» Convocatorias

  • docus-697 Curso de actualización Pensamiento Social Latinoamericano »

    El Colegio de Sonora a través de la Coordinación de Posgrado Convoca al curso de actualización Pensamiento Social Latinoamericano Impartido por el Dr. Francisco Zapata [...]

  • maestriaagua-700 Convocatoria ingreso Maestría Gestión Integral del Agua »

    Desde el 19 de enero se abrió la convocatoria de ingreso para la segunda promoción 2018 -2020 de la Maestría en Gestión Integral del Agua. [...]

» Novedades Editoriales

  • brincale-698 Bríncale no seas miedoso. Masculinidad y peligro en jornaleros agrícolas de Sonora »
  • transitoportada-698 Tránsito y retorno de la niñez migrante. Epílogo en la administración Trump »
  • directo-698 Directo al corazón. Mujeres y enfermedad coronaria, un estudio con perspectiva de género »

FOTO DE LA SEMANA: “El muelle”

La imagen fue capturada por Jorge Fernando Beltrán Juárez.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

tiempos-709

Caravana de migrantes

Zulema Trejo Contreras*

El libre tránsito de personas por el territorio nacional es una garantía constitucional otorgada a los ciudadanos mexicanos, sin embargo, negar ese derecho a las personas que huyen de países en los cuales la violencia se ha tornado intolerable sería ignorar el llamado a la solidaridad para con las personas que padecen a causa de la inseguridad en sus países de origen. Es por ellos, como dicen algunos medios, que el gobierno mexicano se encuentra entre la espada y la pared ante el paso de la caravana de migrantes 2018 con destino a la frontera norte.

La intención de las y los integrantes de la caravana de solicitar asilo al gobierno estadounidense se topa con la política antiinmigrantes que ha desplegado Donald Trump desde que tomó protesta como presidente de Estados Unidos. Apelar a razones humanitarias para conseguir su propósito podría ser un buen argumento, si la sociedad y el gobierno estadounidense estuvieran abiertos a la recepción de migrantes, aunque desafortunadamente la situación es muy diferente. Antes que abrir su frontera a la migración, el gobierno de Donald Trump ha pugnado por cerrarla totalmente.

Bajo estas circunstancias políticas cabe preguntarnos qué pasará con todas estas personas que emprendieron un viaje de miles de kilómetros con la fuerza que trae consigo el sueño de arribar a territorio norteamericano, un país donde el famoso american dream ya no es posible ni para los propios americanos. Sin embargo, no es posible desvanecer sueños ajenos ni cuartar libertades, mucho menos si estas se cimentan en el miedo y la falta de oportunidades en los países de origen de los migrantes.

El paso de la caravana de migrantes nos deja a los sonorenses con la responsabilidad moral de recibirlos de manera digna, satisfaciendo sus necesidades básicas, puesto que, estemos o no de acuerdo con su decisión de llegar a la frontera e intentar el cruce a Estados Unidos, debemos tener presente que son seres humanos a quienes la necesidad ha llevado a lanzarse a esta caminata sin certidumbre de ningún tipo, arriesgando su salud e incluso la vida.

México une a Centro América con Estados Unidos así que en la medida en que la pobreza e inseguridad crezcan en los países que conforman América Central, más frecuente será el paso de migrantes a Norteamérica. Ante esto ¿qué vamos a hacer los mexicanos?, ¿qué medidas tomará el gobierno? Las preguntas no tienen respuesta fácil, pero hay que ir pensando cómo responderlas.

*Profesora-investigadora en El Colegio de Sonora.