» Convocatorias

  • docus-697 Curso de actualización Pensamiento Social Latinoamericano »

    El Colegio de Sonora a través de la Coordinación de Posgrado Convoca al curso de actualización Pensamiento Social Latinoamericano Impartido por el Dr. Francisco Zapata [...]

  • maestriaagua-700 Convocatoria ingreso Maestría Gestión Integral del Agua »

    Desde el 19 de enero se abrió la convocatoria de ingreso para la segunda promoción 2018 -2020 de la Maestría en Gestión Integral del Agua. [...]

» Novedades Editoriales

  • sonora-711 Sonora. Problemas de ayer y hoy, desafíos y soluciones »
  • memoria-711 Memoria del 35 aniversario de El Colegio de Sonora »

FOTO DE LA SEMANA: Cactus muerto en el Pinacate

La imagen fue capturada por Anayeli Cabrera Murrieta

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

artinves-711

Escalpar como táctica para expulsar a los apaches de Sonora

El conflicto por los recursos de la región entre los pobladores de la entidad mexicana de Sonora con los apaches, durante el siglo XIX, incluyó medidas como gratificar por las cabelleras de apaches con el fin de exterminarlos, aseguran los doctores Norma Guadalupe de León Figueroa e Ignacio Almada Bay.

Explican que la práctica precolombina de escalpar a los enemigos vencidos se acompañaba de significados vinculados con el poder y la guerra, y la  llegada de los europeos alteró y propagó esta costumbre.

“Esta táctica del gobierno local, promovida entre 1835 y 1886, resultó contraproducente al hacer las incursiones apaches más violentas para vengar el agravio. El establecimiento de los ejércitos de México y Estados Unidos para pacificar este espacio fronterizo y convertirlo en polo de crecimiento, como parte del proceso de configuración de los Estados nacionales, puso fin a esta cruel práctica”, destacan.

Los autores del texto Las gratificaciones por cabelleras. Una táctica del gobierno del Estado de Sonora en el combate a los apaches, 1830-1880 mencionan que para los grupos nativos americanos escalpar a los enemigos vencidos era una práctica que tenía significados relacionados con el poder y la guerra.

Agregan que ante las continuas incursiones, autoridades y vecinos sonorenses desplegaron, a lo largo del siglo XIX, una gama de prácticas y políticas para hacer frente al conflicto con los apaches con las cuales reportaron éxitos parciales, pero las incursiones permanecieron intermitentes a lo largo de prácticamente todo ese siglo.

“El odio y el deseo manifiesto del gobierno de exterminar al apache entraron en juego al aplicar esta medida, pero escalpar no revistió el simbolismo ni los significados que la acompañaban del lado de los atapascanos, obedeció sobre todo a razones prácticas, pues era más sencillo presentar una cabellera que transportar un cuerpo o una cabeza como prueba de haber dado muerte a un apache”, exponen.

García de León y Almada indican que las gratificaciones por cabelleras abrieron una nueva etapa en las relaciones entre apaches y sonorenses, caracterizada por un aumento en los niveles de odio y violencia, sobre todo del lado atapascano, no sólo por la alta estima en que tenían la vida de su gente, sino porque la mutilación de un apache era infinitamente peor que la muerte.

Advierten que esta táctica para acabar con el apache no tuvo éxito, sin embargo permaneció en vigor medio siglo, tanto como el discurso del gobierno sonorense mantuvo la postura de que el exterminio era la solución al conflicto apache.

El artículo completo puede consultarse en http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2007-49642016000100004 y fue publicado originalmente en la revista Intersticios Sociales de El Colegio de Jalisco.