» Convocatorias

  • seminarionog-598 Seminario sobre Desarrollo Humano en la Región Transfronteriza Sonora-Arizona »

    Para enriquecer aún más la discusión sobre los objetivos del Seminario sobre Desarrollo Humano en la Región Transfronteriza Sonora-Arizona 2015-2016, el SDHT continuará su cuarta [...]

» Novedades Editoriales

  • fugas-619 Fugas de agua y dinero. Factores políticos- institucionales que inciden en el desempeño de los organismos operadores de agua potable en México. »

    Fugas de agua y dinero. Factores políticos- institucionales que inciden en el desempeño de los organismos operadores de agua potable en México. Editorial: El Colegio de [...]

  • libro-619 Pueblos de frontera. Coloniaje, grupos étnicos y espacios ecológicos en el noroeste de México, 1700-1850 »

    Pueblos de frontera. Coloniaje, grupos étnicos y espacios ecológicos en el noroeste de México, 1700-1850 Precio: $250.00 Price: $15.29 Editorial: El Colegio de Sonora. Edición: [...]

FOTO DE LA SEMANA: “Niña ninja”

La imagen fue capturada Jesús Morales.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

vl-619

Trump y TLC

Álvaro Bracamonte Sierra*

Es inminente que el showman Donald Trump sea el candidato republicano a la Casa Blanca. Se enfrentará seguramente a la señora Clinton que a duras penas encabeza las primarias demócratas. Según la mayoría de los sondeos ganaría Hillary, pero no es descabellado imaginar un escenario victorioso del multimillonario. De hecho, hay una encuesta que le da una ligera posibilidad, lo que no es sorprendente dado el paso arrollador en las elecciones partidarias y también porque la Clinton sigue sin convencer al grueso de los electores: no conecta con el público y genera mucha desconfianza. Si el republicano tuviera mejor prensa y fuera menos deslenguado seguramente la demócrata resultaría derrotada. En esas circunstancias es necesario trabajar escenarios donde se considere que el presidente sea el controvertido empresario. Por lo pronto valdría recordar sus declaraciones y posicionamientos más polémicos de los cuales se desprende que no quiere mucho a los mexicanos, que construiría un muro a lo largo de la frontera y que tan pronto pisara la Oficina Oval cancelaría o reformularía el Tratado de Libre Comercio firmado con México y Canadá.

Sobre este tema vale la pena reflexionar más a detalle. En las redes sociales se ha estado insinuando que debiéramos tomarle la palabra y renegociar el acuerdo comercial en virtud de que luego de poco más de veinte años de libre comercio, el país no registra beneficios tangibles: el PIB no crece más allá del 2 por ciento en promedio anual, los salarios reales han caído, la desigualdad ha aumentado y la pobreza se ha incrementado en términos absolutos. Bajo estas consideraciones parecería que no hay de otra más que replantear el TLC. No obstante, el asunto no es tan sencillo, habida cuenta de que hay voces discrepantes. Es el caso de Jaime Serra Puche, ex secretario de Comercio y principal negociador del TLC por el lado mexicano. Serra Puche no es un improvisado en cuestiones económicas; al contrario, es un economista inteligente y bastante persuasivo.

Con motivo del veinte aniversario de la puesta en marcha del Tratado, escribió un pequeño libro sobre el tema. El texto lo denominó “El TLC y la formación de una región” y fue publicado el año pasado por el Fondo de Cultura Económica. Su contenido es un buen referente para la discusión en torno a la pertinencia de cancelar o reformular el tratado comercial. En la introducción, el también ex secretario de Hacienda, y a la sazón artífice del tristemente célebre “error de diciembre”, indica que la obra tiene un doble propósito: “El primero es evaluar si se han alcanzado los objetivos del TLC, dicha evaluación estará basada en pruebas econométricas y la utilización de la información empírica disponible; el segundo es trazar el camino hacia el futuro de una mayor integración de la región”. Destaca que las opiniones en torno al Tratado son contrastantes pues hay posturas muy críticas y otras más positivas que, según el autor, se fincan en un entendimiento más comprensivo de los fines que tuvieron los negociadores.

Serra Puche está, por supuesto, entre estos últimos. Defiende los resultados del TLC a partir de los dos propósitos fundamentales que México tenía al negociar el acuerdo, a saber: impulsar el crecimiento de las exportaciones no petroleras e incrementar la inversión extranjera. Utiliza el resto del libro para demostrar que los objetivos se lograron, pues las exportaciones manufactureras han crecido sostenidamente y la inversión extranjera registra un mejor dinamismo comparado con el experimentado antes del Tratado. Pese a esos indiscutibles éxitos, es cierto también que la economía y la sociedad, lejos de avanzar, muestran retroceso. En todo caso se necesitaría complementar el TLC con una verdadera política de desarrollo que incluya una sólida agenda social y una imaginativa estrategia de fomento productivo, sobre todo de la industria manufacturera. Mientras tanto, todo indica que de ninguna manera conviene el improbable pero posible triunfo del magnate.

*Doctor en Economía. Profesor-Investigador de El Colegio de Sonora