» Convocatorias

  • simposiohist-635 XLII Simposio de Historia y Antropología Edición Internacional.Tema: MUJER, GÉNERO Y FAMILIA »

    La Universidad de Sonoraa través del Departamento de Historia y Antropología, en colaboración con El Colegio de Sonora, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, [...]

» Novedades Editoriales

  • extraviado-641 Ángel extraviado »
  • itinerarios-639 Itinerarios errantes italianos. Nostalgias de un italómano. »

FOTO DE LA SEMANA: “…en la sierra”

La imagen fue capturada por Ana Rosa Sánchez.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

observatorios-642

La retórica antimexicana y la vida cotidiana en Tucson: una mirada desde la historia

José Marcos Medina Bustos.*

En estos días en que los mexicanos nos sentimos especialmente afectados por la retórica antimexicana del nuevo presidente norteamericano, me parece conveniente compartir con usted, estimado lector o lectora, un libro reciente que en una mirada histórica aborda este tipo de problemas. Se trata del libro de Sal Acosta, Sanctioning Matrimony: Western Expansion and Interethnic Marriage in the Arizona Borderlands, publicado en este año por la Universidad de Arizona en Tucson. En mi traducción libre al español, el título diría lo siguiente: Sancionando el matrimonio: expansión hacia el oeste y matrimonios interétnicos en las zonas fronterizas de Arizona.

Pues bien, en este libro se hace un excelente acercamiento a los matrimonios entre diferentes grupos étnicos en Tucson, Arizona, en el período 1860-1930. El autor plantea que este lugar es útil, como estudio de caso, para profundizar en la temática mencionada, ya que fue una población en la que predominaron los habitantes de origen mexicano, hasta fines del siglo XIX, y la huella de sus matrimonios ha quedado registrada en documentos locales como censos, archivos parroquiales y civiles de matrimonios, y en periódicos.

La adecuada combinación del análisis cuantitativo y cualitativo de las actas de matrimonio, le permitió a Sal Acosta cuestionar la idea de que con el incremento sustancial de los migrantes de origen anglosajón desde fines del siglo XIX, y con ello de las mujeres “blancas”, los matrimonios entre este grupo poblacional y el de origen mexicano, se redujeron drásticamente. El autor descubre que en realidad los matrimonios interétnicos entre anglos de la “clase trabajadora” y mexicanas, no cesaron de darse a pesar de la mayor presencia de mujeres “blancas”. Por otra parte, rescata otra vertiente de los matrimonios interétnicos, como fueron los realizados entre mujeres mexicanas y hombres de origen africano o chino. Si bien estos matrimonios no fueron cuantitativamente importantes, los pocos que se dieron permiten cuestionar la idea de que el aspecto racial era determinante, pues el estudio de Sal Acosta muestra que más importantes fueron las similitudes socioeconómicas, pues tanto mexicanos, como anglos pobres, afroamericanos y chinos, coincidían en sus lugares de residencia y en los trabajos, situación que favorecía sus matrimonios.

La importancia de los matrimonios interétnicos en Tucson, conduce al autor a profundizar en el análisis de las leyes y los discursos racistas, así como el efecto que tuvieron en la vida cotidiana de las personas. En este sentido hace un minucioso estudio de las leyes que en Arizona prohibían los matrimonios entre personas de “raza” blanca con afroamericanos, indios y chinos, así como su aplicación práctica. Un hallazgo al respecto fue encontrar que la retórica antimexicana de los publicistas del “destino manifiesto” no afectó a los matrimonios interétnicos, pues -por una parte- se incrementaron y por otro lado  encontró que en los conflictos conyugales y demandas de divorcio, no era usual que se argumentara algún problema derivado del discurso racista, como pudiera ser la ociosidad, suciedad o inmoralidad, atribuida a los mexicanos.

Lo anterior es explicado por Acosta, señalando que las preocupaciones de los divulgadores del “destino manifiesto”, por mantener la pureza de la raza blanca, no coincidían con las de los migrantes anglos en Tucson, pues estos buscaban los medios para una vida mejor y no tenían problema en relacionarse con la importante comunidad mexicana. De tal manera que este libro muestra que el discurso racista no siempre llega a la vida cotidiana de las personas que buscan el sustento diario, conclusión similar a la que llegó el investigador Leopoldo Santos Ramírez al analizar los matrimonios de anglos y mexicanos para tiempos más recientes. Lo cual es un rayo de luz en la obscuridad de la retórica racista norteamericana.

*Profesor investigador de El Colegio de Sonora, correo electrónico: mmedina@colson.edu.mx