» Novedades Editoriales

  • sierra-659 La sierra y el viento »
  • espacios-659 Espacios del desarrollo y las desigualdades en Sonora »
  • letraschiquitas-659 En letras chiquitas. Construcción de la ciudadanía y derecho a la información en salud. »

FOTO DE LA SEMANA: “Entre las rocas”

La imagen fue capturada por Iván Torres.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

documentos-661

El Rechazo de los padres de familia de Sonora hacia los contenidos de los libros de texto gratuito en 1975. Un análisis del caso a través de las notas de los diarios El Imparcial y El Sonorense.

Tesia Banira Cruz Loustaunau*

  • Reforma educativa de 1972, esta tuvo lugar durante el sexenio de Luis Echeverría Álvarez, 1970 a 1976.
  • Los libros de texto pertenecientes a las materias de ciencias sociales y naturales para el sexto grado de primaria que causarían varias reacciones antagónicas en los estados de la república.

En

  • Diversos sectores de la sociedad mexicana como: El episcopado, gobierno, instituciones educativas, sindicatos, empresarios y asociaciones de padres de familia. Todos ellos se vieron envueltos en una polémica de estar a favor y en contra de los mencionados libros unos los consideraban adecuados por fomentar una visión analítica y crítica y otros los desacreditaban por estar en contra de nuestra patria.
  • Cambio contundente al sistema educativo, su objetivo era hacer evidente la ruptura ideológica con el régimen anterior y adaptar los planes de estudio de acuerdo a las transformaciones que se encontraban viviendo el país y a la situación actual de la época.

De ahí la idea de

  • Los nuevos libros, a diferencia de los anteriores que tenían un corte nacionalista y que fueron creados en la administración de Adolfo López Mateos, aspiraban a acentuar valores y actitudes como el diálogo, el pluralismo, la observación y el análisis.
  • La elaboración de los libros de texto le fue encomendada a equipos, cito:

“equipos interdisciplinarios de maestros, especialistas, pedagogos e investigadores de diversivas universidades y centros de investigación y de culturas nacionales” cierro cita.

Siendo Josefina Zoraida Vázquez la coordinadora del libro de ciencias sociales.

Sin embargo a pesar de esto hubo protestas y es que

  • La protesta contra los libros de texto no es nueva, ya que en la década de 1960, los padres de familia, la iglesia y los profesores manifestaron su rechazo a los libros. No obstante los motivos eran diferentes debido a que en 1960 la crítica era por la imposición del estado a que estos fueran los únicos en el aula, pero ahora la crítica era hacia el contenido de los libros de texto por el temor al efecto que pueda tener a los niños mexicanos.

Contenido de los libros:

  • El libro de ciencias naturales, a este libro se le se le condeno porque contenía lecciones dedicadas a un primer acercamiento de la educación sexual desde el punto de vista biológico, en lo que respecta a los genitales masculinos y femeninos.

En cuanto al

  • Libro de ciencias sociales, este recibió más críticas por considerarse un libro que enseña doctrinas contrarias a la nacionalidad y tradiciones mexicanas siendo el  más peligroso y tendencioso. Lo anterior debido a que el libro tenía simpatía por la historia y sistemas políticos de otras naciones lo que hacía sentir a la sociedad una vulnerabilidad hacia la identidad mexicana.

Antes de pasar a analizar la prensa sonorense, quiero dejar mencionar un concepto importante:

  • Catastrofismo ideológico, este es un término que introduce Carlos Monsiváis como la técnica de control que usa la derecha a su favor y cuyas funciones básicas son, cito

“Son alterar para inmovilizar, magnificar conflictos para minimizar la capacidad de acción y reflexión, usar la credulidad ante el rumor como solución de continuidad de la pasividad ante el autoritarismo” es el catastrofismo entonces un recurso que se ve continuamente en las notas publicadas por asociaciones de padres de familia y personajes pertenecientes al episcopado que atacan lis libros de texto.

