» Novedades Editoriales

  • violenciainter-612 Violencia interétnica en la frontera norte novohispana y mexicana. Siglo XVII-XIX »

    Violencia interétnica en la frontera norte novohispana y mexicana. Siglo XVII-XIX. Editorial: El Colegio de Sonora, El Colegio de Michoacán, A.C. UABC

  • travezias-607 Travesías azarosas. Relato demográfico del siglo XX sonorense. »

    Travesías azarosas. Relato demográfico del siglo XX sonorense, coordinado por la doctora Ana Lucía Castro Luque.

FOTO DE LA SEMANA: “Del teléfono”

La imagen fue capturada por Jesús Morales.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

vialibre-616

Gobierno abierto

Álvaro Bracamonte Sierra*

Todo lo que contribuya a reducir la corrupción es bienvenido; es una de las asignaturas más importantes en la actualidad en México, en Sonora y, sin duda, también en el mundo. La impunidad es el germen de la corrupción como lo han demostrado los estudiosos. También la opacidad con que operan las burocracias alimenta las raterías del servidor público promedio. Transparentar la acción de gobierno es un buen antídoto contra el eventual desaseo y mal manejo del patrimonio estatal. En ese propósito es de destacar la idea de los gobiernos abiertos. Wikipedia señala como definición: “Es la doctrina política que sostiene que los temas de gobierno deben ser abiertos a todos los niveles posibles en cuanto a transparencia, esto debe ir unido a la creación de espacios permanentes de participación y colaboración ciudadana”. Es decir, en un gobierno abierto los ciudadanos pueden contribuir a que la aplicación de las políticas públicas se haga de acuerdo con las necesidades de la población y en apego a la normatividad correspondiente. Un gobierno abierto aprovecha los avances en las tecnologías de la información para poner a disposición los asuntos públicos en tiempo real a la ciudadanía y propiciar que esta pueda participar en decidir las acciones de gobierno. Son tres los pilares sobre los que se finca el gobierno abierto: la participación, la transparencia y la colaboración. En muchos países se están experimentando prácticas propias de los llamados gobiernos abiertos. En Estados Unidos el presidente Obama las está promoviendo y al mismo tiempo impulsa una iniciativa para que otras naciones adopten políticas similares. México se comprometió a instrumentar esa agenda la cual empieza a tomar forma entre distintos niveles de gobierno.

A propósito de este asunto, en la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) Claudia Pavlovich ha sido designada coordinadora de la Comisión de Gobiernos Abiertos, Transparencia y Rendición de Cuentas, lo que representa la oportunidad para conformar una plataforma institucional que integre el combate a la corrupción, la mejora de la transparencia y una mayor participación civil en los asuntos públicos. En seminario reciente sobre el tema de los gobiernos abiertos realizado en El Colegio de Sonora, se cuestionaba a un colega especialista si tal política no era más que una moda fugaz como lo fueron en su momento la transparencia y la rendición de cuentas; se le preguntó si en los países o pequeñas localidades donde lo habían puesto en operación se había traducido en un aumento de la confianza y sobre todo si los gobiernos abiertos propiciaban un mejor comportamiento de la economía, incrementaban las inversiones, el empleo y los salarios. La respuesta dejó a los participantes un poco perplejos pues el experto señaló que no había suficiente evidencia de una correlación entre gobiernos abiertos y escalamiento económico de las subregiones o países que lo ponen en práctica.

Dada la precaria situación que caracteriza el desempeño económico nacional y en particular el de algunas entidades federativas, la aplicación de los gobiernos abiertos debería considerar no sólo la transparencia y la participación ciudadana sino fundamentalmente beneficios tangibles para la sociedad. De no ser así, el combate a la corrupción, la transparencia y la menor opacidad que se logre con ellos no alcanzarán para reducir el malestar que actualmente expresan los ciudadanos.

LA NO HUELGA EN LA UNISON

No estalló el paro laboral como algunos vaticinaban; qué bueno para bien de los miles de estudiantes y para bien del estado.Vale la pena señalar la conveniencia de que los universitarios cuenten con espacios de deliberación que ayuden a destrabar los conflictos que intermitentemente amenazan el funcionamiento del Alma Mater. Ojalá esta posibilidad se concrete rápido y no se enturbie el inminente proceso de sucesión del rector de nuestra máxima casa de estudios.

*Doctor en Economía. Profesor-Investigador de El Colegio de Sonora.