» Novedades Editoriales

  • Portada-La-industria-automotriz La industria automotriz en México. Relaciones de empleo, culturas organizacionales y factores psicosociales »

      La industria automotriz en México. Relaciones de empleo, culturas organizacionales y factores psicosociales. Coordinadores: Alex Covarrubias Valdenebro, Sergio A. SAndoval Godoy, Graciela Bensusán Areous, [...]

  • foto-novedades La sierra y el viento »

    Gerardo Cornejo Murrieta.  

FOTO DE LA SEMANA: Playa

La imagen fue capturada por Iván Aarón Torres Chon.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

MENSAJE RECTORA

35 años de El Colegio de Sonora

Estimado maestro Onésimo Mariscales Delgadillo, representante personal de la gobernadora del estado, licenciada Claudia Pavlovich Arellano, y del secretario de Educación y Cultura, maestro Ernesto de Lucas Hopkins.

Apreciado doctor Samuel Ocaña García, gobernador fundador de El Colegio de Sonora, es un verdadero gusto poder contar con su presencia en esta ceremonia tan significativa.

Muy apreciables integrantes del presídium

Colegas rectores de las diversas instituciones de educación superior en Sonora

Muy entrañables ex rectores de nuestra institución e integrantes de la Junta de Gobierno

Distinguidos funcionarios de los tres niveles de Gobierno

Colegas académicos de instituciones hermanas

Muy apreciados alumnos y ex alumnos de nuestra institución

Entrañable comunidad colsense

Amables representantes de los diversos medios de comunicación

Amigas y amigos todos:

Por eso yo profeso

la claridad que nunca se detuvo

y aprendí de las aves

la sedienta esperanza,

la certidumbre y la verdad del vuelo

Pablo Neruda

 

Elegimos como representativo del aniversario que hoy nos convoca el maravilloso poema de Pablo Neruda, chileno, que acabamos de leer porque sentimos que invoca en algunos sentidos el devenir de El Colegio de Sonora, institución que con sedienta esperanza de conocimiento emprendió el vuelo hace ya 35 años con la vista puesta hacia un mejor Sonora, hacia un mejor país y hacia una mejor sociedad.

Nuestra institución inició actividades el 28 de enero de 1982 de la mejor manera en la que pudo hacerlo: guiada, acompañada e integrada por grandes personas e impregnada igualmente de grandes aspiraciones y, lo más importante, con una visión de futuro gracias a mentes preocupadas por un mejor desarrollo educativo y cultural para Sonora como la tuvo el Dr. Samuel Ocaña García, ex gobernador fundador de esta casa de estudios, a quien hoy, muy merecidamente rendimos homenaje (y justo reconocer, quien también estuvo acompañado de otros grandes personajes precursores de nuestra institución).

Hoy, al cabo de siete lustros, quienes hemos tenido el privilegio de trabajar en la misión que se le encomendó podemos decir con orgullo que El Colegio de Sonora se ha convertido en una casa de estudios formadora de recursos humanos altamente capacitados y en un recinto de producción de conocimiento que busca aportar al desarrollo de la región y estar a la altura de la problemática y necesidades más sentidas de la sociedad a la que nos debemos por ser una institución orgullosamente pública.

Es así que El Colegio de Sonora ha asumido a lo largo de todos estos años, y lo seguirá haciendo, su compromiso con una investigación científica rigurosa, libre de intereses particulares, pertinente en temas y problemáticas trascendentes para la entidad y su gente como lo son el desarrollo económico y humano, las condiciones de trabajo y de vida, las desigualdades sociales, la migración, la salud, la escasez del agua, los derechos de los niños, niñas y adolescentes, la equidad de género, la evolución del sistema político, la evaluación de políticas públicas, el estudio y el rescate de la historia regional, entre otros.

Como se lo propuso desde su creación, El Colegio de Sonora se ha convertido en referente de consulta para sectores académicos y no académicos, como son diversos grupos y actores de nuestra sociedad, de organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, que buscan y encuentran en esta casa de estudios un lugar abierto para el debate con fundamento, que acepta y practica la diversidad de ideologías en un ambiente de pluralidad, respeto y tolerancia.

Mediante la estrecha vinculación entre investigación y docencia, la institución ha formado ya en sus posgrados a centenares de especialistas que se han integrado o reintegrado a laborar en instituciones de los sectores público, privado o social, en las que contribuyen con conocimientos, actitudes y valores adquiridos en su estancia en El Colegio. La calidad de la educación impartida en esta institución es reconocida nacionalmente por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, que ha otorgado en su evaluación la categoría de “competente internacional” a nuestro programa de Maestría en Ciencias Sociales, único programa de estudios de este nivel en todo el estado de Sonora que cuenta con este preciado reconocimiento.