  • En diciembre de 1974 René J. Arvizu, el director general de educación pública de Sonora, se encontraba de gira por la zona serrana del estado, esta era para inspeccionar los avances obtenidos con la implementación de las nuevas prácticas de enseñanza sugeridas con la Reforma Educativa.    Eran los últimos días de ese año y en Sonora aún no se hablaba de un rechazo a los nuevos Libros de Texto que se integrarían a partir de septiembre de 1975, pero algunas notas nacionales respecto al tema, de periódicos como Excélsior, comenzaban a publicarse en El Imparcial y El Sonorense, Estas notas eran de apoyo al contenido de los libros de texto gratuito.
  • Ante la preocupación nacional por los contenidos de los libros, el gobierno y los sectores que apoyaban los libros, comenzaron a ofrecer campañas informativas y de orientación a padres de familia y demás interesados. Se defendían de los grupos opositores argumentando en la prensa que estos no conocían la estructura didáctica de los libros, que aprovechaban la ocasión para desprestigiar al régimen, para explotar la ignorancia y esparcir el miedo como lo habían estado haciendo con otros temas.
    • El 26 de enero se publica en la Ciudad de México que el Clero se prepara para definir su postura sobre la educación sexual escolar. Obispos y arzobispos de todos los estados del país se reunirían en una asamblea del episcopado mexicano el 3 de febrero de 1975, para llegar a un acuerdo, pues ya entre sus filas se apoyaban dos corrientes de opinión. Por un lado, los jefes de la iglesia en Durango y Tlaxcala, monseñores Antonio López Aviña y Luis Munive Escobar decían que a educación sexual era un problema delicado de tratar en las escuelas. Munive había exteriorizado también que los libros de Ciencias Sociales predicaban “una práctica socializante y comunista”. Por otro lado, los cardenales de Guadalajara y México, monseñores José Salazar López y Miguel Darío Miranda, habían hecho público su pronunciamiento a favor de la enseñanza de la educación sexual.
  • A principios del mes de febrero la controversia de posiciones se hace visiblemente evidente en la prensa. Tanto el clero como el gobierno aceptaban que los padres de familia tenían un lugar importante en la educación de sus hijos, pero los padres de la Entidad todavía no habían manifestaban sus preocupaciones abiertamente. No obstante, el día 5 de febrero en El Imparcial se publicaron dos desplegados redactados por la Unión Nacional de Padres de Familia que habían sido publicados anteriormente en octubre y diciembre de 1974. Estos desplegados incitaban a los padres de familia a unirse a la lucha en contra de los LTG de Ciencias Sociales por considerarlos socializantes y al de Ciencias Naturales porque pensaban que la enseñanza sexual de la SEP era corruptora. Estos padres habían analizado el libro de texto del maestro de sexto año donde encontraron los puntos que fueron de su total desagrado.

En este desplegado se cuestiona la capacidad del maestro para impartir educación sexual y se hace especialmente una crítica a unos párrafos que mencionan a la masturbación como una práctica normal y a la forma en la que se presenta el tema de la evolución porque uno de los puntos al respecto sostenía que cito:  “la evolución no es un proceso ordenado, planificado o dirigido por algún ser superior o por la naturaleza”.

  • El día 8 de febrero la asamblea plenaria del episcopado mexicano hacía público su veredicto con respecto a los libros: “contienen afirmaciones y manifiestan ideologías inaceptables para la conciencia cristiana y aún para la moral humana”. En este comunicado se desarrollaban los cuatro puntos por los que se condenaba a los LTG.
  • El arzobispo de Hermosillo, Quintero Arce, en primera plana de El Sonorense se pronunciaba a favor de la educación sexual en febrero 14, sugería que esta debía ser “positiva, prudente, gradual y permanente para que sea realmente una educación sexual”. En El Imparcial, ese mismo día, aparece la opinión sobre el tema del gobernador del estado Carlos Armando Biebrich, quien admitió que algunas de las ideas plasmadas en estos textos, respecto a organización social, son avanzadas, pero no expresó críticas duras, sino favorables. Además, agregó que los capítulos de educación sexual: “contienen capítulos respetables para las costumbres y la tradición familiar”.

Sin duda, la polémica de los LTG se ha dejado sentir en el estado. En el mes de febrero, casi a diario se han publicado notas al respecto, y los sonorenses que opinan, incluso los religiosos como el arzobispo Carlos Quintero Arce, a pesar de que el episcopado mexicano los condenó, continúan su tendencia de apoyo a los LTG y se ofrecen espacios para discutirlos, analizarlos e integrar a los diversos sectores de la sociedad subrayando que estos libros son perfectibles.

