» Convocatorias

  • seminarionog-598 Seminario sobre Desarrollo Humano en la Región Transfronteriza Sonora-Arizona »

    Para enriquecer aún más la discusión sobre los objetivos del Seminario sobre Desarrollo Humano en la Región Transfronteriza Sonora-Arizona 2015-2016, el SDHT continuará su cuarta [...]

» Novedades Editoriales

  • violenciainter-612 Violencia interétnica en la frontera norte novohispana y mexicana. Siglo XVII-XIX »

    Violencia interétnica en la frontera norte novohispana y mexicana. Siglo XVII-XIX. Editorial: El Colegio de Sonora, El Colegio de Michoacán, A.C. UABC

  • travezias-607 Travesías azarosas. Relato demográfico del siglo XX sonorense. »

    Travesías azarosas. Relato demográfico del siglo XX sonorense, coordinado por la doctora Ana Lucía Castro Luque.

FOTO DE LA SEMANA: “Dos poderes”

La imagen fue capturada por Keyvan Sebastián Arias.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

fuera-614

El Banco de Desarrollo de América del Norte y los municipios fronterizos de Sonora (1)

María del Rosario Fátima Robles Robles*

La frontera norte del país tiene alrededor de 3,185 kilómetros de longitud, atraviesa los estados de Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, colinda con cuatro estados de los EEUU: California, Arizona, Nuevo México y Texas. En las tres últimas décadas esta zona ha transitado por diversas transformaciones a raíz de la apertura comercial y la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, lo que propició la conformación de una zona de desarrollo marcada por contrastes culturales, sociales, económicos y de infraestructura. La complejidad de los problemas en la franja fronteriza y los retos que presuponen para el desarrollo requieren de mecanismos de cooperación entre los dos países. En este contexto, en noviembre de 1994 inicia operaciones el Banco de Desarrollo de América del Norte (BDAN) creado bajo los auspicios del TLCAN.

El BDAN está autorizado para financiar proyectos que prevengan, controlen o reduzcan contaminantes ambientales, mejoren el abastecimiento de agua potable, protejan la flora y la fauna, mejoren la salud humana, promuevan el desarrollo sustentable o contribuyan a lograr una mejor calidad de vida; deben estar ubicados hasta 300 kilómetros de la franja fronteriza y ser certificado por la Comisión de Cooperación Ecológica Fronteriza (COCEF).

El capital autorizado para el BDAN es de 3 mil millones de dólares, comprometidos en partes iguales por los Estados Unidos y México, el 15% es capital pagado y 85% capital exigible. El capital exigible no representa fondos en efectivo aportados por los dos gobiernos, más bien consiste en fondos que los dos países se comprometen a pagar si el BDAN así lo requiere. Los tipos de financiamiento que otorga el BDAN son tres: 1) A tasa de mercado; 2) Aportados por el Fondo de Infraestructura Ambiental Fronteriza (BIEF) como recursos no rembolsables aportados por la EPA, y 3) Programa de recursos no reembolsables del BDAN.

De los municipios que se encuentran en la franja de los 300 kilómetros de la frontera norte en Sonora, solamente 4 han utilizado recursos del BDAN (Hermosillo, San Luis Río Colorado, Naco y Sonoyta). Esta situación refleja la desintegración que enfrentan los municipios sonorenses en temas técnicos y de desarrollo ambiental y humano. Estudios realizados por la Universidad de Sonora señalan que existe una diferencia muy notable entre los usos del BDAN por los dos países. Los municipios fronterizos de Estados Unidos han hecho un uso más frecuente y, desde el inicio de esta institución, los tipos de proyectos se orientan no sólo a remediar infraestructura básica sino a impulsar el uso de energías renovables.

En México, en cambio, tuvieron que pasar casi diez años desde el inicio de operaciones del BDAN para que se impulsaran proyectos, la gran mayoría de ellos se ha orientado a infraestructura básica y, en menor medida, al uso de energía solar y eólica así como a la conservación de especies y mejorar la saludad humana. Investigadores de la UNISON consideran que las diferencias en el uso de los recursos financieros del BDAN obedece al desconocimiento de los proyectos que puede financiar y de los instrumentos de apoyo. Existe la necesidad de una planeación técnica municipal que trascienda los tres años de gobierno y que se integre a un plan estatal; que plantee un desarrollo más homogéneo de los municipios en los temas de mejoramiento ambiental, control de contaminantes ambientales, agua potable, protección de flora y fauna, salud humana, y que promueva el desarrollo sustentable, debido a que en la entidad se observan serios retrasos en los municipios fronterizos en aspectos tan cruciales para el desarrollo humano.

Los proyectos que se han financiado en Sonora responden a cuatro categorías: aguas residuales, calidad del aire, infraestructura básica y residuos sólidos. Sonora podría impulsar una agenda para optimizar el uso de los recursos financieros del BDAN hacia proyectos que representen un cambio cualitativo e integren la visión de actores gubernamentales y de organismos privados. Es momento de innovar y plantear una visión de largo plazo y estratégica en temas de infraestructura, salud humana y desarrollo sustentable, implementando e impulsando políticas públicas que fomenten el uso de energías renovables, el cuidado del agua mediante nuevas tecnologías y la protección de flora y fauna, y promover que estos temas se inserten en la agenda pública.


(1) Este artículo se realizó con información del BDAN disponible en http://www.nadbank.org/about/origen.asp, así como de la tesis de maestría “Financiamiento del Banco de Desarrollo de América del Norte (BDA): usos en la zona fronteriza MEX/EUA, 1994-2014” de Elia Aidé Samayoa Salas, dirigida por la Dra. Carmen Otilia Bocanegra Gastelum del Posgrado en Integración Económica de la Universidad de Sonora.

*Profesora-Investigadora de la Universidad Estatal de Sonora. Correo: rosrobles@yahoo.com.mx