» Novedades Editoriales

  • Portada-La-industria-automotriz La industria automotriz en México. Relaciones de empleo, culturas organizacionales y factores psicosociales »

      La industria automotriz en México. Relaciones de empleo, culturas organizacionales y factores psicosociales. Coordinadores: Alex Covarrubias Valdenebro, Sergio A. SAndoval Godoy, Graciela Bensusán Areous, [...]

  • foto-novedades La sierra y el viento »

    Gerardo Cornejo Murrieta.  

FOTO DE LA SEMANA: Playa

La imagen fue capturada por Iván Aarón Torres Chon.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

portales-columna-nicolas

Cambio de época para México

Nicolás Pineda.*

Todo augura que hoy es un día que marcará un cambio de época. Por varios rumbos se detectan vientos de cambio. El cambio no lo marca el inicio de la presidencia de Donald Trump, sino que es más profundo. Trump es solo una manifestación de estos cambios. Veamos las principales tendencias.

El declive de la globalización

La globalización, que en buena medida se inició con la caída del Muro de Berlín y las políticas de libre mercado impulsadas a nivel internacional por Margaret Thatcher y Ronald Reagan, tiende a agotarse y a ser sustituida por políticas proteccionistas. Esta corriente de pensamiento llevó a la conformación de la Unión Europea y a la firma de muchos tratados internacionales de libre comercio. En México el liberalismo económico se introdujo principalmente a partir del presidente Miguel De la Madrid (1982-88) con la venta de empresas paraestatales. Posteriormente vinieron el Tratado de Libre Comercio y otros convenios internacionales. En su versión social, la globalización impulsó la migración de los países en desarrollo a Europa y a los Estados Unidos. Ahora se percibe un rechazo a la migración intercultural. La integración económica comienza a ser cuestionada por las crisis financieras de Europa y por el Brexit. Ante esta nueva tendencia, China y México, como líderes en globalización, se quedan “colgados de la brocha”. Incluso, pareciera que EUA tiende a renunciar al papel de policía del mundo que adoptó después de la Segunda Guerra Mundial. En general, se percibe una regreso a lo nacional y al proteccionismo interno. Se anuncian grandes cambios en la economía.

El petróleo a la baja

El apogeo de la abundancia de petróleo en el mundo ya pasó. La curva de las reservas internacionales comienza a descender. A pesar de su bajo precio en comparación con épocas pasadas, el petróleo es cada vez más difícil de extraer. En México lo estamos viviendo en carne viva. Casi de un día para otro, México pasó de ser un país petrolero a ser importador de gasolina. Las reservas mexicanas están muy mermadas. Ahora se extrae vía fracking y de las profundidades del Golfo de México. El alza del precio de la gasolina es la señal dramática de un cambio de época en este campo. A mediano plazo, esto impactará drásticamente en nuestra manera de vivir. Tendremos que revisar no solo el uso del automóvil sino también el diseño de nuestras ciudades y los medios de transporte. El recurso de las energías renovables, sobre todo la solar, se vuelve cada vez más rentable y atractivo. Del monopolio petrolero y de combustibles México tendrá que pasar a la diversidad de fuentes de energía. Nuestra forma de vivir tendrá que cambiar.

La adolescencia de México

México es como un país adolescente que ha estado subsidiado por el petróleo y por la migración al norte. En el siglo XX, el gobierno no requería del apoyo de los impuestos porque tenía el petróleo que financiaba la mitad de su gasto. La migración al norte siempre significó una válvula de escape para la pobreza y el desempleo. Ahora todo eso tiende a acabarse. El gobierno tiene que recaudar impuestos y los ciudadanos vigilarán celosamente el gasto. El país ya no podrá exportar tan fácilmente al norte a sus pobres y desempleados. México tendrá que reorganizarse y valerse por sí solo, generar su sostén con trabajo productivo y, al mismo tiempo, aliviar la pobreza y el desempleo de sus dependientes. Es una crisis de crecimiento. Si se aleja de los vicios y parrandas del dinero fácil de la corrupción y el narcotráfico, podrá convertirse en un adulto independiente y realizado. Pero eso depende de que sepamos sortear las crisis que se nos avecinan. ¿Podremos?

 *Profesor-investigador en El Colegio de Sonora.