  • En Sonora fue a finales del mes de febrero cuando estos actores salieron a la luz en la prensa, probablemente después de haber visto los desplegados de la Unión Nacional de Padres de Familia publicados en El Imparcial a principios del mes, donde in extenso se criticaban los contenidos de los libros de Ciencias Sociales y Ciencias Naturales; y debido a todas esas opiniones, ideas y reflexiones que se estaban publicando diariamente en los periódicos locales. En Hermosillo fue anunciada la creación de una Asociación Estatal de Padres de Familia el día febrero 14 de 1975 en El Imparcial, para integrarse a la Federación Nacional de Asociaciones de Padres de Familia, pero nada decía la nota sobre si la creación de esta nueva asociación estatal estaba vinculada al problema de los LTG. La Federación de Asociaciones de Padres de Familia del Estado de Sonora, queda oficialmente integrada el día 20 de febrero.
  • Otro aporte de una visión crítica de los LTG en Sonora, es el del director general del Colegio Regis, profesor Raúl Álvarez Carvajal, quien, en una entrevista publicada en El Imparcial en febrero 22, califica al enfoque de los libros de didáctico y demuestra que conoce y ha analizado con detenimiento los libros de Ciencias Naturales, Ciencias Sociales y las versiones para los maestros. Y es en el Libro del Maestro, donde considera que hay un párrafo relativo a las prácticas sexuales que podría malinterpretarse, aunque no lo especifica en la entrevista, se refiere a la explicación de la masturbación.
  • Después de unos meses de silencio en los medios locales, los padres de familia de Sonora comienzan a publicar manifiestos. El primer grupo que manifestó su desacuerdo con los LTG fue el de los padres de familia de la colonia Luis Encinas de Hermosillo, el día 24 de febrero en El Imparcial y en El Sonorense. La nota aparecía con la foto donde se muestran los integrantes del grupo y destacaba el título con negritas “Rechazan tendencias ideológicas del libro de texto”. Incluido en las páginas interiores, los padres escribieron un manifiesto que alertaba a otros padres de la familia y declaran su rechazo total a los contenidos nocivos de los LTG de la SEP y en el que incluían un análisis de por qué rechazaban a los libros de Ciencias Sociales y al de Ciencias Naturales. Otro grupo de padres, llamado el Frente de Padres de familia, Colonia Santa Isabel, el cual se mencionó en la introducción de este trabajo, publicó su propio manifiesto de oposición a los LTG el día 26 de febrero.
  • El Frente de padres de familia, Colonia Luis Encinas, ante una supuesta de negación de las autoridades educativas de admitir que ha habido varios grupos de oposición de padres de familia en Sonora, publica un desplegado nuevamente enlistando a los grupos de padres otras colonias y partes del estado que apoyan su causa y repudian los contenidos de los LTG. Asimismo, hacen un nuevo ataque a los LTG porque aseguran que “algunas personas de la Comisión Redactora y Revisora que elaborar los Textos ‘Gratuitos’ de la S.E.P., son gente extranjera colocada como funcionarios de nuestro país, cosa que es alarmante ya que nuestros hijos están llevando una educación conforme a ideologías extrañas a nuestro nacionalismo mexicano”[1], y enumeran los nombres de esos colaboradores extranjeros.
  • Solamente otro frente de estos dio prueba de su existencia en los diarios. El 17 de marzo el frente de padres de familia de la colonia Balderrama publicó en un pequeño espacio que después de analizar los libros en una reunión que sostuvieron, se llegó a la conclusión de que “su único fin es llevarnos al COMUNISMO, debido a sus argumentos tendenciosos y pecaminosos, y además pervertir y desviar la mentalidad inocente de nuestros niños.”[2] Así, exigían a la SEP que se rectificaran los contendidos y se retiraran los conceptos nocivos para sus hijos.
  • Modificación a los libros de texto, fue el miércoles 10 de septiembre cuando se dio la modificación de los libros de texto. El consejo nacional técnico de la educación, el profesor Moisés Jiménez Alarcón  hablo sobre cambios en el libreo de ciencias naturales pero no eran cambios muy notables y al libro de ciencias sociales se quitó material y se le agrego una sección sobre la historia de México desde la conquista a la actualidad, pretendiendo con esto reforzar la identidad nacional.

Conclusión

En la realización de la presente ponencia analizamos dos periódicos, El Sonorense y El imparcial. En el Sonorense en total son 49 artículos y en el imparcial son 94 dando como resultado 143 notas. En total por parte de los dos periódicos hay 68 noticias nacionales y 75 estatales, de estas son 72 positivas y 71 son negativas. De estos artículos se puede ver la unión a nivel nacional de la clase política al defender la reforma educativa y los nuevos libros de texto, por otro lado se observa la influencia de la iglesia católica a nivel nacional en la sociedad, que mediante sus comunicados en cierta forma metía presión a la sociedad utilizando recursos como el catastrofismo y haciendo que la sociedad actuara como en el caso de la sociedad de padres de familia a nivel nacional que con su comunicado logro obtener respuesta de los padres sonorenses, que a pesar de no haber podido consultar los libros por motivo de que no llegaron a Sonora, que adoptaron el discurso del desplegado Nacional, sin embargo no solo la iglesia tiene influencias en estos comunicados sino también algunos empresarios de Monterrey y Guadalajara que querían quitarle crédito al  presidente Echeverría.

En estos artículos se puede observar un miedo a perder la identidad mexicana a causa del comunismo, esto debido a que la religión católica era considerada en los mismos desplegados como parte de esa misma identidad. Por otro lado en  la educación sexual, que fue polémica pero no tanto como las ciencias sociales,  en esté tenor hubo un contrapeso a nivel estatal gracias a las publicaciones diarias de Monseñor Carlos Quintero Arce donde analiza este tipo de educación llegando a conclusiones interesantes.

Como resultado de este análisis se puede decir que la sociedad mexicana no estaba preparada por su tradiciones morales que tiene muy arraigadas aparte del miedo al comunismo que algunas acciones a nivel mundial causaron por otro lado a raíz del 2 de octubre del 68 Echeverría no era muy popular para la sociedad mexicana sin contar con el descontento del sector empresarial en varios estados. Por otro lado la educación sexual no tuvo un estudio profundoen la manera de impartirse por lo que hubo mucho descontento por los padres de familia.


[1] Desorientan al pueblo, defensores del libro de texto gratuito. El Sonorense, marzo 3, 1975.

[2] Otra protesta contra los libros de texto. El Imparcial, marzo 17, 1975.