» Convocatorias

  • convocatoria-622 3er Congreso Internacional Sustentabilidad y Cambio Climático »

    La Universidad Autónoma del Estado de México en coordinación con El Colson y otras instituciones convocan al 3er Congreso Internacional Sustentabilidad y Cambio Climático a [...]

  • cursos-621 Cursos y talleres de actualización en Ciencias Sociales »

    Para brindar las herramientas necesarias para profesionalizar el trabajo de los estudiosos de las Ciencias Sociales, El Colegio de Sonora, a través de la Coordinación [...]

» Novedades Editoriales

  • sonora-599 Sonora violenta. Género, mujeres y feminicidio »

    Disponible en versión electrónica en http://www.codice21.net/libreria-codice21/?orderby=date  

  • deudas-590 Deudas en estados y municipios »

    Disponible en versión electrónica en http://www.codice21.net/libreria-codice21/?orderby=date  

  • fugas-619 Fugas de agua y dinero. Factores políticos- institucionales que inciden en el desempeño de los organismos operadores de agua potable en México. »

    Fugas de agua y dinero. Factores políticos- institucionales que inciden en el desempeño de los organismos operadores de agua potable en México. Editorial: El Colegio de [...]

FOTO DE LA SEMANA: “Sin vergüenza”

La imagen fue capturada por Ana Rosa Sánchez

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

vialibre-624

Integrarse: clave del desarrollo

Álvaro Bracamonte Sierra.*

Como casi todos los editorialistas y colaboradores de medios de comunicación, tuve el gusanito, la tentación, de escribir sobre los resultados electorales del pasado domingo. Desistí convencido de que todo está más o menos dicho, e insistir en el tema es caer inevitablemente en la repetición o, peor aún, en el terreno de la especulación y las conjeturas.

Arena movediza ésta que sólo los astrólogos manejan con solvencia aceptable. Más sensato parecería centrar el análisis en lo que ocurre aquí en la entidad, frente a nuestros ojos, en materia de transparencia y rendición de cuentas, o en los ámbitos social y económico. Sobre este último tema, como es ampliamente conocido, Sonora acumula un par de años con un crecimiento muy bajo, cercano a cero. Reactivar el dinamismo requiere el concurso de muchos factores entre los que destacan los de origen externo.

Un contexto internacional favorable beneficia el crecimiento y uno adverso lo desincentiva. Al respecto, no hay mucho que hacer más que confiar en que los astros se alineen y contribuyan al buen desempeño de los sectores productivos. En cambio, donde existe un amplio espectro para la intervención es en las causas internas. Distintos enfoques sobre desarrollo local coinciden en que la correcta marcha de la economía descansa en el nivel de integración que muestra la planta productiva: si las distintas ramas de la cadena de valor de una industria están vinculadas, el crecimiento se vigoriza. Esta condición, que es lugar común en la literatura especializada, en los discursos de los políticos en campaña y en los planes de gobierno, no es fácil de concretar. Las explicaciones son diversas, la más visible tiene que ver con la poca persistencia y compromiso de las autoridades hacia el cumplimiento de una agresiva agenda de integración. Ésta requiere de un trabajo sistemático y una paciencia digna de los monjes tibetanos.

La articulación productiva es una tarea que se desdibuja con relativa facilidad de los programas gubernamentales e incluso desaparece si la urgencia por crear empleos convence a las autoridades de que es más redituable estimular nuevas inversiones aunque éstas tengan poco que ver con fortalecer las cadenas de valor de los sectores estratégicos en el desarrollo regional.

Lamentablemente esta situación es frecuente en prácticamente todas las regiones del país y la entidad no es la excepción. Es posible que la poca integración de la industria local se deba a que las firmas extranjeras no contemplan en sus estrategias de operación a las pequeñas y medianas empresas nativas para que éstas participen en su red de suministro. Esta problemática, de hecho, ha sido observada en investigaciones académicas que estudian a las multinacionales establecidas en Sonora. En esas condiciones, vale la pena aplaudir los esfuerzos privados y públicos tendientes a llenar el vacío en materia de integración que se advierte en la mayoría de las actividades productivas de Sonora. Al respecto, destacan la celebración de la Segunda Expo “Proveeduría Local” organizada por Offshore Group (Maquilas Tetakawi) en Guaymas el pasado mes de mayo, la Rueda de Agronegocios organizada por el gobierno estatal a principios de junio y los esfuerzos desplegados por el clúster minero, que desde hace varios años organiza un congreso que reúne tanto a proveedores de insumos como propietarios de minerales en Sonora y el resto del mundo.

Este camino es el que requiere recorrerse para propiciar el desarrollo de una industria mejor articulada que es lo que distingue a los grandes distritos industriales de Europa y Norteamérica. Finalmente, no está de más una recomendación: considerando la insuficiente y frágil participación de la proveeduría local en las cadenas de valor, resulta fundamental la complementariedad entre los particulares y el sector público para alinear los esfuerzos tendientes a elevar el grado de integración de la planta productiva sonorense. Ojalá esta sinergia logre cristalizarse en el corto plazo.

*Doctor en Economía. Profesor-Investigador de El Colegio de Sonora