» Convocatorias

  • convocursos-700 Cursos de actualización 2018-1 »

    El Colegio de Sonora a través de la coordinación de posgrado convoca a cursos de actualización 2018-1. Dirigido a investigadores(as), profesores(as) y profesionales vinculados(as) con [...]

  • maestriaagua-700 Convocatoria ingreso Maestría Gestión Integral del Agua »

    Desde el 19 de enero se abrió la convocatoria de ingreso para la segunda promoción 2018 -2020 de la Maestría en Gestión Integral del Agua. [...]

» Novedades Editoriales

  • brincale-698 Bríncale no seas miedoso. Masculinidad y peligro en jornaleros agrícolas de Sonora »
  • transitoportada-698 Tránsito y retorno de la niñez migrante. Epílogo en la administración Trump »
  • directo-698 Directo al corazón. Mujeres y enfermedad coronaria, un estudio con perspectiva de género »

FOTO DE LA SEMANA: “La vista”

La imagen fue capturada por Alejandro Navarro.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

ysinembargo-698

La quiebra moral de la sociedad mexicana

Nicolás Pineda*

Llevamos varias semanas en que a diario los sonorenses recibimos noticas de crímenes, muertos encontrados, asesinatos violentos, incendios de casas, desaparecidos. Yo percibo un incremento en la criminalidad no organizada, una mayor inclinación de grupos sociales a delinquir, a cometer actos contra la sociedad, con menor respeto a la ley y a romper el orden establecido. ¿Por qué se está dando un incremento de la delincuencia y los crimenes violentos?

Experiencia personal y social

Durante casi veinte años he tenido un terreno campestre en donde construí un cuarto. Ahí confinaba herramientas y muebles viejos de poco valor. Durante muchos años no tuve problema. Pero en los últimos seis meses, tanto a mí como a mis vecinos “nos agarraron de encargo”. Los ladrones han hecho varias visitas, violaron ventanas y han saqueado el contenido. A un vecino le tumbaron una puerta; iban incluso con automóvil para llevarse palas, catres, mesas y asadores. ¿Qué hace que haya estos cambios de comportamiento y ahora se robe con soltura y sin temor a ser castigados? ¿Serán adictos necesitados de dinero? ¿Será que no hay vigilancia y la ocasión hace al ladrón?

Me parece que esto que me ha pasado en pequeña escala, está pasando también a niveles más amplios de la ciudad, el estado o el país, con crímenes mayores como homicidios y robos bancarios. Aparentemente se ha evolucionado del crimen organizado, limitado al tráfico de drogas de unos pocos cárteles, a muchos grupos criminales que controlan el tráfico local de droga. De un mercado local de droga primero controlado incluso por policías y funcionarios de seguridad, como en Nayarit, a otro fuera de control con muchos “tiradores” y proliferación de adictos y de formas de delinquir. Ya no es nomás la droga, sino ahora también es el robo de gasolina, la extorsión, el secuestro u otros giros negros. Ha pasado de ser un asunto localizado de policía, a uno más amplio de proliferación de comportamientos antisociales.

Me pregunto incluso si este relajamiento de los comportamientos sociales no está también relacionado con la relajación moral de los políticos y gobernantes. Reflexiono si los desvíos de fondos con fines electorales y personales (que también son robos) de los políticos y gobernantes no está relacionado y provoca también el relajamiento moral en otros niveles o ámbitos de la sociedad.

La ética cívica y la seguridad

Max Weber, uno de los pensadores sociales más connotados, escribió un libro titulado La ética protestante y el espíritu del capitalismo. Ahí plantea la tesis de que los comportamientos de trabajo, honradez, frugalidad y ahorro propiciados por ideas religiosas fueron los que fomentaron el desarrollo económico en los países de norte de Europa. De una manera más amplia, se puede decir que la ética o ideas morales predominantes de una sociedad determinan el nivel de confianza y seguridad con que se vive. Los japoneses, por ejemplo, tienen un sentido ético muy acendrado y es una sociedad muy segura. Las bicicletas se dejan sin seguro a la entrada del metro y nadie se las roba.

Otros sociólogos han planteado que los comportamiento de las personas tienen dos fuentes: una interna, que son los principios morales, y otra externa, que es la aplicación de las reglas, premios y castigos. De este modo, para que haya seguridad social se requiere que la mayoría de los individuos adopten principios morales (cívicos o religiosos) y que se aplique la ley (estado de derecho), y si la violan, que sean corregidos o castigados.

Por lo tanto, no es suficiente con que haya policías y vigilancia militar, también se requiere que en nuestra sociedad predominen los principios morales de respeto a la propiedad y a las personas. En México hace falta reforzar la ética y la moral cívica en la educación y en la vida diaria. Se requiere que los políticos y gobernantes de nuestro medio sean modelos de conducta.

*Profesor-investigador en El Colegio de Sonora.