» Convocatorias

  • convocursos-700 Cursos de actualización 2018-1 »

    El Colegio de Sonora a través de la coordinación de posgrado convoca a cursos de actualización 2018-1. Dirigido a investigadores(as), profesores(as) y profesionales vinculados(as) con [...]

  • maestriaagua-700 Convocatoria ingreso Maestría Gestión Integral del Agua »

    Desde el 19 de enero se abrió la convocatoria de ingreso para la segunda promoción 2018 -2020 de la Maestría en Gestión Integral del Agua. [...]

» Novedades Editoriales

  • brincale-698 Bríncale no seas miedoso. Masculinidad y peligro en jornaleros agrícolas de Sonora »
  • transitoportada-698 Tránsito y retorno de la niñez migrante. Epílogo en la administración Trump »
  • directo-698 Directo al corazón. Mujeres y enfermedad coronaria, un estudio con perspectiva de género »

FOTO DE LA SEMANA: “La vista”

La imagen fue capturada por Alejandro Navarro.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

observatorios-698

El enfoque irresponsable de la responsabilidad social corporativa

Óscar Alejandro Sánchez Parra*

El tema de la responsabilidad social sorporativa (RSC) está presente tanto en las agendas como en los discursos de gobiernos, empresas, organismos internacionales, etcétera. Incluso se habla de que seamos personas socialmente responsables.

Una de las definiciones del concepto de RSC, que menciona Georgina Núñez, se refiere a los efectos que la empresa produce en su actividad económica, efectos que es necesario mitigar, subsanar o compensar. Dentro de los aspectos que se contemplan cuando se habla de RSC están los derechos humanos y laborales, la gobernabilidad corporativa y el medio ambiente.

El tema de la RSC ha sido abordado desde diversas teorías con sus respectivos enfoques. Las teorías de corte instrumental son las que han dominado en la práctica empresarial, donde lo fundamental es la relación costo-beneficio. Uno de sus enfoques es el de maximizar el valor para el accionista. Su representante más destacado es Milton Friedman, quien defiende la idea de mantener una economía de libre mercado y velar por los intereses de los accionistas o miembros de la empresa. Por tanto, su postura acerca de la idea de que debe existir una responsabilidad social por parte de la empresa u organización con sus trabajadores, el entorno social y el medio ambiente “es un malentendido del carácter y la naturaleza de una economía libre”. Este es precisamente el enfoque irresponsable al que nos referimos en el título del presente artículo.

Un ejemplo de esta visión instrumental de economía de libre mercado, en el contexto, discusión y aprobación de la reciente reforma energética en México, es la que han defendido políticos del PRI y del PAN. Incluso en el discurso de los panistas se enfatiza más. Aunque tratan de disimularlo cuando dicen que las grandes empresas trasnacionales van a tener una conducta y actuación socialmente responsable en suelo mexicano. Esto contradice lo que ellos mismos defienden, que es el enfoque de Milton Friedman, aunque es obvio que no lo van a aceptar en público.

Grandes empresas trasnacionales de la industria petrolera y minera no tienen un manejo socialmente responsable en la práctica cotidiana, en su relación con el entorno social y medioambiental, salvo que sean presionadas y forzadas a hacerlo. Un ejemplo reciente es el de Grupo México, la minera que ha estado contaminando comunidades del río Sonora, a la cual se le ha tenido que presionar para que repare el gran daño hecho a estas comunidades y su entorno.

Por supuesto existen otras teorías y enfoques que plantean una auténtica RSC, pero que no son las que dominan en la práctica empresarial. En este sentido, quizás el enfoque que más se opone al de Milton Friedman sea el que propone Keith Davis, el constitucionalismo corporativo. Donde la empresa debe desarrollar y mantener una sensibilidad social hacia la comunidad local, obteniendo con ello un mejor ambiente para llevar a cabo los negocios, con beneficios a largo plazo. Es decir, para este autor “una sociedad mejor da como resultado un mejor entorno para los negocios”. Apoya la idea de ser responsable en los negocios más allá del beneficio económico y de las leyes. Esto es importante porque muchas veces las leyes son insuficientes o no se cumplen en la práctica, beneficiando más a las empresas que a las comunidades y al medio ambiente.

Parece que en un futuro seguirá siendo hegemónico el enfoque irresponsable de la RSC, por lo que no se espera que haya grandes cambios en la forma como se han estado comportando empresas como Grupo México, carentes de una ética empresarial y de una  auténtica RSC.

*Estudiante del Doctorado en Ciencias Sociales de El Colegio de Sonora. Correo electrónico: osanchez@posgrado.colson.edu.mx