» Convocatorias

  • simposiohist-635 XLII Simposio de Historia y Antropología Edición Internacional.Tema: MUJER, GÉNERO Y FAMILIA »

    La Universidad de Sonoraa través del Departamento de Historia y Antropología, en colaboración con El Colegio de Sonora, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, [...]

» Novedades Editoriales

  • maquilas-634 Las maquiladoras de exportación y sus actores. Una Visión de los empresarios. »
  • bancasonora-630 Banca, crédito y redes empresariales en Sonora, 1897-1976. »

    Banca, crédito y redes empresariales en Sonora, 1897-1976. Ana Isabel Grijalva Díaz. Editorial: El Colegio de Sonora ISBN: 978-607-8480-08-9 Año: 2016

  • caridad-630 Company town de la mina La Caridad. Procesos de constitución y desarrollo (1970-1985) »

    Company town de la mina La Caridad. Procesos de constitución y desarrollo (1970-1985). Carlos Alberto Chacón Flores Editorial: El Colegio de Sonora ISBN: 978-607-8480-01-2 Año: 2016

FOTO DE LA SEMANA: “En proceso…”

La imagen fue capturada por Jesús Morales.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

tiempos-639

Valle de los sueños, territorio de pesadilla

Zulema Trejo Contreras.*

En el siglo XIX el valle del Yaqui fue descrito por sonorenses y extranjeros como una tierra de ensueño en la cual todo cultivo era posible. Se decía que tabaco, trigo, hortalizas y cualquier tipo de planta que se quisiera cultivar podía florecer en esas tierras tan fértiles sin más esfuerzo que plantar las semillas. La alusión al poco esfuerzo que se necesitaba para el cultivo en el Yaqui estaba relacionado con el río Yaqui cuyas aguas regaban el territorio yaqui.

La fama de fertilidad del territorio yaqui constituyó una espada de dos filos, pues si bien el contar con un territorio tan feraz permitió a los yaquis vivir de forma prácticamente autónoma, también se convirtió en blanco de ambición para otros grupos sociales que aspiraban a establecerse en de la misma forma en que lo habían hecho en territorio ópata, pima y parcialmente en el valle del Mayo. Sin embargo los yaquis, a diferencia de los otros grupos indígenas, no aceptaron el establecimiento de la sociedad no indígena en su territorio.

La oposición de los yaquis al establecimiento de personas que no fueran yaquis en su territorio ocasionó fuertes conflictos, desde los enfrentamientos en los juzgados civiles, donde los miembros de la etnia impugnaban las adjudicaciones de porciones de sus territorios a los blancos; estos conflictos también suscitaban enfrentamientos armados que en la historia se llamaban rebeliones yaquis o guerra secular del Yaqui; independientemente del nombre que se les dé, estos enfrentamientos significaron una lucha armada en la cual perdieron la vida tanto indígenas como no indígenas.

La férrea defensa que los yaquis hicieron de su territorio tuvo varias aristas, algunas muy visibles, como el hecho de que les resultara inaceptable la pérdida de un porción de su territorio. Cabe preguntarse por qué se produjo este conflicto tan largo. ¿Qué problema podía representar compartir el territorio con personas no indígenas? La respuesta es una: para los yaquis el territorio no es solamente una porción de tierra susceptible de cultivarse, independientemente de que este cultivo les proporcione menores o mayores riquezas; para los yaquis –de acuerdo a su tradición oral y escrita–, su territorio es sagrado, les fue concedido por derecho divino a sus antepasados. Por consiguiente, no es posible que lo cedan a otros.

La defensa del territorio yaqui fue más allá de defender sólo una porción de tierra cultivable. Defenderlo implicaba luchar por un lugar sagrado, proporcionado por derecho divino. Imposible cederlo  aunque las leyes “humanas” así lo exigieran.

*Profesora-investigadora en El Colegio de Sonora.