Una nación o región sin educación de calidad y promotora del pensamiento crítico está destinada a la pobreza permanente, a la existencia sin derechos elementales como la libertad de pensamiento y de expresión, el análisis y la reflexión, sin herramientas para aportar al desarrollo de su país. El Colegio de Sonora se ha convertido a lo largo de estos años en un activo de la sociedad sonorense y es una muestra de que los recursos destinados a la educación y al conocimiento no son un gasto, sino que, por el contrario, constituyen una valiosa inversión.

Sin duda el camino en estos 35 años no ha sido fácil, pero gracias al esfuerzo, capacidad y disposición de sus profesoras y profesores investigadores, a su personal de apoyo académico, directivo y administrativo, es que se ha desarrollado un compromiso con la calidad y la misión institucional que han permitido a esta comunidad en su conjunto dar lo mejor de sí a pesar de situaciones adversas a lo largo de estos años. Aprovecho este momento para reconocer por su profesionalismo y compromiso a quienes han integrado esta institución en estos 35 años.

El diccionario de la Real Academia de la Lengua Española señala que la gratitud es el “sentimiento que nos obliga a estimar el beneficio o favor que se nos ha hecho o ha querido hacer, y a corresponder a él de alguna manera”.

En este 35 aniversario, la comunidad de El Colegio de Sonora, por mi conducto, desea expresar su gratitud hacia quienes han contribuido y aportado para que esta institución sea lo que hoy es.

A quienes han encabezado el Gobierno del estado, a través del cual la sociedad sonorense aporta los recursos para el sostenimiento de la operación regular de la institución y, entre ellos, de forma particular al doctor Samuel Ocaña García.

A las instituciones académicas que participaron en nuestra fundación y que siempre nos han acompañado: la Universidad Nacional Autónoma de México, El Colegio de México, la Universidad de Sonora y el Instituto Tecnológico de Sonora.

A los organismos nacionales rectores de la educación, la ciencia y la tecnología que también participaron en nuestra fundación e igualmente apoyan financieramente el desarrollo de las actividades institucionales: la Secretaría de Educación Pública y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

Como los buenos frutos se dan con años de esfuerzo continuo, hoy queremos reconocer y agradecer también el trabajo realizado por mis colegas ex rectores, dos de ellos aquí presentes, Cati Denman e Ignacio Almada, así como por nuestro rector fundador Gerardo Cornejo y por el maestro Jorge Luis Ibarra Mendívil. Para todos ellos un reconocimiento especial.

Un centro de investigación y docencia como el nuestro, sin la evaluación y orientación continua y rigurosa de un órgano tan trascendente como lo es su Junta de Gobierno, formada por reconocidas personalidades de los ámbitos estatal y nacional, no podría haber alcanzado los estándares de calidad y transparencia que hoy tenemos. Vaya nuestra gratitud total a quienes han formado parte en algún momento de nuestro máximo órgano de gobierno, así como a las y los integrantes de la Junta actual, representados aquí el día de hoy por el Dr. Pablo Wong.

En El Colegio de Sonora sabemos también que el trabajo aislado rinde pocos o nulos frutos. Por ello, durante años nos hemos dedicado a establecer y consolidar redes de colaboración multidisciplinarias e interinstitucionales, tanto a nivel local, regional, y nacional como internacional; porque si bien nos enfocamos al aporte del conocimiento para el desarrollo de la entidad, sabemos que es imprescindible analizar las problemáticas desde un contexto global. Nuestro programa de celebración es muestra de ello. Saludo y me congratulo de la presencia de colegas de las diversas instituciones de educación que nos acompañan, así como a las y los representantes de los distintos organismos con los que mantenemos convenios de trabajo y colaboración.

De forma especial queremos expresar nuestra gratitud a la sociedad sonorense a la que nos debemos. Y como la gratitud no es solo reconocimiento de lo que se nos ha dado, sino que, como dice la RAE, implica la obligación de corresponder, hoy queremos refrendar ante todos ustedes que El Colegio de Sonora estará siempre dispuesto, con una actitud y una vocación de colaboración, a trabajar por y para una sociedad más educada, más analítica, más crítica y participativa; refrendar nuestra disposición a contribuir, desde nuestro quehacer académico, a la superación de los viejos y nuevos retos que nos impone la actual situación del País y el entorno mundial, que requiere hoy más que nunca de la participación activa de toda la sociedad para la búsqueda de modelos, estrategias y acciones inteligentes, planeadas y basadas en información confiable y de calidad.

Tengan la certeza de que no nos sentaremos a contemplar los logros alcanzados, por el contrario, seguiremos ejerciendo la práctica de la autocrítica, la evaluación constante y continuaremos adelante con nuestra misión abrazando los valores institucionales que nos dieron origen y han guiado siempre por el buen camino: la autonomía, la multidisciplinariedad, la pluralidad, la transparencia y la rendición de cuentas.

 

¡Que viva El Colegio de Sonora!

Muchas gracias.