» Convocatorias

  • victoria-613 De luto El Colson »

    La comunidad del Colson expresa sus condolencias a familiares y amigos de Amelia Arcenia Arzate Pineda (09/01/1940-23/03/2016), conocida por todos como “Victoria”. Ella ingresó a trabajar a [...]

  • seminarionog-598 Seminario sobre Desarrollo Humano en la Región Transfronteriza Sonora-Arizona »

    Para enriquecer aún más la discusión sobre los objetivos del Seminario sobre Desarrollo Humano en la Región Transfronteriza Sonora-Arizona 2015-2016, el SDHT continuará su cuarta [...]

» Novedades Editoriales

  • violenciainter-612 Violencia interétnica en la frontera norte novohispana y mexicana. Siglo XVII-XIX »

    Violencia interétnica en la frontera norte novohispana y mexicana. Siglo XVII-XIX. Editorial: El Colegio de Sonora, El Colegio de Michoacán, A.C. UABC

  • lacondiciones-607 Las condiciones de la participación social en la educación. Alcances y límites »

    Las condiciones de la participación social en la educación. Alcances y límites coordinado por el doctor Marcos Jacobo Estrada Ruiz.

  • travezias-607 Travesías azarosas. Relato demográfico del siglo XX sonorense. »

    Travesías azarosas. Relato demográfico del siglo XX sonorense, coordinado por la doctora Ana Lucía Castro Luque.

FOTO DE LA SEMANA: “Energía”

La imagen fue capturada por Ana Sánchez.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

examen-613

Aborda el fenómeno de los jóvenes sicarios en Sonora

El sicariato en los últimos quince años ha ido en aumento y su arraigo ha provocado un innegable desarrollo cultural alrededor de este estilo de vida y “vivir matando se ha convertido en una de tantas formas de ganarse la vida en las sociedades, asegura Antonio de Jesús Barragán Bórquez.

El egresado de la décimoquinta promoción de maestría por El Colegio de Sonora explicó que actualmente se tiene una generación de violencia, de jóvenes, adolescentes y niños con historias de vida donde elementos culturales y criminales de las mafias aparecen de manera habitual.

Explicó que para los jóvenes ser sicario significa adquirir y expresar una identidad que en su ambiente es tan significativa como lo fue para ellos cuando eran pequeños, ser sicario significa ser valorado dentro del ambiente social.

Barragán Bórquez mencionó que los sicarios desde edades tempranas muestran tendencias hacia comportamientos antisociales y se apropian de elementos identitarios. Para ellos se trata de un modo de ganarse la vida, un oficio al cual es posible dedicarse.

Agregó que la elección de una identidad delictiva como el sicariato representa una certidumbre espontánea, sin embargo, no se tiene una certeza acerca del tiempo disponible para portar dicha identidad una vez elegida. Ser sicario implica una vida de excesos consumibles que significan felicidad para los jóvenes.

En su tesis “Por el recorrido de la vida y la muerte: Identidad y aprendizaje social de jóvenes sicarios en Sonora”, presentada el pasado 17 de diciembre, abordó el fenómeno desde una perspectiva social y cualitativa para describir procesos como la forma en que los sicarios crecen, desarrollan y construyen una identidad social.

“La importancia de esta investigación radica en incursionar desde la criminología y la sociología en cuanto a las manifestaciones de la violencia actual, como lo es el fenómeno de los jóvenes sicarios, para tratar de dar luz a la dicha problemática desde su abordaje social”, describe.

El sicariato es una plataforma tambaleante, rodeada de peligro y muerte, en la que los jóvenes han decidido moverse, añadió, y uno de los fines del sicario es el ejercicio de la violencia despersonalizada, por lo regular se trata de ejecutores de órdenes o misiones, es el oficio donde la muerte no puede conllevar arrepentimiento, ya que las órdenes no dependen de los sicarios, ellos simplemente hacen lo que deben hacer.

Los sinodales fueron los doctores Luz María Durán Moreno, Juan Poom Medina (director de tesis) y Víctor Samuel Peña Mancillas.