza de la cuarta revolución industrial y las implicaciones sobre la economía sonorense.

*Doctor en Economía. Profesor-Investigador de El Colegio de Sonora.