» Convocatorias

  • nota - cursos - portales Cursos de Actualización 2017-1 »

    La Coordinación de Posgrado de El Colegio de Sonora convoca a los Cursos de Actualización 2017-1, dirigido a investigadores(as), profesores(as) y profesionales vinculados(as) con las ciencias [...]

» Novedades Editoriales

  • Portada-La-industria-automotriz La industria automotriz en México. Relaciones de empleo, culturas organizacionales y factores psicosociales »

      La industria automotriz en México. Relaciones de empleo, culturas organizacionales y factores psicosociales. Coordinadores: Alex Covarrubias Valdenebro, Sergio A. SAndoval Godoy, Graciela Bensusán Areous, [...]

  • foto-novedades La sierra y el viento »

    Gerardo Cornejo Murrieta.  

FOTO DE LA SEMANA: Resanar y pintar esperanza

La imagen fue capturada por Jesús Morales.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

columna-via-libre-portales

La gota de gasolina que derrama el vaso

Nicolás Pineda.*

El aumento del precio a la gasolina es la gota que está derramando el vaso de la gobernabilidad social. El gobierno está cayendo en contradicción flagrante con respecto a sus promesas y compromisos anteriores de no más aumentos a la gasolina, el gas y la energía eléctrica.

Sobre esto, además, mienten el Presidente y el Secretario de Hacienda al afirmar que el aumento se debe al incremento del precio internacional. Con solo cruzar la frontera nos damos cuenta de que la gasolina ha bajado en Estados Unidos, mientras que en México va al alza. Llevamos tiempo viendo que el precio de la gasolina baja a nivel internacional pero sube en México. Me consta que en Arizona el galón (3.78 litros) está a 2 dólares (40 pesos) lo que equivale a 10.58 pesos el litro, mismo que aquí se pretende cobrar a 16 pesos.

El problema es el IEPS

El precio de la gasolina tiene cuatro componentes: el costo de la gasolina (que depende de los costos de producción y del precio internacional), los costos del transporte que ahora serán variables por región, los impuestos que incluyen el IEPS (Impuesto especial de producción y servicios) y el IVA y la ganancia de los gasolineros.

De acuerdo a un análisis publicado en losimpuestos.com.mx, el precio de cien litros de gasolina incluye 722.10 pesos de costo, transporte y ganancia,  más 176.46 pesos de IVA y 417.44 pesos de IEPS, para dar un precio total de 1316 pesos. O sea que solo el IEPS constituye el 32 por ciento y, junto con el IVA, los impuestos significan el 45 por ciento del precio final. Sin embargo, por ley el monto del IEPS no se desglosa en el precio final de la gasolina.

Entonces, que no nos hagan bolas, el problema del gasolinazo está en los impuestos y la recaudación que se pretende alcanzar con el gravamen a los combustibles. La Ley de Ingresos del gobierno federal 2017 estima una recaudación por el IEPS de 257 466 millones de pesos, lo que representa un incremento de 73 028 millones de pesos más que en 2016. Si el gobierno baja el IEPS, baja el precio de la gasolina.

Para una protesta social efectiva

Ha habido protesta social y hay amenazas de que se puede caer en la violencia y el desorden. Sobre esto tengo las siguientes reflexiones:

Los movimientos sociales: se sabe cómo comienzan pero no se sabe dónde terminan. El destapar la inconformidad social contenida, con frecuencia provoca resultados perversos muy diferentes a los que se tenían en mente.

Los movimientos y protesta social tienden a ser más exitosos cuando tienen un objetivo claro y concreto que se justifica con datos, razones y evidencias. En este caso, por ejemplo, el objetivo pudiera ser la reducción del 50 por ciento del IEPS. Además, debe de cuidarse que no se provoque el recorte en programas socialmente sensibles. La demanda paralela puede ser, por ejemplo, que la reducción de ingresos se cargue a las prerrogativas de los partidos, a los bonos y prestaciones de los diputados y a los gastos de imagen del gobierno. Esto no sería un daño sino un beneficio social adicional.

Hay que definir, además, un destinatario concreto: en este caso los destinatarios son el Presidente, la Secretaría de Hacienda y la Cámara de Diputados, que aprueba la ley de ingresos.

Teniendo un objetivo claro, habrá que buscar los medios de presión y de demanda social. Estos son más efectivos cuando son pacíficos y planteados con serenidad, sin ánimo de violencia. Conviene expedir un documento o pliego petitorio que se difunda por los medios disponibles y redes sociales, exigiendo acciones concretas.

Teniendo este documento, se deben buscar los apoyos de asociaciones y medios y poner en práctica plazos y medidas de presión como junta de firmas (ya se está haciendo en change.org), desplegados, pancartas, bloqueos y otro tipo de manifestaciones pacíficas.

Estemos atentos y apoyemos las demandas para mejorar.

 

*Profesor-investigador en El Colegio de Sonora.