» Convocatorias

  • convocatoria-622 3er Congreso Internacional Sustentabilidad y Cambio Climático »

    La Universidad Autónoma del Estado de México en coordinación con El Colson y otras instituciones convocan al 3er Congreso Internacional Sustentabilidad y Cambio Climático a [...]

» Novedades Editoriales

  • sonora-599 Sonora violenta. Género, mujeres y feminicidio »

    Disponible en versión electrónica en http://www.codice21.net/libreria-codice21/?orderby=date  

  • deudas-590 Deudas en estados y municipios »

    Disponible en versión electrónica en http://www.codice21.net/libreria-codice21/?orderby=date  

  • fugas-619 Fugas de agua y dinero. Factores políticos- institucionales que inciden en el desempeño de los organismos operadores de agua potable en México. »

    Fugas de agua y dinero. Factores políticos- institucionales que inciden en el desempeño de los organismos operadores de agua potable en México. Editorial: El Colegio de [...]

FOTO DE LA SEMANA: “Medusa”

La imagen fue capturada por Mr. Jack

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

documentos-626

Violencia hacia las niñas, niños y adolescentes. Prevención del abuso sexual

Mariana Becerra Sánchez.*

El abuso sexual en la niñez y la adolescencia constituye una grave problemática pues las víctimas pueden cursar con consecuencias  a corto, mediano y largo plazo, que pueden ser emocionales, cognitivas y conductuales.

En Sonora, como en otras entidades, no existe una fuente estadística oficial actualizada y homogénea que permita darle seguimiento al problema, pues muchos de los abusos no son denunciados, ya sea por temor, vergüenza o por negación.

Uno de los primeros pasos para evitar poner en riesgo a los niñas, niños y adolescentes es el de derribar mitos entorno a este delito: el primero de estos es que se piensa que el abuso sexual ocurre solo al interior de unas cuantas familias de origen casi siempre, humilde; sin embargo, distintos estudios han demostrado que se da en todos los sectores, pero en las familias con mayores recursos económicos es menos probable la denuncia por temor al escándalo.

Segundo, quien violenta es una persona con problemas psicopatológicos: aunque algunos de los abusadores tienen antecedentes de haber sido abusados, no es un elemento que explique del todo este delito, pues está relacionado con la percepción cultural de los cuerpos infantiles y juveniles como objetos y la poca atención que se le presta a la denuncia de las niñas y niños.

Tercero, solo las niñas están expuestas a este tipo de abusos: la Consulta Infantil y Juvenil del Instituto Nacional Electoral reveló que en Sonora  7.5 por ciento de las niñas y 11.5 por ciento de los niños de 6 a 9 años habían sido tocados por un adulto miembro de su familia y otros estudios develan que los niños también están en riesgo.

Cuarto, si los niños hablan de abuso sexual es porque lo vieron en la televisión o es producto de su imaginación: de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en México 4.5 millones de niñas y niños son víctimas de abuso sexual, de los cuales únicamente 2.0 por ciento de los casos se conocen en el momento que se presenta el abuso, por lo que es fundamental que cuando los niños o adolescentes se atrevan a hablar del delito, cuenten con la protección necesaria de sus cuidadores y una adecuada respuesta y atención del  estado.

*Profesora-investigadora en El Colegio de Sonora.