» Convocatorias

  • simposiohist-635 XLII Simposio de Historia y Antropología Edición Internacional.Tema: MUJER, GÉNERO Y FAMILIA »

    La Universidad de Sonoraa través del Departamento de Historia y Antropología, en colaboración con El Colegio de Sonora, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, [...]

» Novedades Editoriales

  • maquilas-634 Las maquiladoras de exportación y sus actores. Una Visión de los empresarios. »
  • bancasonora-630 Banca, crédito y redes empresariales en Sonora, 1897-1976. »

    Banca, crédito y redes empresariales en Sonora, 1897-1976. Ana Isabel Grijalva Díaz. Editorial: El Colegio de Sonora ISBN: 978-607-8480-08-9 Año: 2016

  • caridad-630 Company town de la mina La Caridad. Procesos de constitución y desarrollo (1970-1985) »

    Company town de la mina La Caridad. Procesos de constitución y desarrollo (1970-1985). Carlos Alberto Chacón Flores Editorial: El Colegio de Sonora ISBN: 978-607-8480-01-2 Año: 2016

cipial-638

Exponen sobre la beligerancia de los grupos indígenas y la reocupación de sus territorios

Sobre el proceso agrario del territorio tohono o’odham y los recursos a los que los indígenas acudieron para protegerlo durante el siglo XX, trata el trabajo de investigación  que la doctora Ana Luz Ramírez Zavala presentó en Santa Rosa, Argentina.

Del 20 a 24 de septiembre de 2016, los investigadores del Centro de Estudios Históricos de Región y Frontera de El Colegio de Sonora, Ana Luz Ramírez Zavala, José Marcos Medina Bustos y María del Valle Borrero Silva, asistieron al Segundo Congreso Internacional Los Pueblos Indígenas de América Latina (CIPIAL), siglos XIX-XXI: Avances, perspectivas y reto en La Pampa, Argentina.

Ramírez Zavala presentó la ponencia La reocupación y protección del territorio tohono o’odham a través de la política cultural posrevolucionaria en la mesa “Pertenencia y posesión. Territorios indígenas en zonas de frontera siglos XIX-XXI”.

Explicó que los tohono o’odham, son un grupo indígena que actualmente habita en los municipios sonorenses de Caborca, Altar, Sáric, Puerto Peñasco, General Plutarco Elías Calles, Pitiquito y parte del sureste de Arizona, en una reservación que está dividida en once distritos.

“Los tohono o’odham constantemente se manifestaron ante las autoridades mexicanas para denunciar el despojo de tierra y agua que observaron durante los diferentes procesos de colonización del desierto, además de emplear otros medios formales e informales para tratar de conseguir el reconocimiento de sus tierras”, señaló.

El usufructo de la tierra a la usanza occidental no fue viable para este grupo, detalló, pues aunque se llegó a reconocer parte de su territorio como ejidos y bienes comunales, éste ya no podía ser aprovechado de la misma forma porque la infraestructura de riego privada volvió infértil sus tierras para el cultivo e inadecuadas para la cría de ganado.

Por su parte Medina Bustos expuso el tema Un nuevo ciclo de beligerancia indígena en Sonora, México. 1819-1846, en donde apuntó que desde mediados del siglo XVIII, la monarquía española logró controlar las rebeliones de los indígenas asentados en pueblos de misión como fueron los yaquis, mayos y pimas, así como a los nómadas seris.

Destacó que las investigaciones sobre el impacto de los cambios políticos de principios del siglo XIX en las relaciones entre los indígenas y la población blanco-mestiza, permiten plantear que la provincia de Sonora, fue donde primeramente se observaron reacciones violentas ante los cambios promovidos por la nueva institucionalidad liberal, como fueron las mayores exigencias de servicio militar, acabar con el gobierno particular de los indígenas, así como con sus tierras corporativas.

“¿Por qué fue tan importante el tema militar en esta parte del país? Porque era una zona de frontera, en donde a través de los pueblos de misión se había conservado una población indígena numerosa, la cual apoyaba a los españoles con sus milicias, creándose una relación en la que los cargos militares les permitían negociar en mejores términos su posición subordinada”, expresó.

Medina Bustos precisó que el ataque liberal contra la corporación que era el pueblo de indios de misión, se vio frenado por la necesidad que tuvieron las elites locales de las milicias indígenas, en principio para enfrentar a los nómadas apaches y, posteriormente, como apoyo en las luchas faccionales que se desataron con fuerza a partir de 1838. Esta necesidad de las elites les dio a los  indígenas poder para negociar y defender sus derechos, retardando el ataque liberal contra sus instituciones particulares.

EL CIPIAL busca fortalecer las relaciones en red para la cooperación de los especialistas en historia, antropología, etnohistoria, lingüística, derecho, ciencias de educación y disciplinas afines en América y Europa, para conocer y compartir los avances y hallazgos en materia de conocimiento generado, los campos nuevos o tradicionales que se abordan, las perspectivas epistemológicas utilizadas y las metodologías empleadas para el estudio de y con los pueblos indígenas.