» Convocatorias

  • nota - cursos - portales Cursos de Actualización 2017-1 »

    La Coordinación de Posgrado de El Colegio de Sonora convoca a los Cursos de Actualización 2017-1, dirigido a investigadores(as), profesores(as) y profesionales vinculados(as) con las ciencias [...]

» Novedades Editoriales

  • Portada-La-industria-automotriz La Industria Automotriz en México. Relaciones de Empleo, Culturas Organizacionales y Factores Psicosociales »

    La industria Automotriz en México. Relaciones de Empleo, Culturas Organizacionales y Factores Psicosociales. Coordinadores: Alex Covarrubias Valdenebro, Sergio A. SAndoval Godoy, Graciela Bensusán Areous, Arnulfo [...]

  • extraviado-641 Ángel extraviado »
  • itinerarios-639 Itinerarios errantes italianos. Nostalgias de un italómano. »

FOTO DE LA SEMANA: Pensando en ti

La imagen fue capturada por Jesús Morales.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

columna - zulemaportales

Planificando el riesgo

Zulema Trejo Contreras*

Desde las inesperadas lluvias de verano las calles de Hermosillo se convirtieron prácticamente en una fiel reproducción del paisaje lunar. Los baches convertidos en cráteres fueron blanco de quejas, burlas, irritación, molestia y protesta por parte de los hermosillenses que diariamente transitan por calles y avenidas de la ciudad. Siempre a la espera de que el gobierno municipal tomara cartas en el asunto, los ciudadanos tuvieron que perfeccionar sus habilidades en para manejar en las pistas de obstáculos que recorre la ciudad en todas direcciones.

Si bien es cierto que el deseo de ver pavimentadas las calles hermosillenses debe ser una prioridad para las autoridades municipales, no menos cierto es que llevar a cabo esta labor requiere de planificación, una planificación cuidadosa que tome en cuenta las múltiples variables que intervienen en la labor de pavimentación. En primer lugar habría que tomar en cuenta que el problema es generalizado, está presente en toda la ciudad. Segundo, el tráfico de Hermosillo no sólo es mucho sino que también es caótico no sólo en horas pico, en estas el caos aumenta a niveles increíbles.

El problema del tráfico trae aparejada la cuestión de los accidentes automovilísticos que, sin exagerar, ocurren todos los días con diferentes niveles de gravedad. La ausencia de pasos peatonales y la desconsideración de la mayoría de los automovilistas hacia los peatones hace de Hermosillo una ciudad donde el riesgo de transitarla es muy alto. Si a todo lo anterior añadimos que en estos momentos se realizan trabajos en las vías más transitadas: calle Rosales, boulevard Morelos, lo caótico aumenta de nivel riesgoso a nivel peligroso.

Sin duda los que transitamos por las calles de Hermosillo ignoramos las medidas de planificación que se toman en el gobierno municipal para hacer estos trabajos, pero si vivimos las consecuencias de las principales arterias de la ciudad con dos carriles abiertos en las horas en que el tráfico es enorme, y muchas veces son los carriles por donde más se circula; lo anterior ya ha provocado accidentes porque en su desesperación por llegar a donde quiera que vayan, los automovilistas cambian de uno a otro carril sin medir las consecuencias que ello implica en medio de un caos apenas controlado.

Otra pregunta que surge al ver las obras de pavimentación, ¿por qué siempre se pavimentan las mismas calles?, ¿será porque son las más visibles? Otra cuestión, ¿por qué al reconstruir banquetas se obvia tomar precauciones para que el transeúnte no ponga su vida en riesgo al tener que caminar por los carriles donde corren los autos a toda velocidad?

*Profesora-investigadora en El Colegio de Sonora.