» Convocatorias

  • almada-640 Cátedra en Estudios Regionales “Sergio Ortega Noriega” por Dr. Ignacio Almada Bay »

    El Colegio de Sinaloa hace una cordial invitación a participar el próximo 10 de noviembre en  la Cátedra en Estudios Regionales “Sergio Ortega Noriega” con el tema [...]

  • simposiohist-635 XLII Simposio de Historia y Antropología Edición Internacional.Tema: MUJER, GÉNERO Y FAMILIA »

    La Universidad de Sonoraa través del Departamento de Historia y Antropología, en colaboración con El Colegio de Sonora, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, [...]

» Novedades Editoriales

  • extraviado-641 Ángel extraviado »
  • itinerarios-639 Itinerarios errantes italianos. Nostalgias de un italómano. »
  • maquilas-634 Las maquiladoras de exportación y sus actores. Una Visión de los empresarios. »

FOTO DE LA SEMANA: “Dualidad”

La imagen fue capturada por Jesús Morales.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

observatorios-640

Mujeres en la minería

Cristina Martínez*

Cuando una colega universitaria me compartió que iría a estudiar un diplomado de género al Colegio de México hace más de dos décadas y regresó hablando de relaciones de equidad y de igualdad, confieso que resultó novedoso para mí y muy lejano entonces de imaginar las repercusiones que tendría en los ámbitos públicos y privados de nuestro país tal y como lo conocemos ahora. Esta introducción viene a colación porque el día de ayer participé en la mesa de Mujeres en la minería, en el marco del XII Seminario Internacional minero de Sonora, donde las integrantes son trabajadoras del sector en todos sus niveles desde inversionistas, directivas, y administrativas, hasta operadoras de equipo pesado, y el centro de sus planteamientos fue luchar por conseguir las relaciones de equidad en este ámbito laboral dominado por los hombres.

Más allá de la perspectiva de equidad de género, rica y vasta, me gustó la definición práctica de ellas en términos de construir relaciones de oportunidades y trato de igualdad en sus centros de trabajo. Abundaré un poco más adelante, pero ante es importante mencionar que esta Mesa de Mujeres en la minería es también otro de sus logros luego de presionar y visibilizarse crecientemente en los centros de trabajo del país y del mundo entero. Aquí en Sonora no hace mucho tiempo, en 2013, se realizó el Foro de las Mujeres mineras y por primera vez se escuchó una sola voz reclamando el espacio que les corresponde. Ya hay camino andado y WIM (Womenin Mining), una organización que promueve y apoya el desarrollo de la mujer en la industria minera y su participación en posiciones de liderazgo, se hizo presente en el Seminario Minero.

En la mesa participaron ocho mujeres disertando su papel en la industria minera, y un poco más tarde, la directora del Instituto de Minas de la Universidad de Arizona y la Vicepresidenta de Desarrollo de Agnico Eagle, dictaron dos conferencias respectivamente. El moderador y primer varón inscrito en la agrupación, en señal de equidad de género, jugó un papel importante y simbólico para el resto del público presente.

Aun cuando el corazón de la nota es el valioso testimonio de las mujeres mineras, desafortunadamente resulta imposible reproducirlo en este espacio mínimo. Arbitrariamente citaré algunos como el de Ana María González que dijo que en 25 años en la minería la habían invitado cuando mucho a 5 paneles relacionados con su trabajo, pero que en el ámbito estrictamente laboral, uno de sus principales retos había sido establecer vínculos de trabajo e interlocución con los hombres de la comunidad que no acostumbran hablar con las mujeres.

Otro aporte es el de Claudia Ibarra, funcionaria federal que aseguró que sí se ha implementado la perspectiva de género pero falta mucho por hacer; definió a la mujer como muy objetiva e incorruptible en su trabajo y ella misma lo ha demostrado durante su trayectoria hasta llegar a ser la titular de la Dirección General de Regulación Minera, un orgullo que se lo heredado a su pequeña hija.

La intervención de Mónica Salguero me conmovió porque compartió su experiencia de vida en las selvas tropicales de los guaraníes donde aprendió que el papel y el valor de la mujer en la sociedades indígenas es vital y central en tanto “ellas son nuestras madres”; esta metáfora que no debe desligarse de la cosmovisión de dichas culturas, dijo, es la que deberíamos adoptar nosotros ahora mismo. Menudearon los comentarios no menos importantes de la vida cotidiana en el hogar, los hijos y los centros de trabajo. Llamó mucho la atención que se repitiera la demanda de equipo (uniformes, cascos y botas) con tallas de mujer en tanto han debido adaptarse con las tallas masculinas.

Como ya lo vieron, esta nota no fue una disertación académica de la equidad de género sino más bien el abreboca de la prometedora agenda de las mujeres mineras mexicanas del mundo real. Desde aquí les envío un abrazo amoroso y felicito especialmente a Eurídice González y Fernanda Romero que la han impulsado siempre.

*Profesora-investigadora en El Colegio de Sonora.