» Convocatorias

  • convocatoria-622 3er Congreso Internacional Sustentabilidad y Cambio Climático »

    La Universidad Autónoma del Estado de México en coordinación con El Colson y otras instituciones convocan al 3er Congreso Internacional Sustentabilidad y Cambio Climático a [...]

  • cursos-621 Cursos y talleres de actualización en Ciencias Sociales »

    Para brindar las herramientas necesarias para profesionalizar el trabajo de los estudiosos de las Ciencias Sociales, El Colegio de Sonora, a través de la Coordinación [...]

» Novedades Editoriales

  • sonora-599 Sonora violenta. Género, mujeres y feminicidio »

    Disponible en versión electrónica en http://www.codice21.net/libreria-codice21/?orderby=date  

  • deudas-590 Deudas en estados y municipios »

    Disponible en versión electrónica en http://www.codice21.net/libreria-codice21/?orderby=date  

  • fugas-619 Fugas de agua y dinero. Factores políticos- institucionales que inciden en el desempeño de los organismos operadores de agua potable en México. »

    Fugas de agua y dinero. Factores políticos- institucionales que inciden en el desempeño de los organismos operadores de agua potable en México. Editorial: El Colegio de [...]

  • libro-619 Pueblos de frontera. Coloniaje, grupos étnicos y espacios ecológicos en el noroeste de México, 1700-1850 »

    Pueblos de frontera. Coloniaje, grupos étnicos y espacios ecológicos en el noroeste de México, 1700-1850 Precio: $250.00 Price: $15.29 Editorial: El Colegio de Sonora. Edición: [...]

FOTO DE LA SEMANA: “Disco en el desierto”

La imagen fue capturada por Jesús Morales.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

vialibre-622

Sociedad del aprendizaje

Alvaro Bracamonte Sierra.*

El fin del ciclo escolar 2015-16 es evidente: universitarios y preparatorianos lucen cansados y con tremendas ojeras; es obvio que han trabajado mucho, como es normal al cierre del semestre. Un porcentaje importante de estos jóvenes sonorenses tiene ante sí una disyuntiva inédita: muchos no han resuelto qué y dónde estudiar, si les conviene matricularse en determinada institución pública o privada, si es mejor salir de la ciudad, etcétera. La ansiedad de los nuevos profesionistas es quizá más desafiante: requieren incorporarse al mercado laboral en un contexto carente de oportunidades, o por lo menos de oportunidades de calidad.

La inexistencia de alternativas de trabajo adecuadas se debe, entre otras cosas, a que la economía no crece con la celeridad necesaria. Visto de esa manera, el problema se reduce a encontrar opciones para que la alicaída economía se reactive. La cuestión parece sencilla, pero no así la respuesta; al respecto, no hay una receta convincente o hay muchas vías que pavimentan el camino del crecimiento. Cualquier estrategia que se escoja para reactivarlo invariablemente tendrá presente un factor: la educación. Casi sin excepción, antiguos y actuales pensadores le han dado y dan una importancia central en el proceso de desarrollo socioeconómico. Pero no se trata de cualquier educación sino de una que implique la transferencia de capacidades para aprehender. Es importante, en los tiempos que corren, construir una economía y una sociedad del aprendizaje. Desde hace varios años se ha perfilado un consenso que indica que el conocimiento marca la diferencia entre una economía próspera y otra pobre y rezagada. Sin embargo, esa premisa ha sido reconsiderada y ahora se afirma que la raíz del desarrollo sostenido descansa en el aprendizaje y no necesariamente en el conocimiento.

Un recién egresado de alguna prestigiada universidad contará con un rico acervo de conocimientos que pueden resultar muy apreciados al momento de incorporarse al mercado de trabajo; no obstante, esos conocimientos se volverán obsoletos con el paso del tiempo. Lo mismo ocurre al interior de los corporativos y empresas medianas y pequeñas. Evitar esta eventualidad implica una capacitación permanente o una cultura explícita del aprendizaje. En ese marco, la educación formal debe constituir la base para que los estudiantes más que apropiarse de datos y fechas adquieran capacidades para aprender. Con ese enfoque educativo un número importante de naciones gozan actualmente de una enorme vitalidad competitiva y una calidad de vida envidiable. Analizar en qué consiste y cómo avanzar hacia una sociedad y una economía del aprendizaje, es el objetivo que se plantea el siempre sugerente Joseph Stiglitz en su última obra editorial. Este Nobel de Economía 2001 publicó, junto con Bruce C. Greenwald  La creación de una sociedad del aprendizaje, texto cuya pertinencia resulta evidente en los días que corren habida cuenta de que, como decíamos, muchos estudiantes de Sonora y de todo el país enfrentan un momento clave en su vida. Igualmente oportunas resultan las reflexiones de estos autores a la luz de la reforma educativa recién aprobada en México.

Mencionamos esta última a propósito de los cuestionamientos que recibe de un sector de profesores sindicalizados y también porque siempre existe la necesidad de revisar la currícula de los programas universitarios y de nivel medio superior a fin de perfilar una formación que permita avanzar hacia una sociedad y una economía del aprendizaje.

CAMPAÑAS NEGRAS

Si el proceso electoral de 2015 en Sonora fue considerado uno de los más ásperos en la historia política nacional ¿qué podría decirse sobre las elecciones locales que en estos días se realizan en 12 estados? Frente a éstas, la de Sonora parecería un juego de niños ante la magnitud de las desmesuras y excesos observados. Lo bueno es que el próximo domingo terminarán, después de lo cual se abrirá el tan útil e imprescindible espacio para el corte de caja, el cual servirá para identificar posibles escenarios para el 2018.

*Doctor en Economía. Profesor-Investigador de El Colegio de Sonora