» Convocatorias

  • seminarionog-598 Seminario sobre Desarrollo Humano en la Región Transfronteriza Sonora-Arizona »

    Para enriquecer aún más la discusión sobre los objetivos del Seminario sobre Desarrollo Humano en la Región Transfronteriza Sonora-Arizona 2015-2016, el SDHT continuará su cuarta [...]

» Novedades Editoriales

  • lacondiciones-607 Las condiciones de la participación social en la educación. Alcances y límites »

    Las condiciones de la participación social en la educación. Alcances y límites coordinado por el doctor Marcos Jacobo Estrada Ruiz.

  • travezias-607 Travesías azarosas. Relato demográfico del siglo XX sonorense. »

    Travesías azarosas. Relato demográfico del siglo XX sonorense, coordinado por la doctora Ana Lucía Castro Luque.

FOTO DE LA SEMANA: “Sin título”

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

vialibre-609

La economía, ciencia lúgubre

Alvaro Bracamonte Sierra *

Mientras millones de mexicanos seguían la visita del Papa a la fronteriza Ciudad Juárez, los responsables de la política económica nacional anunciaban un recorte del gasto público, un incremento sustancial de la tasa de interés y la suspensión de la subasta de dólares en el mercado cambiario. Tales ajustes, aunque necesarios, sorprendieron a muchos especuladores que le habían tomado la medida al Gobierno federal en su previsible defensa del peso. A otros, la modificación de la política cambiaria, monetaria y fiscal les recordó las dificultades macroeconómicas experimentadas en el pasado; en especial generó una fuerte preocupación la cancelación de la inyección de dólares pues dedujeron que se trataba de un virtual cierre del mercado de divisas, tal y como ocurrió durante 1982.

Al margen del nerviosismo y confusión generados por esas medidas, lo cierto es que su anuncio revela la delicada situación que se atraviesa, y anticipa un horizonte de retos económicos complejos. La evolución de la economía es así, caprichosa, errática, incierta. No necesariamente a buenos años les siguen malos ni a las malas rachas otras mejores; puede suceder que a una temporada difícil le siga una peor. Es muy complicado prever los acontecimientos futuros, aunque habitualmente lo recomendable es prepararse para escenarios cercanos a los pasajes bíblicos de las vacas flacas. Creo que eso es lo que tenían en mente el secretario de Hacienda y el gobernador del Banco de México al compartir el anuncio de las correcciones a realizar en la política económica. La baja probabilidad de que la economía evolucione favorablemente, siempre, explica el por qué es considerada por algunos como una ciencia lúgubre. Al menos así lo pensaba el historiador inglés Thomas Carlyle, quien a principios del siglo XIX la identificó con ese apelativo para diferenciarla de las ciencias “gayas” las cuales estaban relacionadas con la música y la poesía.

El entorno económico en que así lo juzgaba el historiador era ominoso: su contemporáneo y adversario Robert Malthus sostenía que el crecimiento se colapsaría debido a que la población crecía más rápido que la producción de bienes y servicios. Esa fatalidad, que comúnmente acompaña las reflexiones de los profesionales de la Economía, estuvo de cierta manera presente el jueves 18 de febrero durante la celebración de la quinta edición de la Cumbre Sonora, misma que reúne un interesante repertorio de conocidos y prestigiados economistas para reflexionar sobre la coyuntura financien mundial y sus implicaciones en las distintas regiones, en este caso para la economía sonorense. Me tocó escuchar a dos de los conferencistas magistrales: Jacques Rogozinsky, responsable del programa de privatización del sexenio salinista y actual director de Nacional Financiera; también a Ricardo López Murphy, importante funcionario en la administración del tristemente célebre presidente argentino Fernando de la Rúa. Aunque ambos coincidieron en que los recortes preventivos anunciados por el Gobierno federal, y en general la política económica aplicada hasta ahora, son adecuados –sólo basta comparar, insinuaron, cómo les está yendo a la mayoría de los países latinoamericanos– plantearon que es innegable la complejidad de la situación actual y recomendaron amarrarse el cinturón a fin de sobrellevar los problemas y tormentas macroeconómicas que se avecinan. Ni duda cabe: la economía es lúgubre.

EL PAPA EN MÉXICO

Aunque no satisfizo las expectativas de algunos, como de quienes esperaban que el jefe de la Iglesia católica recibiera a los padres de los normalistas de Ayotzinapa o quienes deseaban una referencia explícita a la problemática de la pederastia del clero mexicano, la visita del Sumo Pontífice dejó perlas interesantes para el análisis político y social. Ahí están las declaraciones en torno a la corrupción o bien el claro llamado a sostener la dignidad de los jóvenes, a quienes juzgó como la mayor riqueza nacional. Ojalá que, ya con el regreso a la calma después de su visita, sus palabras hayan calado y logrado influir en los destinatarios de los mensajes.

*Doctor en Economía. Profesor-Investigador de El Colegio de Sonora