» Convocatorias

  • convocatoria-622 3er Congreso Internacional Sustentabilidad y Cambio Climático »

    La Universidad Autónoma del Estado de México en coordinación con El Colson y otras instituciones convocan al 3er Congreso Internacional Sustentabilidad y Cambio Climático a [...]

» Novedades Editoriales

  • sonora-599 Sonora violenta. Género, mujeres y feminicidio »

    Disponible en versión electrónica en http://www.codice21.net/libreria-codice21/?orderby=date  

  • deudas-590 Deudas en estados y municipios »

    Disponible en versión electrónica en http://www.codice21.net/libreria-codice21/?orderby=date  

  • fugas-619 Fugas de agua y dinero. Factores políticos- institucionales que inciden en el desempeño de los organismos operadores de agua potable en México. »

    Fugas de agua y dinero. Factores políticos- institucionales que inciden en el desempeño de los organismos operadores de agua potable en México. Editorial: El Colegio de [...]

FOTO DE LA SEMANA: “Medusa”

La imagen fue capturada por Mr. Jack

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

fuera-626

Los fallidos proyectos de explotación de la Isla Tiburón

Ana Luz Ramírez Zavala.*

Desde finales del siglo XIX  se registraron varios intentos por explotar los recursos de la isla Tiburón y en algunos de los proyectos también se contempló el aprovechamiento de las islas San Esteban y Ángel de la Guarda.

Entre 1882 y 1902, el sonorense Guillermo Andrade solicitó varias concesiones para fundar diversas empresas, partiendo del establecimiento de una colonia agrícola como estrategia de poblamiento cuyos colonos se dedicarían a diversas actividades como la ganadería, la pesca, el buceo de perlas, además de la exploración minera para la extracción de oro, plata y cobre ─recursos que se creía abundaban en estos lugares─ así como a la producción de mezcal con el agave endémico de San Esteban.[i]

No es coincidencia que, a la par, las autoridades porfiristas emprendieran diversas campañas militares en contra de los comcáac ─población indígena de la costa central de Sonora─, lo que implicó el exterminio de algunos, el desplazamiento de otros a Hermosillo y, aparentemente, el destierro de Sonora en el marco de la política de deportación contra los yaquis.

Ninguna de las empresas de Andrade prosperó porque no hubo inversionistas interesados, posiblemente porque la isla presenta el gran obstáculo de no contar con fuentes suficientes de abastecimiento de agua para el consumo humano, por lo que el desarrollo industrial no es factible. No obstante, la especulación por los recursos de la isla continuó atrayendo a visitantes extranjeros para su exploración, algunos de los cuales murieron víctimas del calor y de sed, acontecimientos que suscitaron diversas historias de carácter sensacionalista sobre la población indígena; también captó la atención del turismo interesado en practicar la caza y la pesca, por lo que en 1926 se estableció un club deportivo en Bahía de Kino que cerró en 1931. En la misma década el Gobierno federal otorgó dos concesiones para explotar los recursos pesqueros de la isla, pero éstas tampoco se desarrollaron.

Después de la década de 1930, rancheros de la zona continuaron asistiendo a los turistas que visitaban la costa de Hermosillo; desde Arizona se hacían viajes en avioneta con destino a la isla para cazar, y desde un hotel ubicado en Bacochibampo se organizaban excursiones en bote para pescar en el área.[ii]

Aunque los proyectos para explotar la isla Tiburón fracasaron, en la tentativa de ponerlos en marcha se perjudicó a la comunidad comcáac que se vio reducida considerablemente, pues para la década de 1920 contaba con menos de 200 individuos. Además de ver disminuido su territorio, se les restringió la movilidad por éste y el aprovechamiento de los recursos con los que complementaban parte de su alimentación se limitó también. Esto se agravó cuando en 1963 la isla se declaró reserva natural y quedó prohibida la caza. Tal situación los afectó por más de una década y, además, la sobreexplotación de los productos marinos puso en peligro de extinción a varias especies endémicas.

Actualmente la comunidad comcáac enfrenta una nueva amenaza que pone en peligro no sólo su territorio sino su identidad étnica ante la existencia de un megaproyecto que se propone establecer una planta generadora de energía y una desalinizadora en el Canal del Infiernillo, además de un desarrollo turístico en la isla.[iii]



[i] Bowen, Tomas. 2000. Unknown island. Seri indians, europeans, and San Esteban Island in the Gulf of California. Albuquerque: University of New Mexico Press.

[ii] “A true fish story about Guaymas, Mexico. Southern Pacific”, en William Neil Smith papers, 1829-1975, Special Collections, Universidad de Arizona.

[iii] Comuneros de la Isla Tiburón rechazan megaproyecto y reclaman cambio de autoridades, 20 de enero de 2016, en http://desinformemonos.org.mx/comuneros-de-la-isla-tiburon-rechazan-megaproyecto-y-reclaman-cambio-de-autoridades/ (consultado el 30 de mayo de 2016).

 

*Profesora investigadora en El Colegio de Sonora