» Novedades Editoriales

  • registrar-668 Registrar e imaginar la nación. La estadística durante la primera mitad del siglo XIX. Volumen I Jalisco, Estado de México, Nuevo México, Oaxaca, Sinaloa, Sonora y Veracruz. »

    Registrar e imaginar la nación. La estadística durante la primera mitad del siglo XIX. Volumen I Jalisco, Estado de México, Nuevo México, Oaxaca, Sinaloa, Sonora [...]

  • gobiernos-668 Gobiernos abiertos. Elementos para una política pública: del concepto a su implementación »

    Gobiernos abiertos. Elementos para una política pública: del concepto a su implementación

FOTO DE LA SEMANA: “Sin título”

La imagen fue capturada por Inés Martínez de Castro Navarrete.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

tiempos-674

Consejos y consejeros

Zulema Trejo Contreras*

La conformación de consejos y comisiones para tratar diversos asuntos se emplea continuamente para resolver problemas específicos o para recomendar soluciones a un gobernante, sea rey, primer ministro o presidente. La historia recoge múltiples ejemplos de consejos, comisiones y consejeros. Por ejemplo, la reina Isabel I de Inglaterra tuvo un consejo denominado Consejo Privado de la Reina. En el seno de esta instancia se trataban y resolvían las cuestiones de gobierno más importantes. En la monarquía hispana los consejos eran una instancia de gobierno que estudiaba, resolvía y presentaba sus recomendaciones al rey para solucionar a alguna cuestión acerca de la cual se le hubiera consultado.

Aun los monarcas absolutos solían nombrar consejos o comisiones para que les asesoraran en asuntos de diversa índole. Una vez obtenido el resultado de la consulta, el rey podía implementarla o rechazarla. En la historia de México también se han registrado múltiples comisiones o consejos con o sin poder de decisión. Por ejemplo, a nivel nacional existió, en el siglo XIX, una instancia denominada Supremo Poder Conservador como contrapeso del Poder Ejecutivo y, como tal, entre sus funciones se encontraba vigilar, asesorar e incluso vetar decisiones del propio ejecutivo.

En cuanto a la forma de elegir a los integrantes de un consejo o una comisión no hubo muchas variantes, generalmente la facultad de nombrar a consejeros o comisionados recaía exclusivamente en la máxima autoridad de un estado o país. Por ejemplo, los integrantes del Consejo Privado de Isabel I de Inglaterra eran electos por la soberana, sin consultar a nadie más; también solía suceder que los integrantes de estos organismos se eligieran entre las personas que de una u otra forma tenían conocimiento del tema que trataría la comisión.

En la actualidad la formación de consejos y comisiones ha tomado nuevo auge debido tanto a la necesidad de legitimación de los gobiernos como a la exigencia de la ciudadanía por participar en la decisión de las cuestiones que nos afectan. No hablaré aquí del éxito o fracaso de las comisiones que existen actualmente en Sonora, diré solamente que deseo que quienes conformaron estas comisiones no se hayan regido por el precepto napoleónico que dice: “si quieres que un asunto no se resuelva, mándalo a una comisión”.

*Profesora-investigadora en El Colegio de Sonora.