» Novedades Editoriales

  • registrar-668 Registrar e imaginar la nación. La estadística durante la primera mitad del siglo XIX. Volumen I Jalisco, Estado de México, Nuevo México, Oaxaca, Sinaloa, Sonora y Veracruz. »

    Registrar e imaginar la nación. La estadística durante la primera mitad del siglo XIX. Volumen I Jalisco, Estado de México, Nuevo México, Oaxaca, Sinaloa, Sonora [...]

  • gobiernos-668 Gobiernos abiertos. Elementos para una política pública: del concepto a su implementación »

    Gobiernos abiertos. Elementos para una política pública: del concepto a su implementación

FOTO DE LA SEMANA: “El Colson en Aguascalientes”

La imagen fue capturada por Inés Martínez de Castro.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

rys70-681

La producción de agave disminuyó el bosque tropical y daña el medio ambiente

El incremento del cultivo de agave azul en Tonaya, Jalisco, modificó el paisaje y disminuyó el bosque tropical caducifolio, y aunque al principio no representaba un problema, a partir de 1966 sus efectos negativos para la población de Tonaya se hicieron notorios por los malos olores asociados a las vinazas que se vertían al drenaje urbano, aseguran los autores del texto “Contextualización socioambiental del agave en Tonaya, Jalisco, México”.

En su texto los autores explican que el agave se cultiva en Tonaya desde hace más de 170 años y fue entre 1900 y 1930 que se empezó a producir de manera más formal, lo que aumentó los residuos y eso generó malos olores en el ambiente.

“En Tonaya, el agave verde (Agave angustifolia Haw) se cultiva desde 1845, pero en la actualidad el agave azul (Agave tequilana Weber) lo ha reemplazado casi en su totalidad. El cambio de cultivo y el incremento en la demanda del licor de agave provocó daños ambientales”, describen.

En este artículo publicado en la revista región y sociedad número 70 se describe el contexto histórico, los efectos socioambientales generados por la industria destiladora de agave, y se analiza cómo intervienen las instituciones gubernamentales; un estudio hasta hoy inexistente para la región.

Los autores señalan que hasta 2011, es decir, 45 años después de que se empezaron a gestionar acciones para mitigar el daño ocasionado y a pesar de los esfuerzos por remediar el problema ambiental provocado por los residuos de la industria agavera, éste no se ha solucionado.

“Se tomaron decisiones que redujeron la contaminación ambiental. Sin embargo, muchas de las acciones se han abandonado, lo que de nuevo pone en riesgo la integridad del sistema acuático y lo que representa”, mencionan.

Los esfuerzos realizados por las instituciones ambientales son muy lentos y, cuando tienen éxito, retroceden porque no hay seguimiento ni continuidad por parte de las autoridades ambientales de los diferentes órdenes de gobierno, añaden.

La doctorante Francia Elizabeth Rodríguez Contreras y los doctores Luis Manuel Martínez Rivera y Carlos Palomera García, de la Universidad de Guadalajara, hacen algunas recomendaciones para hacer más efectivos los procesos para reducir los daños de la producción de agave.

Si deseas leer el artículo completo puedes ingresar a: https://regionysociedad.colson.edu.mx:8086/index.php/rys/article/view/406