» Convocatorias

  • convocatoria-622 3er Congreso Internacional Sustentabilidad y Cambio Climático »

    La Universidad Autónoma del Estado de México en coordinación con El Colson y otras instituciones convocan al 3er Congreso Internacional Sustentabilidad y Cambio Climático a [...]

  • cursos-621 Cursos y talleres de actualización en Ciencias Sociales »

    Para brindar las herramientas necesarias para profesionalizar el trabajo de los estudiosos de las Ciencias Sociales, El Colegio de Sonora, a través de la Coordinación [...]

» Novedades Editoriales

  • sonora-599 Sonora violenta. Género, mujeres y feminicidio »

    Disponible en versión electrónica en http://www.codice21.net/libreria-codice21/?orderby=date  

  • deudas-590 Deudas en estados y municipios »

    Disponible en versión electrónica en http://www.codice21.net/libreria-codice21/?orderby=date  

  • fugas-619 Fugas de agua y dinero. Factores políticos- institucionales que inciden en el desempeño de los organismos operadores de agua potable en México. »

    Fugas de agua y dinero. Factores políticos- institucionales que inciden en el desempeño de los organismos operadores de agua potable en México. Editorial: El Colegio de [...]

FOTO DE LA SEMANA: “Sol”

La imagen fue capturada por Jesús Morales.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

vialibre-625

Mal humor nacional

Álvaro Bracamonte Sierra.*

Dice la Iglesia que la iniciativa peñista para legalizar el matrimonio entre parejas del mismo sexo determinó el desenlace electoral del pasado 5 de junio. La evidencia no parece indicar que así haya sido pues los contraejemplos abundan: en Sinaloa ganó el PRI con facilidad, cosa que llama la atención especialmente porque el tricolor era el partido retador. Lo mismo pasó en Oaxaca, donde obtuvo un apretado y controvertido triunfo. La explicación está en otra parte: de las doce gubernaturas disputadas, en ocho hubo alternancia. Sólo en cuatro ratificaron al partido en el poder: al PAN en Puebla y al PRI en Zacatecas, Hidalgo y Tlaxcala. En los demás estados ganó un partido o una coalición diferente a la organización política gobernante. Una rápida ojeada a las entidades que cambiaron de partido es suficiente para detectar que en la mayoría prevalecían escándalos de corrupción y mala administración.

El mal humor nacional que vive el país (EPN dixit), al parecer es más profundo en las regiones donde ese malestar perfiló el voto de castigo y por tanto la alternancia. Sonora registró una coyuntura parecida el año pasado. Si hacemos un poco de memoria, vemos que en las elecciones estatales y municipales de 2015 ganó la alternancia: se impuso el PRI al PAN en la gubernatura y en los principales ayuntamientos también privó el voto de castigo, excepto en Cajeme y San Luis Río Colorado donde el tricolor y el blanquiazul volvieron a ganar. En cambio, el partido que gobernaba perdió en Hermosillo, Nogales, Navojoa, Guaymas, Puerto Peñasco y Agua Prieta, localidades que concentran alrededor del 85 por ciento de la población local.

Con esto en mente, es fácil deducir que la clave para evitar el castigo ciudadano está en ofrecer buenas cuentas. Gobiernos honestos y eficientes no garantizan triunfos, pero sí aumentan las probabilidades de obtener mejores resultados. El mal humor es una constante nacional. Si ese pesar permanece en el 2017, se verá afectado el proceso electoral del Estado de México. No sorprendería que la oposición, llámese PAN en alianza con el alicaído PRD, o Morena, incremente sus posibilidades de salir airosa, lo que no sería poca cosa considerando que se trata de la entidad con el mayor porcentaje de votantes del padrón nacional. Y si el mal humor se extiende hasta el 2018, las repercusiones serían mayúsculas. La apuesta del PRI es ganar con un tercio de la votación y confiar en que el resto de los sufragios se pulverice entre el PAN, PRD, Morena y los múltiples candidatos independientes que seguramente participarán en dicha contienda. Ya se verá.

EL MAL HUMOR DEPORTIVO

Al minuto 43 del primer tiempo apagué la televisión: no estaba dispuesto a seguir el pobre espectáculo que ofrecía la selección mayor del balompié mexicano. No vi posibilidades de que en el complemento remontara los goles de desventaja que llevaba a esa hora. Opté por terminar la lectura de los diarios nacionales en los que advertí dos cosas: el súper mal humor que se respira en varias entidades del sur de México a raíz del conflicto magisterial y la expectativa de que el seleccionado mexicano avanzaría a semifinales en la Copa Bicentenario.

A primera hora de ayer domingo recojo en el porche la suscripción de El Imparcial y es hasta entonces que me entero de la tragedia sufrida por el tricolor: perdió 7-0. Es la peor goliza que haya tenido en la historia de partidos oficiales. Gran decepción produjeron los pupilos de Osorio, el colombiano director técnico del “Tri”. La derrota está provocando estragos en el ánimo del fanático que albergaba la esperanza de ganar la copa americana. La pesadumbre pasará pronto y, como acontece habitualmente, en unas semanas más se presentará otra fuente de aflicción: las Olimpiadas de Río, donde pocas certezas le deparan a los atletas mexicanos para figurar en el medallero.

*Doctor en Economía. Profesor-Investigador de El Colegio de Sonora.