» Convocatorias

  • docus-697 Curso de actualización Pensamiento Social Latinoamericano »

    El Colegio de Sonora a través de la Coordinación de Posgrado Convoca al curso de actualización Pensamiento Social Latinoamericano Impartido por el Dr. Francisco Zapata [...]

  • maestriaagua-700 Convocatoria ingreso Maestría Gestión Integral del Agua »

    Desde el 19 de enero se abrió la convocatoria de ingreso para la segunda promoción 2018 -2020 de la Maestría en Gestión Integral del Agua. [...]

» Novedades Editoriales

  • brincale-698 Bríncale no seas miedoso. Masculinidad y peligro en jornaleros agrícolas de Sonora »
  • transitoportada-698 Tránsito y retorno de la niñez migrante. Epílogo en la administración Trump »
  • directo-698 Directo al corazón. Mujeres y enfermedad coronaria, un estudio con perspectiva de género »

FOTO DE LA SEMANA: Dos realidades y un cristal

La imagen fue capturada por Luis Duarte, en Magdalena, Sonora

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

docus-707

Las niñas de Sonora

Alejandro Espinosa Granados*

Cuando reflexionamos sobre la situación de la infancia y la adolescencia, lo hacemos desde un ángulo general, rara vez reparando en las particularidades y variaciones que pueden existir a partir de su género. A partir de este punto, pretendo profundizar en la situación que guardan las niñas en el Estado de Sonora.

Vale la pena reconocer que diversos indicadores sobre educación, ocupación, pobreza, vulnerabilidad y otra clase de derechos colocan a las niñas y adolescentes sonorenses en una mejor posición en relación con otras entidades del país. En la variable de ocupación, el porcentaje de niñas que no estudian ni trabajan, (las conocidas como ninis), Sonora ocupa uno de los lugares más bajos del país con un porcentaje de 10.7 por ciento solo por encima de la Ciudad de México con 9.1 por ciento. Es sin embargo, de resaltar que el porcentaje de ninis femeninas es casi del doble que el de los ninis masculinos que es de 5.5 por ciento en Sonora y 5.1 por ciento a nivel nacional. Siguiendo con la tendencia nacional, las mujeres tienen cada vez mayores niveles de instrucción y menores de rezago educativo. En Sonora la cifra de mujeres de 15 años y más que no aprobaron la secundaria completa paso del 37.5 por ciento en el año 2005 a 26.7 por ciento en el año 2015, lo que representa una reducción de casi 10 puntos porcentuales.

Existen otros indicadores en los cuales Sonora se sitúa cercana al promedio nacional, y en los cuales se debe centrar la atención por parte de los programas y políticas públicas. Este es el caso de la tasa de maternidad entre adolescentes de 15 a 17 años, en el cual Sonora se ubica muy cerca del promedio nacional, con una tasa de 55 por cada mil. La tasa de mortalidad infantil en Sonora es de 9.7 por cada mil nacidos vivos lo que si bien la sitúa por debajo del promedio nacional de 10.8, es una cifra en la que cabe poner atención.

En las cifras de maltrato, el 8.3 por ciento de las niñas en el estado perciben que en su casa les maltratan y les pegan, 4.1 por ciento de las niñas entre 10 y 12 tienen esta misma percepción, y 3.4 entre las niñas de 13 y 15 años. Cabe destacar que estos índices se sitúan entre los menores del país, por lo cual es importante determinar en dónde se sitúan los focos rojos de la violencia contra las niñas en la entidad, los cuales aparentemente se encuentran ligados a problemas de alcoholismo, drogadicción así como la desintegración familiar. En cuanto al abuso sexual, se tienen los siguientes datos: 7.5 por ciento de las niñas entre 6 y 9 años declaran que algún miembro de su familia ha tocado su cuerpo. Entre las niñas de 10 y 12 este porcentaje es del 3.8 por ciento, mientras que para las niñas entre 13 y 15 años es de 2.7 por ciento. En todos los casos Sonora se sitúa por debajo del promedio nacional.

Por otra parte, la condición de Sonora como estado fronterizo, sitúa a la infancia que vive y que transita por la entidad en condiciones de vulnerabilidad en cuanto a delitos como la trata de personas, la corrupción de menores, explotación laboral, entre otros. Adicionalmente, las regiones con población indígena nativa y no nativa presentan otras dinámicas sociales que pueden representar peligros para la situación de las niñas en cuanto a la salvaguarda de sus derechos; tal es el caso de las niñas en los campos agrícolas en los cuales viven en condiciones muy precarias, y en ocasiones comienzan a trabajar desde edades muy tempranas.

Si bien el diagnóstico no arroja resultados del todo negativos, es importante prestar atención a las demandas y necesidades de las niñas en el respeto a sus derechos humanos con el objeto de aumentar su calidad de vida y su derecho a vivir una infancia en plenitud, una tarea en la que Estado y Sociedad deben participar de manera más activa.

Asistente Académico en El Colegio de Sonora. aespinosa@colson.edu.mx

Fuentes: Inmujeres, Encuesta Intercensal 2015 INEGI / REDIM, estimaciones a partir de las Estadísticas de Natalidad 2000 a 2012, INEGI / Infoniñez Sistema Educativo de los Estados Unidos Mexicanos, SEP, 2013 / Coneval-Unicef / Pobreza y derechos sociales niñas, niños y adolescentes en México 2016 / Indicadores Básicos 1990 – 2030, CONAPO / CEAMEG con base en Resultados de la Consulta Infantil y Juvenil 2012 IFE.