» Novedades Editoriales

  • rys69 región y sociedad Vol. 29, Núm.69 »

     

  • letraschiquitas-659 En letras chiquitas. Construcción de la ciudadanía y derecho a la información en salud. »

FOTO DE LA SEMANA: “Sentir la música”

La imagen fue capturada por Jesús Morales.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

documentos-666

Ser historiador(a)

Esther Padilla Calderón*

En una conversación sostenida por Javier Paniagua y José Antonio Piqueras —historiadores españoles— con el historiador inglés Eric Hobsbawm, en mayo de 1995,  éste señaló que “una de las funciones del historiador es precisamente formular problemas”. Hobsbawm indicó —para explicar su proposición— que si bien las preguntas quedan, “las respuestas no”. Y refirió su experiencia al respecto comentando: “[…] me ha sucedido varias veces que los problemas que he formulado han sido debatidos sin que se aceptasen mis soluciones”. (Piqueras 2016, 216). Lo que significa que problemáticas planteadas por él habían sido significativas académica y socialmente y, por ello, se discutían.

Justamente durante el desenvolvimiento de los dos primeros semestres correspondientes al desarrollo de los programas de posgrado de El Colegio de Sonora, los estudiantes se enfrentan a la tarea de plantear un problema de estudio, y como parte del planteamiento definen interrogantes, es decir, preguntas de investigación. No es una tarea sencilla, pero los jóvenes que se inclinan por hacer estudios de posgrado tienen —generalmente— inquietudes intelectuales relacionadas con la construcción de nuevos conocimientos, o sea inquietudes investigativas, por lo que plantearse un problema de investigación y expresarlo a través de interrogantes constituye un reto deseable.

En El Colegio de Sonora se desarrollan diferentes líneas de investigación relacionadas con disciplinas sociales y humanísticas. La línea de Estudios Históricos de Región y Frontera ofrece a los interesados en el ámbito de la Historia la posibilidad de formarse o de continuar su formación en diferentes campos temáticos de esta disciplina, tales como pueblos indígenas, “sonorismo”, usos sociales de tierra y agua, historia de instituciones públicas y privadas, y de prácticas y normas sociales, entre otros, en torno a los cuáles los estudiantes pueden diseñar y desarrollar proyectos de investigación para niveles de maestría o doctorado. Durante estos procesos, cuentan con el apoyo constante y personalizado de sus comités de tutores, así como del grupo de profesores que constituimos el Centro de Estudios Históricos de Región y Frontera y del conjunto de profesores de la institución, puesto que la interdisciplinariedad es una práctica vigente en la academia que integramos en El Colegio.

La historia es “un arma de análisis, de discusión”. “Acudir al pasado” permite “entender el mundo”. (Piqueras 2016, 289-291). Debido a esto no es difícil deducir por qué entre las muchachas y muchachos, así como entre los adultos, el conocimiento del pasado continúa siendo importante. Además, como señala Hobsbawm “los grandes problemas [mundiales] permanecen” y entre éstos menciona dos: “el problema ecológico” y “el problema de la desigualdad social”, los que no sólo persisten sino “en cierto sentido, aumentan”. ¿Qué puede explicar esto? De acuerdo con el historiador inglés, el desenvolvimiento que ha seguido la economía a nivel mundial “ha disminuido la posibilidad de esperar la acción de los Estados, de los gobiernos, de las administraciones nacionales que en el pasado han sido los grandes medios de control contra los impactos incontrolados del capitalismo”.  (Piqueras 2016, 294).

Evidentemente hacer historia —investigando, reflexionando, escribiendo, difundiendo— y hacer la historia —reflexionando e incorporándose a los movimientos sociales que buscan cambios urgentes a favor de las mayorías— son procesos ineludibles para nuestra época y nuestras sociedades. Por este medio extendemos una invitación a quienes puedan estar interesados en hacer historia y hacer la historia, para sumarse a la comunidad académica y de investigación de El Colegio de Sonora. Los interesados deben saber que ahora —en 2017— estamos llevando a cabo los procesos de selección y admisión para iniciar una nueva experiencia formativa en enero del 2018 junto a quienes decidan sumarse a la aventura de construir nuevos conocimientos y devenir historiador o historiadora.