» Convocatorias

  • convocatoria-622 3er Congreso Internacional Sustentabilidad y Cambio Climático »

    La Universidad Autónoma del Estado de México en coordinación con El Colson y otras instituciones convocan al 3er Congreso Internacional Sustentabilidad y Cambio Climático a [...]

» Novedades Editoriales

  • sonora-599 Sonora violenta. Género, mujeres y feminicidio »

    Disponible en versión electrónica en http://www.codice21.net/libreria-codice21/?orderby=date  

  • deudas-590 Deudas en estados y municipios »

    Disponible en versión electrónica en http://www.codice21.net/libreria-codice21/?orderby=date  

  • fugas-619 Fugas de agua y dinero. Factores políticos- institucionales que inciden en el desempeño de los organismos operadores de agua potable en México. »

    Fugas de agua y dinero. Factores políticos- institucionales que inciden en el desempeño de los organismos operadores de agua potable en México. Editorial: El Colegio de [...]

FOTO DE LA SEMANA: “Medusa”

La imagen fue capturada por Mr. Jack

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

vialibre-626

Crónica mínima del Brexit

Álvaro Bracamonte Sierra.*

Vista la escasa credibilidad de las encuestas, las señales que emiten los mercados han ganado terreno en el mundo de los pronósticos. Sin embargo, también suelen fallar de manera estrepitosa. El comportamiento de los mercados financieros y bursátiles previo al referéndum británico es ejemplo perfecto: desde que el primer ministro inglés anunció el citado ejercicio de democracia participativa, las bolsas de valores en todo el planeta empezaron a mostrar nerviosismo ante la posibilidad de que la vieja Albión saliera de la Unión Europea: el índice bajaba notablemente cuando intuían un crecimiento de las probabilidades de dejarla y subía cuando se aminoraba el riesgo.

Los diarios especializados en temas financieros daban cuenta de esa especie de trazabilidad de la actual turbulencia mundial. En las noticias y espacios de análisis se podía detectar con claridad el ánimo prevaleciente en ese estresante mundillo. Para los corredores de bolsa, por ejemplo, la fecha del referéndum era un día especial; mucho estaba en juego: si ganaba el Brexit se desmoronarían los precios de las acciones; en cambio, si votaban por la permanencia se generaría un rally alcista significativo. El fin de semana previo al 23 de junio (plazo fijado para llevar a cabo la consulta) los mercados olfatearon o intuyeron que los británicos votarían para mantenerse en la UE; el lunes siguiente, es decir el 20, el piso de remates reflejó ese estado de ánimo: la bolsa mexicana experimentó incrementos sustantivos en el Índice de Precios y Cotizaciones. Sin embargo, conforme se acercaba la fecha del referéndum la confianza fue disminuyendo dado que algunos sondeos indicaban un empate técnico entre simpatizantes y detractores del Brexit. Este equilibrio generó un nuevo episodio de incertidumbre que afectó la buena marcha del mercado bursátil. Lo más interesante ocurrió el mismo jueves 23. Muy temprano la BMV subió reflejando cierta confianza respecto al resultado final de la consulta.

Similar comportamiento observó el tipo de cambio: días antes había subido a 19 pesos por dólar debido a los temores que generaba el Brexit; no obstante, a media mañana del 23 la divisa norteamericana se cotizaba en 18.40. Pero cuando los datos preliminares favorecían a los independentistas la cotización cambió bruscamente: empezó poco a poco a depreciarse. Al anochecer el peso rebasaba nuevamente la barrera sicológica de los 19 pesos y en algún momento de la madrugada del viernes 24 arañaba los 20. En ese contexto se configuraba un ominoso escenario: la presencia de un devastador ataque especulativo. Esto explica que las autoridades financieras del país anunciaran casi al amanecer un programa de ajustes macroeconómicos tendientes a sobrellevar el oleaje que desataría la decisión tomada por los ingleses.

Una de esas medida, quizá la más dolorosa, es un nuevo recorte al gasto público que afectará principalmente a los sectores educativo y de la salud. Este tema lo tocaremos la próxima semana dadas las implicaciones que inevitablemente tendrá en el crecimiento y en la generación de empleos.

Por lo pronto el corte de caja de las turbulencias bursátiles y financieras del pasado viernes negro es apabullante: ese día el magnate mexicano Carlos Slim perdió más de 2 500 millones de dólares, el tipo de cambio se estabilizó en alrededor de 19 pesos; el Índice de Precios y Cotizaciones de la BMV se redujo en poco menos de 3 por ciento. Peor les fue a otros mercados: el español, por ejemplo, se desplomó 12 por ciento; el francés en un porcentaje parecido. Las bolsas asiáticas acusaron los estragos de la incertidumbre. Es obvio que las consecuencias del Brexit no terminan, al contrario, existe la preocupación de que el independentismo se contagie y que otras naciones de la Unión Europea intenten salirse también. Lo peor sería que indirectamente se vea beneficiado el candidato republicano a la Casa Blanca quien, como los soberanistas ingleses, pretende desintegrar el mercado de libre comercio que forman México, Canadá y Estados Unidos. Esta posibilidad está ahí y por ningún motivo debiéramos tomarla a la ligera.

*Doctor en Economía. Profesor-investigador de El Colegio de Sonora.