» Convocatorias

  • docus-697 Curso de actualización Pensamiento Social Latinoamericano »

    El Colegio de Sonora a través de la Coordinación de Posgrado Convoca al curso de actualización Pensamiento Social Latinoamericano Impartido por el Dr. Francisco Zapata [...]

  • maestriaagua-700 Convocatoria ingreso Maestría Gestión Integral del Agua »

    Desde el 19 de enero se abrió la convocatoria de ingreso para la segunda promoción 2018 -2020 de la Maestría en Gestión Integral del Agua. [...]

» Novedades Editoriales

  • brincale-698 Bríncale no seas miedoso. Masculinidad y peligro en jornaleros agrícolas de Sonora »
  • transitoportada-698 Tránsito y retorno de la niñez migrante. Epílogo en la administración Trump »
  • directo-698 Directo al corazón. Mujeres y enfermedad coronaria, un estudio con perspectiva de género »

FOTO DE LA SEMANA: Sín título

La imagen fue capturada por Anayeli Cabrera

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

tiempos-706

Responsabilidad y ciudadanía

Zulema Trejo Contreras*

La elección presidencial es un proceso donde converge un sinfín de factores que las y los ciudadanos debemos tomar en cuenta a la hora de emitir nuestro voto. El factor de mayor importancia es conocer y analizar la propuesta de las candidatas y  de los candidatos.

En un mundo donde los acontecimientos de un lugar repercuten en otro, donde las opiniones acerca de temas de lo más diverso corren a través de las venas de internet en el mismo momento en que se emiten, es necesario que  candidatas y candidatos estén conscientes de que la principal responsabilidad que tienen para con la ciudadanía es dar a conocer de forma clara los principios, planes y estrategias que proponen para regir el país los próximos cinco años.

¿Quién es el responsable de dar a conocer la propuesta de los candidatos? Una propuesta generalmente la da a conocer la propia persona que la formula, aunque en el caso de quienes aspiran a la presidencia son muchas las vías a través de las cuales se conocen sus propuestas. Eso no sería problema si el objetivo fuera dar a conocer lo que se propone, pues en ocasiones la estrategia de difusión opta por el camino negativo, es decir, la denostación.

Optar por una estrategia negativa juega en contra de quien la utiliza, ya que, en primer lugar, da la apariencia de que no se tiene confianza en la propuesta que se abandera. Se considera mejor denostar la propuesta de otros para que no se detecten los vacíos que pueda tener la propia. En segundo lugar, descalificar a los otros denota poca capacidad para presentar y defender lo propio. Por último, la vía negativa puede verse como falta de aptitud para plantear propuestas que resistan el análisis y la crítica de la ciudadanía.

La ciudadanía tiene el derecho y el deber de pedir a las candidatas y a los candidatos que den a conocer sus planteamientos de manera clara, precisa, bien argumentada. Y así como tenemos el derecho de exigir, también tenemos la responsabilidad de analizar, cuestionar los planteamientos propuestos, para llegar a las urnas con conocimiento pleno de lo que está en juego y votar con la seguridad de que el voto se emitió con responsabilidad, con la conciencia de que se votó por un programa de gobierno y una persona a la que se considera capaz de llevarlo a la práctica.

*Profesora-investigadora en El Colegio de Sonora.