» Novedades Editoriales

  • registrar-668 Registrar e imaginar la nación. La estadística durante la primera mitad del siglo XIX. Volumen I Jalisco, Estado de México, Nuevo México, Oaxaca, Sinaloa, Sonora y Veracruz. »

    Registrar e imaginar la nación. La estadística durante la primera mitad del siglo XIX. Volumen I Jalisco, Estado de México, Nuevo México, Oaxaca, Sinaloa, Sonora [...]

  • gobiernos-668 Gobiernos abiertos. Elementos para una política pública: del concepto a su implementación »

    Gobiernos abiertos. Elementos para una política pública: del concepto a su implementación

FOTO DE LA SEMANA: “35 aniversario”

La imagen fue capturada en el marco de la conmemoración del 35 aniversario de El Colegio de Sonora.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

tiempos-671

¡Ahí vienen los macheteros!

Zulema Trejo Contreras*

Hace más de cien años la frase ¡ahí vienen los macheteros!, causaba tanto temor como hoy en día. La diferencia entre el pasado y la actualidad es que los macheteros no eran asaltantes, sino que formaban parte del ejército republicano y estaban al mando del coronel Ángel Martínez. La zona de operación de los macheteros fueron los actuales estados de Nayarit, Sinaloa y Sonora. El temor a este grupo tenía que ver, como ahora, con el uso de machetes como armas ofensivas. La documentación histórica informa que en combate los macheteros conformaban una unidad que, machete en mano, se abalanzaban contra los enemigos diezmando sus filas.

La fama de los macheteros no se restringía al campo de batalla sino también a su actuación en contra de la población civil. Los mismos documentos que hablan de su valentía y furia en el combate, mencionan sus asesinatos de autoridades civiles, el saqueo de casas e iglesias; debido a estas acciones el pánico de los habitantes de los lugares atacados por los macheteros sin duda tenía una buena justificación. Ahora bien antes de juzgar a los macheteros hay que tomar en cuenta que su actuación se dio en el marco de una guerra, la guerra en contra del imperio de Maximiliano, por lo cual su conducta no se diferenciaba mucho del comportamiento de otros cuerpos del ejército tanto imperiales como republicanos. La diferencia con el ataque de los macheteros era el machete, un arma que exigía el combate cuerpo a cuerpo.

Los macheteros de la actualidad distan de asemejarse a los comandados por Ángel Martínez, la única similitud entre unos y otros es el uso del machete como arma. ¿Por qué un machete?, por la sencilla razón de que es un instrumento de trabajo que todo campesino –en la época de los macheteros originales- tenía a mano. La gente de Ángel Martínez no tenía que comprar su arma, tampoco requería de entrenamiento especial para usarla. Los actuales macheteros también tienen a mano el machete y es seguro que no lo usan en labores agrícolas, puesto que son gente que habita en zonas urbanas, y aunque no trabajen con el machete sí tienen abierta la posibilidad de comprarlos porque hoy como en el siglo XIX el machete no es un arma sino un instrumento de trabajo.

Los macheteros de Ángel Martínez tuvieron un motivo para usar el machete como arma, los actuales carecen de toda justificación, pero su derrota no depende de que los maten sino de que se resuelvan los problemas estructurales que les dieron origen.

*Profesora-investigadora en El Colegio de Sonora.