» Convocatorias

  • maestriaagua-700 Convocatoria ingreso Maestría Gestión Integral del Agua »

    Desde el 19 de enero se abrió la convocatoria de ingreso para la segunda promoción 2018 -2020 de la Maestría en Gestión Integral del Agua. [...]

» Novedades Editoriales

  • brincale-698 Bríncale no seas miedoso. Masculinidad y peligro en jornaleros agrícolas de Sonora »
  • transitoportada-698 Tránsito y retorno de la niñez migrante. Epílogo en la administración Trump »
  • directo-698 Directo al corazón. Mujeres y enfermedad coronaria, un estudio con perspectiva de género »

FOTO DE LA SEMANA: Sín título

La imagen fue capturada por Anayeli Cabrera

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

examen-704

Propone la recuperación de espacios públicos y la peatonalización del centro urbano

“La peatonalización no se realiza con el único fin de crear zonas para caminar, sino de crear áreas públicas de esparcimiento, descanso, intercambio y convivencia social en medio del entorno construido, donde la comunicación se dé de forma más directa, con espacios más humanos, acordes a las necesidades de los usuarios y del amplio de la población”, señala Daniel Franco Garza.

En su trabajo de tesis, titulado: Movilidad y espacio público en el centro urbano y comercial de Hermosillo, Sonora. Beneficios socioeconómicos de la peatonalización, Franco Garza ofrece una reflexión sobre los posibles beneficios que un proceso de peatonalización traería consigo en el centro urbano y comercial de Hermosillo, Sonora, y analiza la relación de la movilidad urbana y la calidad del espacio público.

El egresado del programa de maestría en Ciencias Sociales de El Colegio de Sonora, comparte una propuesta de recuperación que se plantea a través del rescate del espacio público para crear mejores condiciones sociales, un mejor desarrollo urbano y una mejor calidad de vida en el centro de la ciudad por medio de sus espacios de circulación.

“La idea es promover poco a poco la apertura y el cambio de paradigma hacia la peatonalización y hacia nuevos conceptos y formas de pensar el ámbito urbano, sin forzar en un principio la situación, hasta hacer entender que en este tipo de zonas, por lo general, no es el medio motorizado el que acerca al cliente hasta la puerta del negocio, sino un espacio agradable y digno, accesible e incluyente para el peatón”, asegura.

Franco Garza explica que para su correcto resultado y funcionamiento, una verdadera zona peatonal es producto del conjunto y la articulación de varias vías peatonales en una área determinada, rearticulando el flujo vehicular y habilitando áreas alternas de estacionamiento.

Destacó que el espacio público debe ser lo más abierto posible, que genere sensación de amplitud y conexión con el ambiente; por lo que es necesario hacer adecuaciones y crear las condiciones para que el espacio sea de mayor agrado, por medio de sombras, vegetación endémica y áreas de descanso, para la gente que busca la protección del sol o del calor.

La rehabilitación o renovación integral del centro urbano de la ciudad, dijo, implica su revalorización, en aras de generar una imagen atractiva y en armonía, tanto para los residentes como para los visitantes de la ciudad; exige un esfuerzo ciudadano colectivo para su materialización.

Detalló que en Hermosillo, el uso del automóvil, la densidad habitacional y la construcción de viviendas en la periferia han derivado en problemas de movilidad, falta de espacios públicos habitables y ausencia de espacios alternativos para otras formas de traslado. Habló del crecimiento territorial y la expansión descontrolada.

“Los procesos de urbanización, de la mano del crecimiento y dispersión en las ciudades mexicanas y latinoamericanas, se basan en políticas de planeación urbana pobres y, en muchos casos, en la ‘no planeación’ de su estructura y vialidades. Esto se ha traducido en problemas sociales y económicos de distinta índole que frenan el desarrollo y limitan el acceso y el derecho a la ciudad a ciertos sectores de la población”, expresó.

Sin duda, el auto y las vías que conectan la extensión de la ciudad son necesarios, como lo es, y tal vez más, el espacio público de calidad para una ciudad sana y habitable, sobre todo en donde más gente camina: el centro de la ciudad. El vehículo particular, siendo un medio práctico para recorrer largas distancias y trasladarse a diferentes puntos de la urbe, deja de serlo en el área central, histórica y comercial (considerada como “el primer cuadro de la ciudad”) que, dada su configuración tradicional, no está preparada para la dinámica actual de movilidad. Por otro lado, a pesar de la construcción de centros comerciales cerrados o malls y la poca oferta cultural  de los espacios urbanos y públicos del centro de Hermosillo, muchas personas se resisten y conservan en los usos diversos, de carácter social, comercial y cultural.

Sin embargo, espacios así (en nuestro caso, el centro urbano y comercial de Hermosillo) se han visto afectados por las variaciones y alteraciones del tiempo y por los cambios de función (urbana, económica, social). Por ello, y para mantener su potencial, es necesario generar estrategias integrales de renovación y revitalización que le permitan mantenerse vigente y competir en el mundo actual.

Con la creación de zonas peatonales como estrategia de mejoramiento e higienización del espacio público y del espacio de circulación, la calle adquiere un sentido democrático y participativo, para transformarse en lugar de encuentro, de sociabilidad. La peatonalización representa un costo relativamente bajo en comparación con la construcción de otras infraestructuras de movilidad o rehabilitación, y trae consigo beneficios evidentes. Deviene en una mejor inversión. Se construye a partir de una base ideológica de recuperación del espacio público para el peatón, así como de preservación del medio ambiente, del entorno construido, creando un sistema urbano más equilibrado, que da lugar a zonas privilegiadas para actividades que van más allá del movimiento y la conexión.

Para lograr lo anterior es indispensable un transporte púbico de calidad (determinante para lo peatonal), que conlleve a sustituir el uso del auto para llegar al centro de la ciudad y a la zona para caminar. Por otro lado, es de suma importancia la creación de espacios públicos de recreación, puesto que la función del centro no sólo es comercial, sino que funge como nodo social y cultural. Un espacio amable y accesible, apto para diversas formas de actividad atraerá, sin duda, un mayor número de visitantes y clientes potenciales.

El pasado miércoles 17 de enero, Franco Garza defendió su trabajo de investigación  para obtener  el grado de Maestro en Ciencias Sociales ante las doctoras Mónica Olmedo Muñoz (directora de Tesis), María Luisa Gutiérrez Sanchez y Liz Ileana Rodríguez Gámez.