» Novedades Editoriales

  • sierra-659 La sierra y el viento »
  • espacios-659 Espacios del desarrollo y las desigualdades en Sonora »
  • letraschiquitas-659 En letras chiquitas. Construcción de la ciudadanía y derecho a la información en salud. »

FOTO DE LA SEMANA: “Protesta en NYC”

La imagen fue capturada por Ramiro Antonio López.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

viruela-660

La viruela y el estancamiento demográfico

“La viruela era un problema de salud pública relativamente ignorado. Esta situación se hace evidente al observar las limitadas referencias en la documentación oficial, pese a representar 5 por ciento del total de las defunciones en los nueve asentamientos estudiados entre 1869 y 1900. De un total de 34 525 registros, 1 728 fueron consecuencia de esta enfermedad”, destaca en su tesis el maestro en ciencias Hiram Félix Rosas.

Para obtener el grado de doctor en Ciencias Sociales por El Colegio de Sonora, el egresado de la cuarta generación de este programa analizó cuatro brotes epidémicos de viruela que se experimentaron en Sonora entre 1869 y 1900.

El objetivo fue el de observar la manera en que dicho padecimiento pasó de ser un problema de salud pública que provocaba el estancamiento demográfico con sus manifestaciones epidémicas, a una enfermedad cuya presencia tendría que acotarse mediante la aplicación de acciones sanitarias.

“La investigación está ordenada en torno a dos ejes centrales: los efectos demográficos y las acciones sanitarias. A partir de la documentación de la esfera demográfica se identifica la magnitud, así como su distribución diferenciada en las distintas poblaciones de Sonora”, dijo.

En el trabajo titulado Las marcas de la viruela  (Sonora, 1869-1897), el autor explica que durante las cuatro epidemias que se presentaron a lo largo de este periodo se registraron 4 047 decesos por esta enfermedad en nueve localidades de Sonora: Hermosillo, Guaymas, Álamos, Ures, Magdalena, Pitiquito, Tubutama, Oquitoa y Aconchi.

Añadió que por su dimensión y la dinámica de la enfermedad, estas tres ciudades: Hermosillo, Guaymas y Álamos, centralizaron la mayor parte de las defunciones al presentarse 1 343 muertes por viruela, es decir, 33 por ciento de los registros a nivel estatal.

“La viruela es una enfermedad infecciosa que estuvo presente en el actual territorio nacional desde el siglo XVI hasta mediados del siglo XX. Durante la etapa colonial, la viruela siguió las rutas de conquista-colonización y marcó, junto a males como el sarampión, los ritmos de poblamiento”, señaló.

Durante los 32 años estudiados, 43 por ciento de las defunciones en todo el estado fueron por esta causa.

A diferencia de epidemias que tuvieron un impacto generalizado entre la población, como el cólera (1850-1851) o la fiebre amarilla (1883-1885), la viruela “respetó” a las familias de notables y se concentró entre los sectores menos favorecidos de la sociedad sonorense.

Félix presentó la defensa de su tesis el pasado 13 de diciembre frente a sus sinodales,  doctor José Marcos Medina Bustos, director de tesis, y las doctoras Chantal Cramaussel Vallet y Ana Lucía Castro Luque.