» Convocatorias

  • maestriaagua-700 Convocatoria ingreso Maestría Gestión Integral del Agua »

    Desde el 19 de enero se abrió la convocatoria de ingreso para la segunda promoción 2018 -2020 de la Maestría en Gestión Integral del Agua. [...]

» Novedades Editoriales

  • brincale-698 Bríncale no seas miedoso. Masculinidad y peligro en jornaleros agrícolas de Sonora »
  • transitoportada-698 Tránsito y retorno de la niñez migrante. Epílogo en la administración Trump »
  • directo-698 Directo al corazón. Mujeres y enfermedad coronaria, un estudio con perspectiva de género »

FOTO DE LA SEMANA: Vista del lago Arereco

La imagen fue capturada por Elsa Ivette Jiménez, en el estado de Chihuaua

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

sequia-705

Para mitigar la sequía: estrategias de gestión del agua

El principal obstáculo para que los Organismos Operadores de Agua Potable (OOAPAS) enfrenten y mitiguen la sequía, es la carencia de un sistema de información y de seguimiento de indicadores de pérdidas de agua, medición de consumos, tarifas recuperadoras de costos y cobro efectivo del servicio, señalan los doctores Nicolás Pineda Pablos y Alejandro Salazar Adams.

Destacan que la información es un requisito clave para la gestión adaptativa del agua y esa información es el resultado de la medición de cada uno de los pasos claves en el abasto, distribución, uso y consumo, y cobro del ciclo urbano de gestión del agua.

“La gestión es el elemento crítico para mitigar el impacto de la sequía en las ciudades, pero requiere de un sistema de información. Para que dicha información sea útil, se requiere que sea válida, sistemática y confiable. Además, dicha información debe procesarse y analizarse, a fin de que sea útil para la toma de decisiones”, explican.

En su artículo “Ciudades y sequía en México. La gestión del agua como estrategia crítica de mitigación publicado en 2016 en el volumen 7 de la revista Tecnología y ciencias del agua, los autores mencionan que la infraestructura también juega un papel de almacenamiento y sirve para demorar o retrasar los impactos.

El fenómeno de la sequía se relaciona con los comportamientos históricos de la precipitación y disponibilidad de agua, y es, por lo tanto, relativo a los niveles o promedios registrados de precipitación y humedad en un lugar determinado.

“Lo ideal sería que el impacto de la sequía fuera nulo, sin embargo, esta meta presenta limitaciones de dos tipos: uno, la información necesaria para determinar la magnitud y el momento de ocurrencia del impacto; dos, los recursos necesarios para contrarrestar el impacto”, expresan.

Advierten que su estudio trata exclusivamente de discutir las medidas que pueden adoptar por sí solos los organismos operadores de agua urbana en el ámbito local o municipal sin recurrir a la transferencia de derechos de agua de uso agrícola y sin incluir el reúso de aguas residuales.

Para que las ciudades mitiguen de manera efectiva los efectos de la sequía, detallan, se requiere que los OOAPAS mejoren su capacidad institucional y de manejo de información, a fin de que puedan desarrollar la gestión adaptativa de los servicios urbanos de agua.

La gestión adaptativa del agua requiere que la demanda o consumo de agua se reduzca a fin de compensar la baja en la disponibilidad que presenta la sequía meteorológica. Esta gestión se realiza principalmente por medio del control de pérdidas, medición de los consumos, precio o tarifa y cobro efectivo.

El texto completo en: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?pid=S2007-24222016000500095&script=sci_abstract