» Convocatorias

  • docus-697 Curso de actualización Pensamiento Social Latinoamericano »

    El Colegio de Sonora a través de la Coordinación de Posgrado Convoca al curso de actualización Pensamiento Social Latinoamericano Impartido por el Dr. Francisco Zapata [...]

  • maestriaagua-700 Convocatoria ingreso Maestría Gestión Integral del Agua »

    Desde el 19 de enero se abrió la convocatoria de ingreso para la segunda promoción 2018 -2020 de la Maestría en Gestión Integral del Agua. [...]

» Novedades Editoriales

  • brincale-698 Bríncale no seas miedoso. Masculinidad y peligro en jornaleros agrícolas de Sonora »
  • transitoportada-698 Tránsito y retorno de la niñez migrante. Epílogo en la administración Trump »
  • directo-698 Directo al corazón. Mujeres y enfermedad coronaria, un estudio con perspectiva de género »

FOTO DE LA SEMANA: Tené tu bici ya

La imagen fue proporcionada por Cristina Martínez Rascón

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

valibre-708

Los debates

Alvaro Bracamonte Sierra*

Ayer fue el primer debate de los presidenciables. Al momento de escribir estas notas desconozco el tono y el desenlace del encuentro que, a decir de la mayoría de los analistas, sería uno donde todos buscarían atacar al puntero: López Obrador. Éste mantiene una cómoda ventaja o, como mejor lo dice Jorge Castañeda, asesor estratégico de Anaya: “Los números son los que son, las tendencias son las que estamos viendo”, es decir, no niega la delantera del tabasqueño. Hace unos días el excanciller justificó haberse involucrado en la campaña del Frente bajo el argumento de que le veía posibilidades de ganar, si no, no hubiera aceptado. ¿En qué fincan los contrincantes del Peje sus posibilidades de triunfo si los números no les dan? al parecer les queda la confianza de que en algún momento se equivocará y eso podría revertir su fuerte posicionamiento.

Damián Zepeda, presidente sustituto del PAN, ha dicho que “el Peje siempre arranca arribita, pero luego se le alcanza y se le gana”, es su manera de intentar mostrar que confía en que tarde o temprano se enojará y ello, por sí solo, lo derrotará.

Con ese karma, aguzan todos los días y a cada momento sus sentidos para pillarlo en el error. Por ejemplo, cuando se supo que Napoleón Gómez Urrutia sería senador creyeron que había llegado el resbalón que esperaban; no lo fue. Como establecen los sondeos, las preferencias han aumentado. Lo mismo ocurrió con la desacertada crítica que le dirigió a Jesús Silva Herzog. También atisbaron sus adversarios el traspié en la confrontación que tuvo con Carlos Slim sobre la construcción del nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México. Aún no hay datos sobre si tuvo alguna consecuencia electoral, pero, si la hubo, todo indica que no será en la dimensión que ponga en riesgo la delantera del morenista.

Frente a los magros impactos que están teniendo “sus errores” en las tendencias, la mira ahora está concentrada en los debates. Se ha esparcido la idea de que el Peje es malo para esos ejercicios y que Anaya y Meade son implacables. Lo mejor de López Obrador, ciertamente, no son la televisión ni la radio; su hablar pausado seduce a pocos, lo que no significa que esté deshabilitado para esos menesteres, como quedó demostrado en anteriores debates en los que mostró un desempeño aceptable.

Recuerdo que en los meses previos a las fechas establecidas para los debates del 2012, Carlos Fuentes se atrevió a anticipar que Peña Nieto sería aniquilado por AMLO. Se suponía que EPN no poseía las luces suficientes como para salir airoso de un cara a cara; no sólo sería vencido por López Obrador, adelantaban, sino también por la abanderada del PAN, Josefina Vázquez Mota, quien llegaba con fama de buena polemista. Pero el resultado fue nada para nadie. Ninguno tuvo un desempeño fuera de lo normal y las preferencias no cambiaron sustancialmente.

Un desenlace similar pudo haber sucedido en el debate de ayer. AMLO, precedido de la fama de que no es bueno para esos esgrimas, sería arrollado por sus adversarios; de basarnos en esos elementos, el triunfador pudo ser Anaya, quien tiene fama de buen polemista, o Meade que con su fría inteligencia pudo haber minado las pretensiones del “joven maravilla” y las del tres veces candidato presidencial. Pero es posible que no haya ocurrido nada espectacular pues, a mi juicio, se ha minimizado la capacidad dialéctica de AMLO y se han magnificado los atributos del panista y del candidato priista.

La historia ha demostrado que es en el posdebate donde se dirime realmente el resultado de ese tipo de encuentros. Todos los candidatos cuentan con voceros y representantes capaces de inclinar la balanza hacia un lado u otro. No obstante, es posible que el voto duro de AMLO lo vea ganador, y el del PAN o el del PRI al suyo, como sería lo natural. En este escenario las tendencias no variarán nada, o muy poco, respecto a los porcentajes que marcan las encuestas. Esta hipótesis deberá confirmarse a partir de hoy.

*Profesor-investigador en El Colegio de Sonora.