» Convocatorias

  • docus-697 Curso de actualización Pensamiento Social Latinoamericano »

    El Colegio de Sonora a través de la Coordinación de Posgrado Convoca al curso de actualización Pensamiento Social Latinoamericano Impartido por el Dr. Francisco Zapata [...]

  • maestriaagua-700 Convocatoria ingreso Maestría Gestión Integral del Agua »

    Desde el 19 de enero se abrió la convocatoria de ingreso para la segunda promoción 2018 -2020 de la Maestría en Gestión Integral del Agua. [...]

» Novedades Editoriales

  • brincale-698 Bríncale no seas miedoso. Masculinidad y peligro en jornaleros agrícolas de Sonora »
  • transitoportada-698 Tránsito y retorno de la niñez migrante. Epílogo en la administración Trump »
  • directo-698 Directo al corazón. Mujeres y enfermedad coronaria, un estudio con perspectiva de género »

FOTO DE LA SEMANA: Sín título

La imagen fue capturada por Anayeli Cabrera

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

examen-706

El reto del transporte público en Hermosillo para los gobiernos locales

El transporte urbano debe de dejar de verse como una cuestión de ingeniería o de financiación para la atención de la movilidad de quienes no poseen o no pueden manejar un auto, para convertirse en un reto administrativo y político para los gobiernos locales, asegura Sandra Acosta García.

En su tesis, “La gobernanza del transporte público urbano. Un estudio comparativo de los sistemas de Hermosillo, Sonora y León, Guanajuato 2009-2015″, sugiere lo anterior como una prueba de su capacidad de promover cambios en la prestación de servicios de transporte y en el comportamiento de los usuarios.

“Se precisa que el propio gobierno del estado utilice la información que en los últimos años ha venido consolidando en favor de mejorar su capacidad de respuesta para la atención de la demanda de los usuarios, y estimular el uso del transporte público”, explica.

De los medios de transporte urbano, menciona, el transporte público colectivo es el que mueve a la mayor parte de la población y generalmente se presta a través de concesiones, y es el que  prueba la capacidad los gobiernos para generar una acción colectiva, y que debería producir un valor agregado a la inversión pública que se refleje en mejoras para los usuarios y la comunidad en general.

Agrega que el transporte público urbano en Hermosillo, históricamente ha estado matizado por conflictos, que se agudizaron en el sexenio 2009-2015, cuando se llegó incluso a la interrupción de dicho servicio; y los cambios institucionales promovidos no modificaron la estructura de la cogestión, de tal forma que no produjeron un impacto positivo en la efectividad del sistema.

“No queremos decir que el camino para el Transporte Urbano en Hermosillo sea el incremento de la tarifa y la eliminación de subsidios, sino replantear los arreglos institucionales formales y no formales, hacer mayores esfuerzos de gestión para materializar un plan estratégico a largo plazo y con un paradigma de movilidad”, expresa.

Acosta García realizó un comparativo entre las ciudades de Hermosillo, Sonora y León, Guanajuato, en las cuales se han generado arreglos institucionales y de gobernanza que explican las diferencias en la evolución del servicio y los resultados alcanzados,  y en las que las capacidades de organización y los poderes compensatorios se asimilan como factores clave para la buena gobernanza urbana.

La gobernanza, entonces, como una nueva pauta en la relación entre gobierno y sociedad, que se hace visible y evaluable en las políticas públicas, debe contar con la participación ciudadana para evaluar el diseño y operación de políticas.

“Los estudiosos sostienen que las oportunidades que se generan para la innovación y la producción de conocimiento que repercutan en mejoras a partir de los datos abiertos son infinitas. La generación e inmediata publicación de datos del transporte público urbano sería una acción firme hacia la transparencia efectiva en el manejo de este servicio”, finalizó.

Este trabajo de investigación contó con la asesoría de los doctores Alex Covarrubias Valdenebro, Nicolás Pineda Pablos y Germán Palafox Moyers.