» Novedades Editoriales

  • congre2-683 Historia panorámica del Congreso del Estado de Sonora, 2000-2016 »

    Volumen II Ignacio Almada Bay Víctor S. Peña

  • congre1-683 Historia panorámica del Congreso del Estado de Sonora, 1825-2000 »

    Volumen I Ignacio Almada Bay José Marcos Medina Bustos

FOTO DE LA SEMANA: “Mirando hacia arriba”

La imagen fue capturada por Alejandro Navarro.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

tiempos-688

Elecciones

Zulema Trejo*

El próximo año es año electoral. En el país se vivirá de nuevo la efervescencia de las campañas políticas, las sobreevaluaciones o descrédito de los candidatos, que nunca faltan, conjuntamente con la polémica que se desata en las redes sociales y los portales informativos. En medio del despliegue de las campañas, uno no puede evitar preguntarse cuándo se le dará prioridad al programa de gobierno del partido al que representa la o el candidato, en lugar de poner el énfasis de la campaña en la figura del candidato. Si nos atenemos a lo que significa gobernar una jurisdicción, la elección de quien gobierne debería basarse en dos aspectos: el programa de trabajo de esta persona y su capacidad de implementarlo. Estos factores poco o nada tienen que ver con la imagen del candidato o candidata a ejercer cualquier puesto de elección popular.

El buen gobierno de un país difícilmente tiene que ver con la personalidad de quien lo gobierna. Ciertamente han habido, a lo largo de la historia, gobernantes carismáticos que han dirigido con más o menos acierto. Como por ejemplo el caso de Benito Juárez, Abraham Lincoln, Lázaro Cárdenas. Ciertamente las circunstancias en las que éstos fueron electos eran diferentes a las actuales, así que la comparación entre los de antes y los de ahora no sería muy adecuada porque aquellos ya forman parte de un proceso concluido, en tanto que los actuales todavía están en medio de una etapa que dista de haber finalizado.

Volviendo al tema de las elecciones. Elegir a la o las personas que gobernarán el país en nuestra representación es una gran responsabilidad de la que no solemos estar conscientes; generalmente nos preocupamos por cuáles candidatos votar cuando nos encontramos en medio de las campañas mediáticas que proponen una u otra persona para ocupar una serie de puestos en los que la mayor parte de nosotros no habíamos pensado en los años previos.

Creo que para muchas personas puede resultar abrumadora la cantidad de información que intenta resumir el pasado y proyectar no uno, sino varios futuros en tan solo unos meses. En medio de este mar de información, ¿qué hacer?, ¿cómo llegar a salvo a la otra orilla? Una forma de empezar a obtener respuestas es comenzar a reflexionar acerca de qué tipo de futuro queremos para el país y quién es capaz de plantear y ejecutar un programa realista para ejecutarlo?