» Novedades Editoriales

  • Portada-La-industria-automotriz La industria automotriz en México. Relaciones de empleo, culturas organizacionales y factores psicosociales »

      La industria automotriz en México. Relaciones de empleo, culturas organizacionales y factores psicosociales. Coordinadores: Alex Covarrubias Valdenebro, Sergio A. SAndoval Godoy, Graciela Bensusán Areous, [...]

  • foto-novedades La sierra y el viento »

    Gerardo Cornejo Murrieta.  

FOTO DE LA SEMANA: Navidad en febrero

La imagen fue capturada por Jesús Morales.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

BIBLIOTECA

35 Aniversario de El Colegio de Sonora: enseñanzas, emociones y esperanzas

Rosana Méndez Barrón.*

Los embates de la economía nacional y las amenazas del nuevo gobierno americano hacen ver al 2017 como un año difícil; esta situación es aún más grave para el sector de ciencia y tecnología por su dependencia creciente de recursos. En medio de estos vaivenes, El Colegio de Sonora (COLSON), uno de los centros de investigación en ciencias sociales del noroeste de México, festeja sus primeros 35 años de fundación. Con arduos esfuerzos, sopesando crisis y desajustes presupuestarios, nuestro querido COLSON, como lo llamamos sus egresados y colaboradores, se mantiene firme en su labor de generar conocimiento científico y contribuir a la solución de los problemas sociales de Sonora y México.

En lo personal, tengo un fuerte vínculo afectivo con el COLSON. Llegué en agosto de 1998 para realizar mi servicio social y continué durante 1999 y parte de 2000 como tesista de un proyecto; ambas colaboraciones fueron mi primer acercamiento al campo de la investigación. Durante estas primeras incursiones experimenté ser parte de una comunidad al involucrarme en diversas actividades, algunas formales y otras informales. Concluidos mis estudios y como licenciada titulada continué por poco más de un año colaborando en diferentes tareas. Para 2001 ingresé al Programa de Maestría en Ciencias Sociales de la institución; me tocó ser parte de la novena promoción con un plan reorganizado en cuatro áreas de especialidad: política y asuntos públicos, salud, relaciones industriales y la mía, estudios regionales. En esos dos años me vinculé con profesionistas de diversas disciplinas y además disfruté de la expansión física de las instalaciones con la edificación de Casa Garmendia, espacio donde pasé varias horas de clases. Asimismo, fui testigo de la llegada de nuevos integrantes, tanto de personal administrativo y de apoyo, como de nuevos investigadores. Hubo más argumentación en los seminarios y exámenes y las fiestas fueron más nutridas y divertidas.

Entre 2003 y 2006 continué como parte de la institución, esta vez como asistente de investigación, y pese a que después de ello me alejé por cerca de dos años para ingresar en el servicio público estatal, en 2008 regresé para realizar mis estudios de doctorado. El programa contaba solamente con una generación y me tocaba nuevamente estrenar plan e instalaciones. Ahí pasé otros cinco años más, entre aulas, conocimientos y calor fraternal.

A prácticamente dos décadas de mi llegada, el COLSON es ampliamente reconocido como un espacio de nuevo conocimiento y debate en la región noroeste del país. Con una estructura sustentada en cuatro centros y un programa de investigación, edificios modernos y equipados con tecnología y conectividad, una biblioteca cuyo acervo documental no tiene comparación en la entidad, así como con acceso a bases de información electrónicas de diversos campos. La docencia y la investigación descansan en un conjunto de áreas de apoyo administrativo y de difusión y publicaciones; incluso se cuenta con un estacionamiento exclusivo. En este tiempo, además de estudiantes y académicos, han pasado por sus salones gobernantes, escritores, analistas, comunicólogos, candidatos políticos y una infinidad de personajes. Además, se cuenta con un acervo importante de producción científica, desde tesis de grado, proyectos, libros, conferencias y seminarios de toda clase.

En sus paredes se ha forjado el espíritu de generaciones y de las letras escritas en ellas se alimentarán muchas otras. El avance de la sociedad del estado y del país de las últimas tres décadas se debe en gran medida a su contribución. Más que un centro de investigación, el COLSON se erige hoy como un espacio de sabiduría, de discusión y de convergencia de ideas que, aunque a veces opuestas, llaman a la civilidad, a la concordia y al entendimiento humano, valores tan necesarios en estos días.

Me siento honrada de haber sido testigo presencial de su consolidación y espero poder seguir contribuyendo a su grandeza en el futuro próximo. Enhorabuena a toda la comunidad, sigamos cosechando éxitos.

*Doctora en Ciencias Sociales, especialista en desarrollo económico. Docente en UNISON, egresada y colaboradora en El Colegio de Sonora.