» Novedades Editoriales

  • rys69 región y sociedad Vol. 29, Núm.69 »

     

  • espacios-659 Espacios del desarrollo y las desigualdades en Sonora »
  • letraschiquitas-659 En letras chiquitas. Construcción de la ciudadanía y derecho a la información en salud. »

FOTO DE LA SEMANA: “Muelle”

La imagen fue capturada por Tadeo Vázquez.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

agua-665

Determinantes socioeconómicos de la calidad del agua superficial en México

De acuerdo con cifras oficiales, en México solo 20 por ciento de las aguas residuales de las descargas urbanas e industriales se trata; esto significa que la mayoría de estas se vierten sin tratamiento ocasionando contaminación y reducen la disponibilidad de agua limpia, señalan los autores del artículo que se incluye en el número 69 de la revista región y sociedad.

La doctora María Eugenia Ibarrarán, el doctor Alfonso Mendoza y las estudiantes Cristina Pastrana y Érika Jazmín Manzanilla se plantearon como objetivo identificar la influencia de algunas variables socioeconómicas en la calidad del agua superficial en las regiones hidrológicas administrativas y proponer acciones para mejorarla.

En su texto “Determinantes socioeconómicos de la calidad del agua superficial en México”, enuncian que la calidad y la disponibilidad de agua de los ríos en México son cruciales para el desarrollo regional y nacional, pero tienen problemas graves: en 2006, 74 por ciento de las aguas superficiales tenía grados diferentes de contaminación.

“Es poco el efecto del aumento de las plantas de tratamiento de agua en cuanto a la contaminación; el incremento del caudal tratado es contraproducente para la calidad del agua. Estos elementos presentan aspectos importantes para ser abordados por las políticas públicas”, destacan.

Las tres regiones hidrológicas administrativas con mayor porcentaje de agua contaminada son Aguas del Valle de México, Península de Baja California y la del Lerma-Santiago-Pacífico (la primera y tercera siguen siendo de las más contaminadas desde 1988).

Concluyeron que los problemas de calidad del agua de los ríos en México son similares a los enfrentados por otros países, sin embargo, la experiencia internacional muestra que con tiempo, inversión y programas adecuados esto se puede revertir.

Agregan que la política pública en materia de agua sólo surtirá efecto si se enfoca en mejorar la calidad de las descargas municipales e industriales, las cuales provienen de zonas con gran actividad económica y densidad poblacional alta.

“Se debe detener la construcción de plantas de tratamiento y, en cambio, evaluar el lugar para ubicar las que vale la pena operar. Por otro lado, también es recomendable que auditores independientes verifiquen la calidad del agua tratada, porque es más conveniente mejorar la que ya se trata que seguir tratando cada vez más agua sin que haya un efecto perceptible en su calidad”, finalizan.

Los contenidos de la revista región y sociedad, número 69 pueden ser consultados en: https://regionysociedad.colson.edu.mx:8086/index.php/rys/issue/view/55/showToc